Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'elDiario.es.

Joan Fuster, un autor heterodoxo, crítico, rebelde e inconformista que entra en la Caja de las Letras

El legado de Joan Fuster, en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes.

elDiariocv

València —

2

La Caja de las Letras recibió este jueves un legado “in memoriam” de Joan Fuster (Sueca, Valencia, 1922-1992) con el que se cierran los actos del centenario del nacimiento del escritor, organizados a lo largo de 2022 por la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL). El homenaje a Joan Fuster, que es el primer autor en valenciano que entra en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes, contó con una nutrida representación institucional: Carmen Noguero, secretaria general del Cervantes; Joaquim López, secretario autonómico de Cultura de la Generalitat Valenciana; Salvador Ortells Miralles, director del Espai Joan Fuster de Sueca; María José Gálvez, directora general del Libro del Ministerio de Cultura, y Verònica Cantó, presidenta de la AVL, así como varios miembros de esta institución.

En la caja de seguridad número 1077 quedaron depositados un libro y una fotografía, resumen de la actividad literaria y el carácter del autor. El volumen es Judicis finals, en una edición de 2003 que publicó la Càtedra Joan Fuster de la Universidad de València. Con prólogo y revisión editorial de Josep Palàcios, el heredero de Fuster, es uno de sus títulos más célebres, en cuya portada figuran un fragmento del Juicio final de Miguel Ángel, de la Capilla Sixtina del Vaticano, y un dibujo del artista Andreu Alfaro que ya aparecía en la primera edición del libro, en 1960. 

En la fotografía, en blanco y negro, aparece un Joan Fuster que posa con gesto burlón o sarcástico y actitud irreverente, sacando la lengua. Tomada en Valencia en el verano de 1965, pertenece al Espai Joan Fuster, la Casa Museo que era donde él vivía en Sueca, convertida en centro de difusión de su obra creativa.

Este homenaje, dijo Carmen Noguero al abrir el acto, nos invita a releer y conocer mejor a quien fue “uno de los autores valencianos más completos que ha dado la literatura en catalán”. Fuster fue “un escritor total, un agitador de ideas” que padeció la censura y el menosprecio, y cuyos escritos “continúan incomodando y siendo polémicos”.

Joan Fuster fue, además de literato, “una aportación imprescindible a la identidad valenciana”, afirmó Joaquim López, secretario autonómico de Cultura, quien destacó su carácter heterodoxo, crítico e inconformista. Por su parte Salvador Ortells, que habló en representación de Josep Palacios, el heredero testamentario de Fuster, definió al autor como rebelde, incómodo y crítico, un intelectual y humanista de alma cultural inquieta.

María José Gálvez, también valenciana, afirmó que “Fuster es inagotable, debemos tener más y mejor Fuster en los próximos años”. La directora general del Libro agradeció al Instituto Cervantes por “abrir la Caja de las Letras a la diversidad, la pluralidad y la convivencia” de la literatura en las distintas lenguas de España, y recordó las traducciones que se han hecho de sus escritos, que se han presentado en Nueva York y en la Feria del Libro de Fráncfort.

Por último, la presidenta de la Acadèmia Valenciana de la Llengua declaró, simultaneando el castellano y el valenciano, que este homenaje en el Instituto Cervantes muestra la pluralidad de un escritor “comprometido con una actitud intelectual cínica y lúcida”, un autor que publicó poesía, ensayos, agudos aforismos y artículos en prensa, además de ser traductor del francés. Para Verònica Cantó, fue “un revulsivo higiénico”, amante de la provocación, cuyo centenario ha contribuido a su conocimiento general gracias a la celebración del Año Fuster que acaba de concluir.

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'elDiario.es.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats