Seis muertos en el incendio de una residencia de ancianos en la localidad valenciana de Moncada

Estado de la residencia de Moncada tras el incendio en el que han fallecido seis residentes

Seis personas han muerto y 18 han resultado heridas —dos de ellas en estado grave— la noche de este martes, en el incendio de una residencia de ancianos de Moncada (València), según Emergencias de la Generalitat Valenciana. Los cinco primeros fallecidos son tres hombres de entre 67 y 76 años y 3 mujeres de 78, 89 y 95 años, en el caso de la última víctima —la mujer de 89 años— ha fallecido tras haber sido trasladada al Hospital Clínico.

El incendio se produjo sobre las 23:21 horas del martes en el centro, situado en la calle Mayor del municipio valenciano, y obligó al desalojo de 70 residentes de forma preventiva. El incendio ha afectado a toda un ala de la residencia y las primeras hipótesis apuntan a un cortocircuito.

Los heridos fueron trasladados al hospital la Fe, el hospital General, el Doctor Peset, el Arnau de Vilanova, el hospital Clínico y al hospital de Manises. Además, a causa del siniestro han sido atendidos siete policías, tres miembros de Protección Civil y uno de la Guardia Civil.

Por otra parte, sobre las 03.00 horas el juez de guardia completó las diligencias para el traslado de los cadáveres al Instituto de Medicina Legal, donde se les practicará la autopsia.

Según el último recuento de Emergencias 112 CV, hay 16 heridos leves, incluyendo a un agente de la Guardia Civil, y dos heridos graves. En total, el número de heridos con quemaduras e intoxicación por humo asciende a 18, de los cuales 15 han tenido que ser hospitalizados, aunque uno de ellos, el que se encontraba en La Fe, ya ha recibido el alta médica.

Hasta el lugar se movilizaron cuatro dotaciones del Consorcio de Bomberos, dos SAMU y dos Soportes Vitales Básicos (SVB). Según las fuentes, a su llegada a la residencia el incendio ya estaba totalmente desarrollado, afectando a un ala del edificio, y los bomberos iniciaron inmediatamente las tareas de rescate y de extinción del fuego.

Con la colaboración de Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y el mismo personal de la residencia, se desalojó al resto de la residencia, hasta un total aproximado de unas 70 personas. La investigación de la Guardia Civil será la encargada de determinar las causas del incendio.

La conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas prepara el traslado de los residentes a otros centros cercanos, según ha anunciado el departamento que dirige Mónica Oltra. Se trata de una residencia de titularidad pública pero de gestión privada. La firma Gesmed se encarga de la gestión de la residencia, que albergaba a unos 70 residentes.

La Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (Aeste), ha manifestado sus condolencias a las familias. Su presidente, Jesús Cubero, ha ofrecido a la consellera Mónica Oltra toda la ayuda necesaria para el traslado temporal de los mayores evacuados de la residencia. estamos a su disposición para participar en cuantas acciones de traslado o asistencia consideren necesario“, ha dicho en un comunicado.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que la causa del incendio en la residencia de ancianos de Moncada podría ser un cortocircuito en una máquina de oxígeno. Puig ha reiterado que la Guardia Civil está inspeccionando la zona para determinar la causa definitiva “de esta desgracia, de este terrible accidente”, ha subrayado. La Generalitat Valenciana ha declarado tres días de luto por la muerte de los seis ancianos.

En 2008, la residencia, gestionada por otra empresa en aquel momento, sufrió un incendio intencionado cuando una residente de 87 años prendió un colchón con un mechero y, posteriormente, se quitó la vida. El accidente se saldó con siete heridos y medio centenar de personas fueron evacuadas.

Causa del incendio

Según ha explicado el inspector jefe del Consorcio de Bomberos de València, José Miguel Basset, el foco del incendio se habría situado en una habitación de la primera planta en la que había dos ancianos, que han muerto, a los que hay que sumar tres decesos de personas que habían sido evacuadas del siniestro más el sexto de última hora.

Basset ha señalado que cuando llegaron a la residencia, tras recibir del 112 el aviso del incendio se encontraron “gran cantidad de personas pidiendo auxilio y atrapadas por el humo”.

Por otra parte, el jefe de parque de Bomberos, Rafael Esteve, ha afirmado que cuando se originó el incendio en la residencia la mayoría de los ancianos estaba durmiendo y ha advertido de que “lo peor” fue el humo.

En un primer momento los bomberos se dedicaron a evacuar a los residentes y, cuando fueron llegando más dotaciones, comenzaron con la extinción, según ha explicado.

La evacuación, ha indicado, fue “complicada” puesto que se trataba de personas que no podían moverse. “Hubo que sacar a mucha gente en la propia cama y, la que podía levantarse y andar un poco, era ayudada por dos o tres efectivos”, ha aseverado.

Según ha señalado, el incendio estaba “totalmente desarrollado, con mucha gente pidiendo auxilio, sobre todo en la planta superior”, y procedieron a rescatar “muchísimas personas, unas 20 o 25, de las habitaciones del ala afectada y del piso superior”.

El avance de las llamas era tal que “hacía imposible la supervivencia” en el lugar del inicio, ha asegurado Basset, quien ha precisado que una vez extinguido han encontrado dos personas fallecidas en la habitación siniestrada, mientras que otras tres que habían sido evacuadas también han fallecido, por “inhalación de humo o cualquier otra circunstancia”.

Un total de siete policías, tres miembros de Protección Civil y un agente de la Guardia Civil han tenido que ser atendidos como consecuencia del incendio registrado en la residencia. Según ha concretado la Conselleria de Sanidad, todos los heridos de Protección Civil y de las Fuerzas de Seguridad han recibido el alta salvo cinco de ellos que se han quedado en observación.

El portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil, Jesús María Sánchez, ha manifestado, tras el incendio declarado esta madrugada en una residencia de Moncada que se ha cobrado la vida de seis personas, que en los trabajos de rescate “se ha priorizado la vida de los residentes”.

“En un caso así se ha priorizado la vida de los residentes a la de los mismos agentes”, ha incidido, para concretar que tres de los guardias civiles han resultado heridos por intoxicación de humo y se están recuperando.

Preguntado por las causas del siniestro, ha manifestado que hay varias líneas de investigación abiertas y, por el momento, no se puede confirmar ninguna hipótesis.

El edil de Seguridad de Montcada: la intervención fue “rápida y desesperante”

El concejal de Seguridad Ciudadana y coordinador de Protección Civil en el Ayuntamiento de Moncada, Martín Pérez Aranda, ha afirmado que la intervención en la residencia incendiada de la localidad fue “rápida y desesperante”: “Tuvimos que actuar rápidamente haciendo una cadena para sacar a los residentes encamados”.

Pérez Aranda, en declaraciones en el 24 Horas de RTVE recogidas por Europa Press, ha afirmado que tras originarse el fuego, se trasladaron hasta el lugar indicado varias dotaciones de Policía, Guardia Civil y Bomberos para actuar lo más rápido posible.

“Nos dijeron que estaban todos encamados, que no se podían mover y tuvimos que actuar rápidamente haciendo una cadena para ir sacando por los pasillos las camillas con las personas”, ha afirmado el edil, que colaboró en las labores de rescate.

Ha indicado que desde el primer momento también se acordonó la residencia y “en todo momento” se estaba preguntando por los listados de las personas encamadas con el objetivo de ir comprobando que no se dejaban a nadie en el interior.

“Ha sido un trabajo rápido, coordinado y desesperante”, ha manifestado, para agregar que casi todos los residentes tenían oxígeno y era “imposible” que pudieran moverse. “Esta acción de compañeros y sanitarios ha evitado una tragedia enorme”, ha subrayado.

Preguntado por los controles en la residencia, ha indicado que se trata de un centro de titularidad pública pero gestionado por una empresa privada y ha señalado que con la COVID-19 se habían restringido las visitas a residencias pero ha aclarado que, en general, sí solían ir a las instalaciones “porque hay un trato muy especial con ellos”.

Sobre las causas del fuego, el edil ha manifestado que la Policía Científica determinará si ha sido una negligencia de alguno de los residentes o si, por contra, se trata de algún fallo eléctrico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats