Cantabria estudia nuevas limitaciones y la posibilidad de aislar barrios y zonas en municipios ante el incremento de casos de coronavirus

Gente con mascarilla por la calle en Santander.

Cantabria está estudiando nuevas limitaciones ante el incremento de casos de coronavirus en la comunidad autónoma -98 entre el martes y lo que va de miércoles- que, en principio, se aplicarán en toda región. "Se va a endurecer alguna cosilla", ha indicado el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez (PSOE).

Además, la Consejería de Sanidad trabaja en un plan de contingencia con los ayuntamientos que aborda la posibilidad de tener que aislar, llegado el caso, barrios o zonas concretas, algo a lo que el consejero del área espera que "no se tenga que llegar" y que "no le parece posible".

En declaraciones realizadas a los medios de comunicación en Suances, Rodríguez ha avanzado que la Consejería de Sanidad está trabajando en modificar su resolución del 18 de junio que establecía las medidas sanitarias para la nueva normalidad, aunque, sin embargo, no ha querido avanzar en qué pueden consistir estas nuevas limitaciones.

Solo ha explicado que se trataría de medidas higiénico-sanitarias y que se están estudiando "varias líneas". Según ha dicho, cuando se tenga un poco más claro en qué consistirán se darán a conocer.

Este anuncio llega después de que el pasado 24 de julio el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publicara una resolución que imponía, a partir del día siguiente, el horario de cierre a las 2.00 horas en los locales de ocio nocturno y se reducía de 25 a 15 el número de personas permitidas en reuniones.

Además, el consejero ha considerado que, aunque el uso de mascarilla por menores de seis años no es obligatorio, si es "muy recomendable" ya que en estos grupos de edad hay dificultades para que mantengan la distancia social.

Etiquetas
Publicado el
12 de agosto de 2020 - 12:56 h

Descubre nuestras apps

stats