Los contagios se disparan un 80% en nueve días y la curva supera el pico de la segunda ola en territorio valenciano

Profesionales médicos en un centro sanitario valenciano.

La tercera ola de la pandemia del coronavirus entra de lleno en la Comunitat Valenciana y amenaza con hacerlo como un auténtico tsunami si no se toman las debidas precauciones y se respetan las nuevas medidas de seguridad aprobadas recientemente.

Todos los indicadores relacionados con la pandemia han empeorado sensiblemente en los últimos días, invirtiendo la buena tendencia que se venía registrando hasta el pasado puente festivo del 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, el número de casos por cada 100.000 habitantes en el acumulado de dos semanas cayó de los 311,09 del pasado 13 de noviembre, pico máximo registrado durante la segunda ola, a los 192,49 del pasado lunes 14 de diciembre, es decir, un descenso del 39%.

Sin embargo, este miércoles 23 de diciembre se registraron 346,88 casos por cada 100.000 habitantes en el acumulado de los últimos 14 días, un 80% más en cuestión de nueve días. La Comunitat Valenciana está además muy por encima de la media española (253,74 casos) y es la tercera que más incidencia presenta, por detrás de Baleares (455,61) y Madrid (361,41).

En cuanto a las hospitalizaciones, según los datos de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, desde el pasado lunes 14 de diciembre se han incrementado un 18% hasta alcanzar las 1.414 personas ingresadas este miércoles, 242 de ellas en cuidados intensivos (seis más que nueve días antes).

Además, el número reproductivo básico (R), indicador que estima la velocidad con la que el coronavirus puede propagarse, se situó el pasado 15 de diciembre (último dato disponible) en 1,19.

Según los epidemiólogos, cuanto este valor está por debajo de 1 (riesgo de contagio a menos de una persona por afectado), la epidemia está controlada. Sin embargo, si está por encima, hay un alto riesgo de propagación comunitaria descontrolada.

Este indicador se había mantenido por debajo del valor 1 desde el pasado 8 de noviembre hasta el pasado 10 de diciembre, cuando ascendió a 1,09.

Por municipios, las cuatro grandes ciudades valencianas (València, Alicante, Elche y Castellón) han empeorado sus registros respecto a los quince días anteriores. Así, la capital ha pasado de 252 a 294 positivos por cada 100.000 habitantes, un 17% más; Elche tiene 304 cuando el 10 de diciembre tenía 217, lo que supone un aumento del 40%; Alicante se sitúa en 244 casos -viene de 192 hace quince días-, una incidencia un 27% peor: por último, Castelló registra 200 casos por 100.000 habitantes, un 58% más que hace dos semanas, cuando reportaba 126.

Más allá de las grandes ciudades, destaca la evolución del virus en municipios como Vila-real, que es la segunda entre las localidades españolas de más de 40.000 habitantes con peor incidencia acumulada en los últimos quince días, sólo superada por Palma de Mallorca (581 casos por cada 100.000 habitantes). La ciudad castellonense ha reportado en las pasadas dos semanas 259 positivos que la sitúan con una incidencia de 509 casos por 100.000 habitantes, un 58% más que hace quince días.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats