Cantabria libera sus UCI de pacientes con COVID-19 por primera vez desde agosto

Profesionales sanitario de la UCI de Valdecilla.

La mejor noticia que se puede dar durante una pandemia es que la presión hospitalaria que somete el virus queda reducida al mínimo. Y esto es lo que ha ocurrido este jueves en Cantabria, que ha liberado sus Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de pacientes con COVID-19 por primera vez desde finales de agosto del año pasado, de manera que solo quedan enfermos en planta y, en concreto, menos de una veintena.

Así, han pasado 10 meses desde la última vez que la comunidad vació sus UCI de coronavirus hasta que el Hospital Valdecilla de Santander ha anunciado que ha dado el alta al último paciente: "Afrontamos con cautela esta situación, conscientes de que puede revertirse en cualquier momento, pero orgullosos del trabajo", ha publicado en sus redes sociales.

Y es que ha sido casi un año en el que se han producido tres oleadas de contagios en las que se han alcanzado picos de ingresos en UCI que han superado la treintena de pacientes, principalmente durante los meses de noviembre y enero. Posteriormente y gracias al avance de la vacunación, la presión en Intensivos se ha ido relajando progresivamente hasta hace un mes, cuando se logró bajar de la decena. Desde entonces, ha costado que se reduzca esa cifra, tras varios días con nueve, seis o tres enfermos en estado crítico que, en su mayoría, han sido dados de alta.

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2021 - 15:31 h

Descubre nuestras apps