Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La confesión de la pareja de Ayuso desmonta las mentiras de la Comunidad de Madrid
El plan del Gobierno para indemnizar a las víctimas de abusos agita la Iglesia
Opinión - El pueblo es quien más ordena todavía. Por Rosa María Artal

Una de cada cuatro embarcaciones inspeccionadas en los puertos de València, Sagunt y Gandia acabó con un expediente sancionador

Vista aérea del puerto València.

elDiariocv

València —

0

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, a través de la Capitanía Marítima de Valencia de la Dirección General de la Marina Mercante, inspeccionó el año pasado un total de 240 buques, la mayoría de ellos buques nacionales en servicio, pero también extranjeros, en el marco del Memorándum París, para controlar que las embarcaciones que llegan a nuestras costas cumplen con los estándares internacionales medioambientales y de seguridad y que los miembros de la tripulación tienen condiciones de vida y de trabajo adecuadas.

En esta Capitanía, que incluye los distritos marítimos de Gandía y Sagunto, se tramitaron 65 expedientes sancionadores. La mayoría afectaron a embarcaciones de recreo y motos náuticas, si bien algunos de ellos, los de mayor relevancia, estaban relacionados con buques extranjeros. Los servicios de seguridad marítima atendieron un total de 30 emergencias relevantes provocadas, entre otras causas, por contaminaciones ocasionadas por buques, colisiones, averías e incendios a bordo.

Entre las emergencias atendidas y dirigidas por la Capitanía Marítima de Valencia destaca la actuación de lucha contra la contaminación por hidrocarburos ocasionada en aguas del Puerto de Valencia por el buque MSC QUINGDAO, lo que supuso su detención y apertura de un expediente sancionador.

También esta Capitanía promovió un importante simulacro teórico sobre el escape de sustancias químicas en puertos, que tuvo por escenario el Puerto de Sagunto y que contó con la participaron de representantes de las distintas administraciones, así como numerosos agentes de respuesta ante ese tipo de situaciones. Su exitoso desarrollo ha permitido la mejora de la coordinación y conocimiento de los medios de respuesta disponibles, redundando en una mayor seguridad en puertos españoles.

Las Capitanías Marítimas realizan, además, el registro y despacho de buques, la expedición de titulaciones y certificados profesionales y de recreo y la emisión de todo tipo de informes y autorizaciones relativos a la actividad marítima.

En este sentido, cabe destacar que en la Capitanía Marítima de Valencia se gestionaron más de 300 expedientes asociados a titulaciones, se expidieron más de 400 despachos de buques y embarcaciones nacionales, lo que viene a sumarse a las más de 8.000 escalas de buques mercantes extranjeros en el Puerto de Valencia y los cerca de 2.000 trámites de enrole y desenrole realizados en la Capitanía Marítima.

Estos datos se desprenden del balance del año 2023 presentado por la Capitanía Marítima de Valencia, donde se trabaja para garantizar el salvamento de vidas humanas en el mar, la seguridad marítima, la prevención y lucha contra la contaminación y el control del tráfico marítimo en su área marítima, entre otras competencias.

Etiquetas
stats