eldiario.es

9

El estafador de la EMT de València dio una dirección en Hong Kong vinculada a los 'Paradise papers' y a las Islas Vírgenes

En la Silvercorp International Tower de Hong Kong figura una intermediaria con las Islas Vírgenes y el teléfono que presentan las facturas no da señales de vida

La dirección aparece en la base de datos de los 'paradise papers' que sacó a la luz 13,4 millones de documentos y 120.000 nombres sobre inversiones 'offshore'

Interpol investiga en Hong Hong, tras la denuncia de la EMT, las cuentas que utilizó el estafador para transferir cuatro millones de euros a través de Caixabank 

Una oficina del Bank of China en la Silvercorp International Tower de Hong Kong.

Una oficina del Bank of China en la Silvercorp International Tower de Hong Kong. GOOGLE STREET VIEW

Las documentación que envió el estafador a la exjefa de Administración de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de València incluye una dirección en Hong Kong que aparece relacionada con la investigación de los 'Paradise papers'. Las facturas —sin sello ni firma y con un concepto genérico que hizo sospechar al gestor de Caixabank— estaban a nombre de JG Trade Co Limited, creada el pasado mayo.

El estafador puso una dirección donde está situada la Silvercorp International Tower de Hong Kong. En la entrada del edificio, a la derecha, hay una sucursal de Bank of China. A la cuenta supuestamente asociada a esta empresa, Caixabank abonó 1,6 millones de euros mediante las cuatro primeras transferencias gestionadas por la exjefa de Administración de la EMT, Celia Zafra, única investigada en el caso. 

La investigación de los 'Paradise papers' del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en sus siglas en inglés) sacó a la luz 13,4 millones de documentos sobre inversiones en paraísos fiscales. Además, la base de datos del proyecto incluye los nombres de más de 120.000 personas o empresas que operan en territorios offshore (opacos). 

En la Silvercorp International Tower de Hong Kong, la dirección que indicó el estafador en las facturas, aparece domiciliada, según la base de datos del ICIJ, Jennifer Q. que ejerce de intermediaria de dos empresas radicadas en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes británicas. En una de estas dos empresas, activa hoy en día, figuran desde 2014 tres accionistas de nacionalidad italiana, según los datos del Registro Mercantil británico consultados por este diario. Los ciudadanos chinos Wen Y. y Wei B. aparecen vinculados a las dos empresas en las que actúa como intermediaria Jennifer Q., según la información del ICIJ. 

La primera cuenta de Bank of China que usó el estafador, con la que sableó 1,6 millones, estaba a nombre de JG Trade Co Limited, aunque esta empresa no figura en el Registro Mercantil oficial hongkonés. La cuenta de Bank of China, estuviera realmente asociada a esa empresa o no, contaba con un código SWIFT que identifica a la entidad bancaria receptora de la transferencia. Algunos buscadores no oficiales indican que la mercantil fue registrada el 31 de mayo del 2019. El número de teléfono de Hong Kong que figura en las facturas no da señales de vida, según ha comprobado este diario. 

Existe otra empresa de nombre similar —Qingdao J G Trade Co. Ltd— cuyo domicilio de contacto está situado en la provincia china de Shandong. Esta empresa se dedica al transporte marítimo entre el puerto de Ningbo y Estados Unidos. 

Interpol investiga en Hong Kong el destino de los cuatro millones de euros estafados. Los responsables de la EMT, tras conocer el monumental fraude, cursaron una denuncia ante la Policía que asumió el Grupo de Delitos Tecnológicos. Paralelamente, denunciaron el robo ante la Interpol que consiguió bloquear 150.000 euros (probablemente el magro saldo que aún quedaba en las cuentas destinatarias de los fondos estafados). Más tarde, la empresa pública contrató a un bufete de abogados español que también trabaja en China para llevar el caso ante las autoridades hongkonesas.  

El titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia, que investiga la estafa, ha pedido a la EMT la documentación de la denuncia a Interpol. El juez, tal como informó ayer este diario, ha requerido a Caixabank sus protocolos internos para las transferencias internacionales de los clientes institucionales.

La alerta interna de la entidad bancaria saltó 17 días después de que se iniciara la estafa, a pesar de que ya se habían transferido cuatro millones de euros y de que la EMT no podía efectuar transferencias a China al no tener firmado el modelo 5433, necesario para este tipo de operaciones. El gestor de Caixabank declaró que, tras recibir la alerta y comprobar las facturas, tuvo serias sospechas porque "para estar comprando una compañía" parecían "faltas de consistencia".   

       

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha