La portada de mañana
Acceder
El último órdago de Putin provoca una nueva escalada de la guerra en Ucrania
El auge del empleo reduce los jóvenes que ni estudian ni trabajan a mínimos históricos
Qué fue y qué no fue el 1-O, por Neus Tomàs

La licencia deportiva única va camino de otro recurso de inconstitucionalidad desde Andalucía

Refugiados durante un partido de fútbol.

Se terminaron las licencias deportivas que hasta el momento expiden las federaciones de cada comunidad autónoma para competiciones autómicas, y sólo habrá una de carácter estatal para competir a nivel nacional o regional. La norma aprobada por el Gobierno de la Nación para establecer una única licencia deportiva puede acabar con otro recurso de la Junta de Andalucía en el Tribunal Constitucional por invasión de competencias de la autonomía. Lo entiende así el PSOE-A, que presentará en el próximo pleno del Parlamento de Andalucía una proposición no de ley contra esta medida, incluida en el proyecto de ley de racionalización del sector público y otras medidas de reforma administrativa aprobado el pasado 17 de enero por el Consejo de Ministros.

Andalucía recurre la Lomce ante el Constitucional y busca reducir religión al mínimo

Andalucía recurre la Lomce ante el Constitucional y busca reducir religión al mínimo

Con esta proposición no de ley, Andalucía se suma a las comunidades autónomas que se han mostrado ya en contra de esta medida, como es el caso de Galicia, País Vasco, Cataluña y Comunidad Valenciana, que “son las que tienen más competencias en la materia transferidas”, como explica el diputado del PSOE-A José Bernal. Este confía en que con estas proposiciones no de ley el Gobierno de la Nación dé marcha atrás en la medida, pero si no lo hace, avisa de que el Parlamento de Andalucía “impulsará la presentación de un recurso en el Tribunal Constitucional por invasión de competencias” y “seguramente” también lo haga la propia Junta de Andalucía.

Lo que más le preocupa es que esta licencia única deportiva supondrá que las federaciones de las autonomías perderán su principal fuente de ingresos, porque se otorgará estatalmente, y además tendrá un coste mayor para el usuario. Se calcula por ello que supondrá la baja progresiva de más del 50% de las licencias deportivas autonómicas, la desaparición de más de 7.500 entidades deportivas de la región y la eliminación de más de 200 puestos de trabajo directos e indirectos relacionados con las federaciones. En total, se calcula que las federaciones de Andalucía verán reducidos sus ingresos entre los 5 y 6 millones de euros.

“Las federaciones se quedan sin su principal fuente de ingresos y además supondrá un coste adicional para los federados porque estas licencias son más caras, pero también se desvirtúa la competición”, recalca José Bernal, en referencia a que esa nueva licencia deportiva permitirá competir en pruebas regionales de cualquier comunidad autónoma y no de la que uno es federado.

El secretario general de la Confederación de Federaciones Deportivas de Andalucía (CFDA), Alfonso Escribano, lo explica con el siguiente ejemplo: “En estos momentos se compite a nivel autonómico por ejemplo y si uno se clasifica pasa luego a un campeonato nacional, europeo, etcétera. Con el nuevo sistema, un deportista de cualquier comunidad autónoma podrá elegir competir en otra que no sea la suya. Si por ejemplo, en Madrid hay muchos tenistas buenos y tiene menos opciones de clasificarse, pues decide presentarse por Extremadura, por ejemplo, y así se clasifica más fácilmente”.

En la proposición no de ley, para la que el PSOE-A contará con el apoyo de IU y espera que también se sume el PP-A, “como ha hecho en otras comunidades autónomas donde ya se han presentado”, se rechaza la implantación de este sistema en Andalucía y se insta al Consejo de Gobierno a que tome todas las medidas necesarias para defender las competencias recogidas en el Estatuto de Autonomía y a que pida al Gobierno de la Nación que retire su propuesta.

Las consecuencias

Esta modificación del artículo 32.4 de la Ley del Deporte (10/1990) afectará en Andalucía a las 61 federaciones y la CFDA, a los más de 10.900 clubes (un 17,5 % del total) y a las 576.481 licencias deportivas existentes ahora (un 16,5% del total). “Supone una intromisión ilegítima de la Administración General del Estado en una materia, el deporte, cuya competencia pueden asumir las comunidades autónomas conforme a lo dispuesto en el artículo 148.1.19 de la Constitución Española”, recuerda el texto que se someterá a la votación. Pero además, Andalucía ha asumido con carácter exclusivo en su Estatuto de Autonomía (artículo 72.1), esta competencia y tiene su propia Ley del Deporte (6/1998).

José Bernal entiende que la medida “persigue enmascarar un mecanismo de mejora de la situación financiera de las federaciones nacionales. ”El Gobierno de la Nación quiere compensar la drástica reducción de las subvenciones que recibían a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (alrededor de un 50%) a costa del bolsillo de los deportistas con licencia deportiva autonómica, ya que en la práctica serán ellos los que sostengan las estructuras de las federaciones estatales compitan o no a nivel nacional“.

Entiende también que va a implicar “una grave distorsión en el desarrollo del deporte base”, por el encarecimiento de la ficha. “Esto irá tanto contra la promoción del deporte base que viene desarrollando el Gobierno de Andalucía, como contra la captación de talentos que vienen haciendo las federaciones de la comunidad autónoma”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats