La Comunitat Valenciana reduce al mínimo las restricciones: hostelería y ocio nocturno recuperan sus horarios y aforos

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y la consellera de Sanidad, Ana Barceló, en una imagen de archivo.

La festividad del 9 d'Octubre contará este año con un simbolismo especial. Diecinueve meses después de la irrupción de la trágica pandemia en la que los valencianos y valencianas se han visto obligados a convivir con duras restricciones, la mayoría de ellas decaerán concidiendo con el día grande de la Comunitat Valenciana.

Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, tras la celebración de la mesa interdepartamental en la que también han participado la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Berceló, la vicepresidenta primera, Mónica Oltra, y el vicepresidente segundo, Héctor illueca, entre otros miembros del Consell.

Puig ha anunciado que la mascarilla seguirá siendo obligatoria en interiores y en exteriores cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad y que los límites de aforo quedan suprimidos, salvo en el caso de grandes eventos y festivales de música, que tendrán un protocolo específico que se presentará en los próximos días y en los que se establece una persona por cada 2,25 metros cuadrados.

La hostelería y el ocio nocturno recuperan sus horarios previos a la pandemia. En el caso de la hostelería, las mesas tanto en interior como en exterior mantendrán el límie de 10 personas y se podrá consumir en barra de pie pero guardando la distancia de seguridad. En las terrazas se mantiene la prohibición de fumar, lo mismo que en la vía pública salvo que se pueda mantener una distancia de seguridad de dos metros.

En el caso del ocio nocturno, las pistas de baile quedan habilitadas con el uso obligado de la mascarilla y en el momento de consumir habrá que retirarse a las zonas habilitadas guardando distancias de seguridad.

Los cines, teatros, auditorios y museos recuperan también el 100% de su aforo excepto cuando se consuma que se dejará un asiento libre de distancia. En las competiciones profesionales de fútbol y baloncesto no habrá límite máximo de público y en pabellones el aforo máximo será del 80% y en estadios abiertos del 100%.

"Iniciamos una nueva etapa de esperanza e ilusión, hemos sufrido mucho, pero hemos dado pasos fundamentales para superar la pandemia", ha dicho Puig, quien ha explicado que las nuevas medidas entran en vigor en la media noche de este viernes.

Ximo Puig se ha mostrado convencido de estar llegando “a la estación final de un momento histórico” y ha asegurado que el próximo 9 de octubre “comenzamos una nueva etapa” alcanzada gracias a la “eficiente gestión” en el ámbito sanitario, así como al “civismo de la ciudadanía”.

No obstante, ha pedido “sentido común, prudencia y responsabilidad” porque el virus no ha desaparecido, aunque ha destacado que la protección de grupo que ha hecho posible la vacunación va a permitir “convivir con él”.

“A partir de ahora -ha manifestado- la ciudadanía tendrá el deber de cautela y protección para evitar riesgos de contagio, así como la obligación de seguir cumpliendo las indicaciones de aislamiento y cuarentena en casos positivos o contactos estrechos”.

La eliminación de la mayoría de las restricciones ha sido posible gracias a la buena situación epidemiológica. Y es que desde el pasado 28 de septiembre la Comunitat Valenciana se encuentra en riesgo bajo. En aquel momento la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días era de 49 casos, mientras que este miércoles 6 de octubre era de 39.

En cuanto a la vacunación, se ha administrado al menos una dosis a 4 millones de valencianos y valencianas, mientras 3,9 millones cuentan con la pauta completa.

Los hospitales valencianos tienen, actualmente, 156 personas ingresadas, 38 de ellas en la UCI: 22 en la provincia de Castellón, 2 en UCI; 67 en la provincia de Alicante, 21 de ellas en la UCI; y 67 en la provincia de Valencia, 15 en UCI.

El jefe del Consell, que ha estado acompañado por la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha defendido el uso del certificado de vacunación que ha calificado como un “instrumento positivo para apretar el acelerador de la normalización”. Por ello ha insistido en la necesidad de que el Consejo Interterritorial asuma que “si somos capaces de generar seguridad a la ciudadanía, avanzamos”.

En el transcurso del acto, el president ha anunciado la creación de una Unidad de vigilancia específica para la COVID-19 ante la nueva situación pospandémica.

Esta unidad de la conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública establecerá nuevas medidas de detección temprana, vigilancia y control de la COVID-19 en todos los hospitales, así como en distintos puntos de la Comunitat Valenciana.

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2021 - 19:37 h

Descubre nuestras apps

stats