La portada de mañana
Acceder
Los expertos alertan de que situar la Navidad como horizonte es un error
Madrid y Extremadura optan por el toque de queda laxo a pesar de estar en riesgo alto
Opinión - Si esto es una guerra, España va perdiendo, por Esther Palomera

¿Qué pasa cuando alguien queda 'desimputado'?

El TSJA archiva la denuncia contra el consejero andaluz de Economía

La noticia de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado la causa contra el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha sido recibida con satisfacción por el Gobierno de Andalucía, especialmente porque se conoce en plena campaña de las elecciones generales del 26 de junio en una administración habituada a recibir autos en contra de los suyos en estos periodos, y porque este caso ha sido reiteradamente usado por la oposición para arremeter contra el Gobierno de Susana Díaz, que nunca ha optado por su destitución convencida de que no se trataba de un caso de corrupción, límite en el que ha puesto sus exigencias.

El TSJA investigará al consejero de Economía por posibles irregularidades cuando era vicerrector

El TSJA investigará al consejero de Economía y Conocimiento por posibles irregularidades cuando era vicerrector

El propio Antonio Ramírez de Arellano llegó a poner su caso a disposición de la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, tras conocerse que el TSJA iniciaba una causa contra él por entender que, pese a no ser relativa a su etapa como consejero, podía dañar la imagen del Gobierno de Andalucía. Dimisión que no fue aceptada por Susana Díaz, confiada en que saldría bien parado de este proceso.

Tras conocerse este martes que el TSJA archiva el caso contra Antonio Ramírez de Arellano, por la que estaba investigado en relación a una adjudicación en su etapa como vicerrector de la Universidad de Sevilla, el Gobierno de Andalucía ha celebrado estos hechos. Se ha conocido poco después de las tres de la tarde por lo que en la rueda posterior a los consejos de gobierno de los martes el portavoz del Gobierno de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, no ha tenido ocasión de trasladar a la prensa la satisfacción de la Junta de Andalucía por esta decisión. Eso pese a que este mismo foro ha sido usado reiteradamente  por el portavoz para pedir "mesura" en relación a este caso y denunciar la "criminalización" de una persona "honesta", reclamando constantemente que no se pusiera en duda su honorabilidad con una repercusión que entendía injusta de su enjuiciamiento.

Poco después de trascender la noticia, la propia Susana Díaz se ha apresurado en escribir en su perfil en Twitter:

La presidenta ha expresado de esta manera su satisfacción por la decisión del TSJA, que no ha encontrado indicios de delitos de prevaricación y falsificación en la adjudicación del proyecto arquitectónico del Centro de Transferencia de Resultados de Investigación de la Hispalense (Centrius) cuando Antonio Ramírez de Arellano era vicerrector de Infraestructuras de la Universidad de Sevilla, hechos por los que el alto tribunal había decidido investigarlo tras la denuncia del Colegio de Arquitectos de Sevilla.

Se da la circunstancia de que el enjuiciamiento de su consejero ha sido usado por buena parte de la oposición para atacar a Susana Díaz, quien decidió no tomar medidas en este caso por entender que no se trataba de un caso de imputación por corrupción. Desde el PP-A la acusaron de jugar con fuego por haber nombrado a un consejero sobre el que pesaba este sospecha, y también desde Podemos le han recriminado en reiteradas ocasiones estos hechos, igual que han ido contra C's por no ser exigentes con sus socios del PSOE-A en relación a este tema.

En este sentido, IU ha sido el grupo parlamentario más cauto con este asunto. De hecho, su portavoz en el Parlamento de Andalucía, Antonio Maíllo, manifestaba el pasado mes de abril que había que diferenciar este caso de los "flagrantes robos o desfalcos de dinero público", convirtiéndose en el único líder de la oposición que reclamaba "prudencia" en relación a la investigación en torno a Antonio Ramírez de Arellano.

Pero sin ir más lejos, el pasado jueves en la sesión de control en el Parlamento de Andalucía, la portavoz de Podemos, Teresa Rodríguez, pedía su destitución, echándole en cara a Susana Díaz que comparara este caso con el del número 2 de Podemos, el "pobrecito" Íñigo Errejón, por su contrato con la Universidad de Málaga, causa igualmente archivada, y de la que el PSOE-A también hizo uso para atacar a los de Pablo Iglesias.

Tras conocerse el auto del TSJA, desde Podemos han emitido un comunicado en el que el que manifiestan su "absoluto respeto hacia el trabajo desarrollado por las instancias judiciales", igual que expresan su "satisfacción por lo que supone la eliminación de la sombra de la corrupción sobre un alto dirigente de la administración autonómica".

En el mismo comunicado, Podemos ha incidido en que "en este caso, como en otros, siempre ha defendido la necesidad de adoptar medidas éticas que permitan apartar a altos cargos imputados y que estén bajo investigación como manera de salvaguardar el honor de las instituciones y proteger la confianza de la ciudadanía en el trabajo de sus representantes públicos".

De hecho, para Podemos, "el esclarecimiento de cualquier caso que derive en el sobreseimiento o inocencia de los implicados debe suponer la posibilidad del regreso de éstos a los puestos que ocupaban, tal como ocurrió en el proceso abierto contra la directora general de Minas de la Junta de Andalucía [María José Asensió], que fue apartada del cargo tras su imputación y restituida en el mismo tras resultar absuelta", en referencia a la investigación iniciada por el caso Aznalcóllar.

Pero se da la circunstancia de que la también secretaria general de Podemos había sido muy dura contra Antonio Ramírez de Arellano, equiparándolo incluso a las imputaciones de los exconsejeros Antonio Fernández y José Antonio Viera por el caso ERE:

Por ello, el presidente de C's, Juan Marín, se ha apresurado en arremeter contra el resto de la oposición, que le había reprochado su doble vara de medir en relación a la corrupción con este caso que afectaba a sus socios del PSOE-A. "Es una buena noticia para la clase política (...) y espero que los que en su día nos acusaron de tener una doble vara de medir cuando hablábamos de corrupción, hoy sean capaces de rectificar y darnos la razón", ha subrayado el líder de C's. En su opinión, la decisión del alto tribunal de Andalucía les da la razón porque "desde un primer momento C's dijo que había que actuar desde el conocimiento".

Y mientras que IU no hacía sangre con el asunto, C's se reiteraba en su mesura y Podemos se felicitaba por el archivo, el PP-A no ha valorado todavía la decisión del  TSJA a favor de un consejero cuyo encausamiento han usado de manera reiterada. Sin ir más lejos, el pasado mes de abril, el portavoz del PP-A, Juan Manuel Moreno, le reprochaba a Susana Díaz su silencio en relación a la situación del número 3 de su gobierno y uno de sus fichajes estrella. "Que no esté dando lecciones todos los días, a todas las fuerzas y a todas las entidades locales sobre su comportamiento implacable con las irregularidades cuanto el número tres de su gobierno enmudece", decía.

De hecho, vía Twitter también pidieron reiteradamente su cese:

Claro que para ejemplos tienen todos los partidos, no sólo el PSOE y Podemos, porque también fue exculpada pr el Tribunal Supremo no hace mucho la exalcaldesa de Jerez de la Frontera y cabeza de lista de los populares para el Sentado por Cádiz María José García Pelayo en la investigacion relacionada con la trama Gürtel en Andalucía, y contra la que el resto de formaciones arremetieron con la misma fiereza.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2016 - 07:10 h

Descubre nuestras apps

stats