Igea recuerda a la Cámara de Comercio de Valladolid que el plan de viabilidad es obligatorio y que se quedará sin subvenciones si no lo presenta

El presidente de la Cámara de Valladolid, Victor Caramanzana, junto a la entonces consejera de Economía, Pilar del Olmo.

No puede haber dudas ni interpretaciones más allá de lo que marca la ley: la Cámara de Comercio de Valladolid tiene que presentar un plan de viabilidad, obligatoriamente o dejará de recibir dinero público. Así lo ha asegurado este jueves el portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Tal y como adelantó eldiario.es, la Cámara lleva varios años en números rojos y, tal y como marca la Ley de Cámaras de Castilla y León que entró en vigor en enero de este año, tiene que presentar un plan de viabilidad que debe tener un resultado positivo en un máximo de cuatro ejercicios contables. Si el plan no funciona, se procederá a la extinción.

Tras publicar este diario la información, el presidente de la institución cameral, Víctor Caramanzana, realizó un mailing masivo a empresarios de Valladolid intentando minimizar la situación. En el escrito precisaba que el plan de viabilidad era "una simple observación de la Junta". Posteriormente, el director general de la Cámara, Roberto García, en declaraciones en Onda Cero Valladolid, aseguró que pediría "una aclaración a la Junta". Según García, la Junta, entidad tutelante, aprobó sus cuentas de 2018 y en la resolución hablaba del plan de viabilidad "pero no en el 'resuelvo'".

Igea ha subrayado ya que la Junta, a través de la Consejería de Empleo, ha notificado a la Cámara que debe presentar el plan. Sin embargo, la ley no establece un plazo para hacerlo aunque entiende que debe haber un "plazo prudencial". "Si no lo presenta, aplicaremos la ley, y la Cámara dejará de recibir subvenciones", ha advertido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats