La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs

Llega a Bruselas el caso del matrimonio de mujeres que no puede inscribir a su hijo en Dénia

Brenda y María José con su hijo en brazos

redacción

Dénia —

El caso del matrimonio de mujeres formado por Brenda y Maria José, que no han podido inscribir en su Libro de Familia a su tercer hijo debido a que el Registro Civil de Dénia les pedía que acreditaran cómo había sido concebido el pequeño, será debatido en Bruselas. La portavoz de Esquerra Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, preguntará a la Comisión Europea «si piensa actuar contra éste y otros casos similares que han acaecido en el Estado español».

Albiol considera que "esta situación es claramente discriminatoria hacia esas mujeres, ya que a ninguna pareja integrada por un hombre se le pide en el registro que justifique cómo ha concebido a su bebé; creemos que las autoridades europeas deben tener conocimiento de este caso y actuar para impedir que ningún ciudadano pueda sufrir este tipo de discriminaciones".

Es más, la parlamentaria de la coalición asegura –como ya alertara también la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra– de que este caso incumple las leyes así como la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que no sólo recoge el derecho a la vida privada sino también el de contraer matrimonio y fundar una familia según las leyes estatales que lo regulen. Y, en este sentido, Albiol recuerda que "desde 2005, el matrimonio entre personas del mismo sexo es plenamente legal en el Estado Español".

EU recuerda además que la Carta también prohíbe discriminaciones por razones de orientación sexual.

El caso

Brenda y María José, un matrimonio de mujeres casadas en España desde el año 2007, residen en Benidoleig. Tienen tres hijos, dos de ellos inscritos legalmente a nombre de ambas mujeres en su Libro de Familia. Pero el problema ha venido con su tercer niño, Lennon, nacido el pasado 30 de julio en Dénia.

A este pequeño no han podido inscribirlo en el mismo Libro de Familia. Ni por vía telemática en el Hospital de Marina Salud primero, ni en el Ayuntamiento de Benidoleig después, pero tampoco finalmente en el Registro Civil de Dénia. El juez de este último organismo ha decidido que Lennon sea inscrito sólo a nombre de la mamá gestante, Brenda, como si se tratara de una madre soltera, y en un libro de familia diferente al de sus otros dos hermanos.

La decisión del Registro Civil de Dénia se basa, según exponen las dos mujeres, en que «no hemos entregado un papel que pruebe que el niño fue gestado empleando técnicas de reproducción asistida». El problema es que a ningún matrimonio heterosexual que acuda al Registro Civil se le solicita un documento que evidencie o bien la paternidad biológica (prueba de ADN) o, en el caso en que el marido no sea el padre biológico, el certificado que demuestre que la esposa se ha sometido a técnicas de reproducción asistida.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2016 - 13:10 h

Descubre nuestras apps

stats