La portada de mañana
Acceder
Los rebrotes y confinamientos añaden incertidumbre a las vacaciones
El brote de Lleida, fuera de control tras multiplicar por siete los casos en dos semanas
OPINIÓN | El arte de incomodar, por Esther Palomera

Las sombras del CIE de Valencia: una muerte, denuncias de agresiones policiales y condiciones "deplorables" para los internos

Varios reclusos en una de las celdas del CIE de Zapadores.

La expulsión de un joven venezolano con VIH del Centro de Internamiento de de Extranjeros de Valencia es la última denuncia de la plataforma por el cierre de los CIE. El centro de la calle de Zapadores ha ido acumulando una serie de denuncias y hechos de gravedad durante el último año, entre ellos la muerte de un interno que denunció a la dirección su situación.

El Gobierno cerrará tres meses el CIE de Zapadores para hacer reformas

El Gobierno cerrará tres meses el CIE de Zapadores para hacer reformas

Marouane Abouobaida, de nacionalidad marroquí, fue encontrado sin vida el pasado 15 de julio en el CIE valenciano. La primera investigación apuntaba a un suicidio en su celda de internamiento tras una pelea entre dos grupos de internos. La versión oficial fue que el fallecido "había sufrido una pelea entre dos grupos" y que "a raíz de sus heridas y como parecía que la atención del otro grupo se centraba sobre él", fue aislado del resto "para protegerle provisionalmente". "Se le estuvo vigilando, y en los escasos minutos que pasó entre un control y otro, parece ser que decidió quitarse la vida".

El Defensor del Pueblo abrió una investigación dadas las denuncias de la plataforma y de la familia del interno y también está la causa abierta en e l Juzgado de Instrucción número 10 de Valencia. El fallecido dictó a un compañero un escrito dirigido al director del CIE, una hora antes de su muerte, en el que "explicaba algunas de las consecuencias de la agresión (no veía por el ojo izquierdo y sentía un fuerte dolor de cabeza) y aportaba un informe hospitalario de urgencias", según CIE No. El joven marroquí es la tercera víctima mortal reconocida por el Gobierno en este centro en doce años. Dos jóvenes de la misma nacionalidad se autolesionaron en los días siguientes a la muerte.

La víctima mortal es la punta del iceberg de las denuncias de la plataforma por el cierre de los CIE. Esta semana se ha denunciado la expulsión de un interno venezolano enfermo de VIH, que finalmente no ha sido deportado por oponer resistencia en el aeropuerto. El interno fue trasladado a primera hora del martes a Madrid para proceder a su expulsión a Venezuela. El delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, aseguró el martes que no podía frenar la expulsión dado que la orden venía de su homólogo de Burgos. La plataforma critica que la expulsión ponía en riesgo su vida al dejar al interno sin medicación y denunció que no se le practicaran pruebas médicas.

Los internos prepararon para el primer fin de semana del año una huelga de hambre y se vieron sorprendidos por la Policía, que acudió al centro a identificarlos. Los internos ayunaron durante 48 horas para denunciar las condiciones en las que se encuentran en el centro y para reclamar su libertad.

Internamiento de menores

Durante el último año se ha denunciado en varias ocasiones el internamiento de menores de edad en el centro, una cuestión irregular. La plataforma comunicó que el pasado 25 de diciembre se internó a un adolescente que había llegado en una patera a Almería, situación que conoció por otros internos. Se personó en el juzgado con la partida de nacimiento del joven de 16 años y nacionalidad argelina, presentando también su DNI original, ya que las copias no habían sido tenidas en cuenta. El joven fue trasladado a un centro de menores el pasado 5 de enero tras 10 días de "encierro ilegal" en el CIE.

En julio del pasado año, la plataforma denunció la detención irregular de dos menores de edad de nacionalidad argelina durante más de un mes. Según la denuncia, no se les había practicado correctamente las pruebas, que situaban a uno de ellos entre los 17 y los 19 años. En el otro caso se aportó una partida de nacimiento que lo declaraba menor de edad, aunque sin fotografía ni huellas dactilares para identificarlo.

Denuncia de agresiones

El pasado 2 de enero un interno denunció ante el juzgado una agresión policial durante un traslado. El joven de 20 años denunció en un escrito presentado al juez que dos policías locales le golpearon en el trayecto de vuelta al hospital al haber oído un ruido en el vehículo. El interno adjuntó imágenes con sus lesiones y el examen médico previo.

Condiciones denigrantes

El pasado diciembre este diario publicaba un vídeo de las condiciones de los internos del CIE de Valencia en el que una persona migrante denunciaba la situación "deplorable" de las celdas, los lavabos y las duchas, así como del "mal aspecto de la comida" y el "hacinamiento en las celdas". Poco después, la secretaria autonómica de Salud Pública de la Generalitat Valenciana y el juez encargado del control y vigilancia del CIE de Zapadores visitaron el centro por separado para comprobar la situación que mostraban las imágenes.

"Dice ser un centro de internamiento pero esto es una cárcel, nos encierran por las noches, nos tratan como si fuéramos animales, la comida es una mierda, los baños son una asquerosidad", denunciaba el interno en la grabación en la que se mostraba la suciedad de las instalaciones.

La Delegación del Gobierno en Valencia anunció el pasado octubre el cierre temporal del centro para acometer mejoras en la infraestructura. Las reformas se producirán entre enero y marzo de este año y forman parte del plan que anunció el pasado enero el ministro del Interior , Fernando Grande Marlaska, para una "reforma integral" de las instalaciones.

Etiquetas
Publicado el
7 de enero de 2020 - 21:47 h

Descubre nuestras apps

stats