El ingreso mínimo vital y el mapa valenciano de la pobreza

Mapa de riesgo de pobreza por municipios y distritos.

El pasado viernes, el Gobierno de España aprobaba el ingreso vital mínimo (IVM), una medida cuya gestión ha generado polémica entre los socios del Gobierno valenciano por las críticas vertidas por Compromís después de que el ministro Escrivá situara a la Comunitat Valenciana entre las autonomías a las que desde la Moncloa no ven capacitadas para gestionar esta prestación -el Consell cuenta con una medida similar, la renta valenciana de inclusión-. Unas 100.000 familias valencianas (alrededor de 280.000 personas) se van a beneficiar de la ayuda aprobada por el Gobierno de Pedro Sánchez y que supone una cuantía de más de 377 millones de euros (en España se calcula que estas ayudas alcanzarán aproximadamente a 2,3 millones de personas).

La cronificación de la pobreza se ha convertido en un serio problema en España -uno de los países más afectados de la Unión Europea- y esta nueva renta estatal garantizará de media, con variaciones según el tipo de hogar, unos 5.120 euros anuales por persona (unidad de consumo) -426 euros al mes-. En España, el 21,5% de la población se encuentra en una situación de pobreza moderada (con unos ingresos anuales inferiores a los 8.871 euros), mientras que hay 3,8 millones de personas que subsisten con menos de 5.000 euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

La tasa de pobreza en la Comunitat Valenciana se situaba en 2018 en el 26%, lo que suponía un incremento de 2,4 respecto a 2008, al comienzo de la anterior crisis, y el porcentaje de población que ingresa menos de 509 euros al mes (datos de 2018) se sitúa en el 10,4%, cuatro décimas por encima de la media en estatal y muy lejos de Baleares (4,9%), Aragón (4,6%) o Navarra (3,7%).



Si bajamos al detalle, en el territorio valenciano encontramos barrios en municipios como Orihuela con una renta media de alrededor de 15.364 euros por hogar que se encuentran entre el 1% más pobre a nivel nacional y en el ámbito autonómico. Hay distritos en los que, con una población de 9.902 habitantes, el 30,3% podría beneficiarse del ingreso mínimo vital al percibir menos de 416 euros al mes (por unidad de consumo). Algunos distritos de Torrevieja también están entre el 1% más pobre de España y la Comunitat Valenciana. En esos barrios, más del 30% de su población podría acogerse a la ayuda estatal al no llegar a los ingresos mínimos requeridos.

En la localidad valenciana de Algemesí, uno de sus distritos, con unos 2.000 habitantes y una renta media de 15.416 euros por hogar, tiene el 35% de su población en disposición de poder solicitar el IMV. En Sagunto, en una zona con 1.879 habitantes, el 32,4% de sus residentes podría recibir esta ayuda.


Fuente: INE-Estadística Experimental


Las tres capitales de provincia cuentan con barrios con un destacado número de habitantes en situación de pobreza extrema. Concretamente, en Alicante son varios los distritos en los que más del 20% de sus vecinos disponen de ingresos inferiores a los 416 euros al mes, y llegan este porcentaje en algún caso a ser próximo al 37%. En la ciudad de València, son menos los distritos en esta situación, con alguna zona en la que se alcanza el 34,7% de ciudadanos que no llega a esos ingresos mínimos de 5.000 euros anuales. En la capital de la Plana la situación es diferente, ya que apenas son tres los distritos en los que más del 20% de sus habitantes no alcanza los 416 euros al mes en ingresos. En uno de ellos (con 1.419 habitantes) este porcentaje llega al 31,7%.

Además de estas localidades, encontramos diferentes municipios con barrios con más del 20% de su población en situación de pobreza extrema y, por tanto, en condiciones de percibir el ingreso mínimo vital: Pilar de la Horadada, San Miguel de Salinas, Rojales, Almoradí, Formentera del Segura, Dolores, San Fulgencio, Callosa de Segura, Redován, Crevillent, Santa Pola, Elche, Hondón de los Frailes, Elda, El Campello, Benidorm, Alfàs del Pi, Alcoi, Cocentaina, Altea, Tàrbena, Llíber, Teulada o Xàbia en Alicante. Precisamente dos de estas localidades, Tàrbena y San Fulgencio, con 646 y 7.855 habitantes respectivamente, se encuentran entre los quince municipios españoles con mayor porcentaje de población en situación de pobreza (24%).



Además, en Valencia también se encuentran en esta situación Oliva, Alberic o Carlet. En la provincia de Castellón no hay zonas con más allá del 20% de su población en situación de pobreza extrema, aparte de algún distrito de la capital de la Plana o de la Vall d'Uixó.

Se da la circunstancia de que es la costa sur de Alicante, la zona más turística de la Comunitat Valenciana, la que acumula un mayor porcentaje de población en situación de pobreza, ya sea esta moderada o severa.



Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2020 - 21:27 h

Descubre nuestras apps

stats