Puig confía en que Bruselas incluirá las conexiones ferroviarias con el puerto de València entre las prioritarias

El presidente del Consell, Ximo Puig, con el responsable europeo de financiación para infraestructuras, Alessandro Carano

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha trasladado este martes a la Comisión Europea la necesidad de priorizar los ramales del Corredor Mediterráneo que enlazan con el Corredor Atlántico y con el Corredor Cantábrico por la importancia estratégica y capacidad de generación de empleo de estas conexiones de la red transeuropea.

El jefe del Consell ha mantenido en este sentido una reunión con el responsable del instrumento europeo de financiación para infraestructuras CEF 2, Alessandro Carano, miembro del gabinete de la comisaria de Transportes, Violeta Bulc. Al encuentro ha asistido también el delegado del Consell para la Unión Europea y Relaciones Externas, Joan Calabuig.

Al término del encuentro, Puig ha afirmado que, respecto al trazado inicial del Corredor Mediterráneo, por parte de la Comisión Europea "hay una voluntad clara de que no haya ningún cambio de posición respecto al mapa inicial", ya que "la Comisión tiene claro que el puerto más importante del Mediterráneo en cuanto a contenedores no puede quedarse descolgado".

El presidente no aclara si el PP dejó fuera al puerto de València como denunció el presidente del Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, o si fue decisión de la Comisión Europea.

"Sabemos dos cosas, que el Gobierno de España no situó como prioridad el eje Lisboa-Sines-Valencia y que el tramo Madrid-València no figuraba entre las prioridades, y sí que figuraba el Cantábrico-Mediterráneo pero en el conjunto de todas las demandas que se hicieron no se consideró la prioritaria", ha dicho.

No obstante, Puig ha resaltado que la Generalitat dialogará esta misma semana con el Ministerio de Fomento, "que ha mostrado su voluntad de cooperar con la Comunitat Valenciana", así como con Parlamento Europeo y eurodiputados y eurodiputadas, para que también se afiance el carácter prioritario de la planificación de los ramales Mediterráneo-Atlántico y Mediterráneo-Cantábrico.

El objetivo, según Puig, es que "antes de octubre, cuando se tome la decisión final", la planificación del Corredor Mediterráneo "quede absolutamente clarificada" para que "los inversores sepan que València está absolutamente conectada".

En ese sentido, el responsable del Gobierno valenciano ha apuntado que "no se puede priorizar en contra de la eficiencia económica y del sentido común", y ha apostado por "una visión de las infraestructuras que apoye la posibilidad de movimientos económicos que creen trabajo".

"El propio Corredor Mediterráneo, que aquí otra vez se nos ha indicado que es un corredor fundamental, básico, no puede estar permanentemente atascado", ha señalado.

Puig ha añadido que debe "quedar claro" que la Comunitat Valenciana "es un destino favorable para la conectividad y, por tanto, para las inversiones y para el empleo".

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2018 - 18:02 h

Descubre nuestras apps

stats