Vila-real se sitúa como la segunda ciudad española más afectada por la COVID en los últimos catorce días

En un momento en que el repunte de contagios de coronavirus es más que preocupante, con una cifra de más de 2.000 positivos diarios desde hace más de una semana -2.531 este miércoles- y una incidencia acumulada en la Comunitat Valenciana que supera los 345 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días, el Gobierno valenciano se vio obligado a aumentar las restricciones de cara a las fiestas navideñas, manteniendo el cierre perimetral de todo el territorio y recortando a seis personas las reuniones sociales, entre otras cuestiones. Los datos demuestran que el virus está lejos de estar controlado.

Analizando el mapa de incidencia de la COVID-19, vemos que la situación ha empeorado con respecto a hace unas semanas y las cuatro grandes ciudades valencianas (València, Alicante, Elche y Castellón) han empeorado sus registros respecto a los quince días anteriores. Así, la capital ha pasado de 252 a 294 positivos por cada 100.000 habitantes, un 17% más; Elche tiene 304 cuando el 10 de diciembre tenía 217, lo que supone un aumento del 40%; Alicante se sitúa en 244 casos -viene de 192 hace quince días-, una incidencia un 27% peor: por último, Castelló registra 200 casos por 100.000 habitantes, un 58% más que hace dos semanas, cuando reportaba 126.

Más allá de las grandes ciudades, destaca la evolución del virus en municipios como Vila-real, que es la segunda entre las localidades españolas de más de 40.000 habitantes con peor incidencia acumulada en los últimos quince días, sólo superada por Palma de Mallorca (581 casos por cada 100.000 habitantes). La ciudad castellonense ha reportado en las pasadas dos semanas 259 positivos que la sitúan con una incidencia de 509 casos por 100.000 habitantes, un 58% más que hace quince días.

Otras cuatro ciudades valencianas de más de 40.000 habitantes registran una incidencia acumulada por encima de los 300 casos. Se trata de Alcoi, con 363 contagios por cada 100.000 habitantes y un crecimiento del 16% en dos semanas. La ciudad alicantina se sitúa en el puesto número quince del ranking estatal que lidera Palma; San Vicente del Raspeig, donde los contagios de coronavirus han crecido un 76% en este periodo y la incidencia se sitúa en 313 casos por 100.000 habitantes -ocupa el lugar 26 en el ranking global-; Elche ocupa el lugar número 30 en esta negativa clasificación, con una afección de 304 casos y un crecimientos del 29%.



La otra ciudad mayor de 40.000 habitantes que supera los 300 positivos es Gandia -32 en el ranking-, que tiene una incidencia acumulada de 303 casos. La capital de la comarca de la Safor, al contrario que las otras localidades antes mencionadas, ha visto como se reducían los contagios en los últimos quince días un 21%.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 22:09 h

Descubre nuestras apps

stats