Los pacientes ya pueden elegir entre las consultas telefónicas y las presenciales en los centros de salud valencianos

Cola este lunes en el centro de salud de la calle de San Valero en Russafa.

El primer día de la recuperación de la normalidad en la red de atención primaria de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, en la que los pacientes pueden solicitar cita presencial en todos los centros de salud y con todos los profesionales, discurrió este lunes con cierta normalidad, según aseguraron desde el departamento que dirige Ana Barceló.

La dirección general de Asistencia Sanitaria siguió el curso de la jornada en la que únicamente ha habido algunas disfunciones aisladas en puntos muy concretos de la red de atención primaria: "En estos casos, que puedan necesitar una adaptación más progresiva, se está interviniendo y se irán subsanando estas incidencias a lo largo de los próximos días", afirmaron fuentes Sanidad.

La directora general de Asistencia Sanitaria, Mariam García Layunta, recordó al respecto que "durante la pandemia no han dejado de atenderse de forma presencial los casos más graves y urgentes, pero también se ha abierto la vía de la asistencia telefónica". Una modalidad "especialmente indicada para el seguimiento de casos o para consultas que no requieren de presencia física". García añadió que están convencidos de que "estas dos formas de atención son complementarias y se van a seguir ofreciendo en los más de 850 centros de salud de la Comunitat Valenciana para que la ciudadanía elija la que más se ajuste a sus necesidades".

Según comprobó in situ elDiario.es, algunos centros de salud como el de la calle de San Valero en Russafa registraron colas este lunes (habituales desde el inicio de la pandemia según los pacientes) y varios usuarios se quejaron de las dificultades para pedir cita telefónica y lamentaron que se estaban dando fechas de atención a 15 días vista.

Es el caso, por ejemplo, de Piedad Pedraza, vecina de 55 años: "Venimos a pedir cita de forma presencial porque por teléfono no hay manera y me han dado para dentro de 16 días para solicitar una medicación para mi madre que tiene 90 años; este centro de salud funciona bastante mal en general".

Por su parte, José Díaz, de 72 años, acudió también a pedir cita por una infección de orina y lamentó que habían dado fecha para el 19 de octubre. Según explicó, la doctora le debe llamar para recetarle un antibiótico para empezar con el tratamiento y lamentó: "Hace más de un año que cambiaron a mi médico de cabecera y aún no he podido conocerle en persona".

Además, añadió que "antes de la pandemia la atención primaria funcionaba relativamente bien, pero ahora es muy difícil que te atiendan en persona, además de que tienes que hacer unas colas enormes al pedir cita para coger el teléfono y una vez te atienden son entre 20 y 30 minutos para cualquier gestión".

Por su parte, el sindicato CSIF defendió la apertura total de los centros de atención primaria de la Comunitat Valenciana, aunque lamentó que se haya hecho sin dotarlos de los medios necesarios para ofrecer la atención adecuada a la ciudadanía. La central sindical señala que no existe una plantilla de personal suficiente ni una revisión de las infraestructuras, ni tampoco un plan de mejora de la atención.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats