eldiario.es

9

El aeropuerto de Castellón vuelve a ser público: la concesionaria se lleva 21 millones de la Generalitat pese a pinchar en los objetivos

El próximo 1 de noviembre la empresa pública Aerocas recuperará la gestión del aeródromo autonómico después del acuerdo al que llegó con la empresa Lavalin, propiedad de la multinacional canadiense Edeis

En 2018, la sociedad creada para gestionar el aeropuerto ingresó 4,7 millones, 3,8 en concepto subvención por falta de viajeros y solo 758.800 euros por servicios de vuelo propios de un aeródromo

El aeropuerto de Castellón

El aeropuerto de Castelló.

El Aeropuerto de Castellón volverá a estar gestionado por la Generalitat Valenciana a partir del próximo 1 de noviembre. El intento de privatización que hizo el PP de Alberto Fabra en 2014 tras años construido y "sin aviones" ha acabado en un sonoro pinchazo de la concesionaria que ha acabado costando a las arcas públicas otros 21 millones de euros en concepto de subvención por no cumplir con el número de pasajeros mínimo. Su construcción ya superó los 200 millones. La empresa pública Aerocas será, emulando a la nacional Aena,  la que explote el aeródromo desde el 31 de octubre. En la actualidad tiene vuelos a Inglaterra y Europa del Este.

La empresa Lavalin, propiedad de la multinacional canadiense Edeis, se hizo en 2014 con la gestión del aeropuerto y ayudó a que aterrizaran aviones en la base castellonense. El contrato contemplaba que si no se llegaba a un mínimo de pasajeros la administración lo cubriría con 24 millones de euros. El acuerdo era para 20 años, pero la empresa percibía el montante indemnizatorio en los ocho primeros y se daba a la multinacional la posibilidad de salirse del compromiso unilateralmente.

Y así ha sido. Cuando no ha finalizado el sexto año y tras anunciarlo el pasado año, Lavalin se marcha con unos ingresos públicos de más de 21 millones de euros. Sin haber ganado dinero, pero sin prácticamente haber perdido. Y las cuentas de la empresa de 2018 son un ejemplo. La sociedad explotadora ingresó el pasado año 4,7 millones, de los que 3.885.180 euros fueron transferencias públicas por contrato y solo 758.800 euros por "servicios de vuelo" y otros 50.000 por servicios de alquiler. 

En 2017, los números fueron similares, 4,4 millones de ingresos, de los que 3,5 pertenecieron a pagos públicos de compensación y 763.291 euros "servicios de vuelo". Los alquileres ese año superaron los 100.000 euros. En 2016 los pagos de la administración fueron de 4,3 millones, en 2015 4,5 y en 2014, cuando se firmó el contrato 2,2 millones. El 2019 el pago será unos 2,2 millones.

Un aeropuerto con futuro

Pero en la Generalitat Valenciana no dan al aeropuerto ni mucho menos por muerto. Quieren que se convierta en catalizador del turismo del litoral y el interior castellonense y han ampliado la oferta a la creación de una escuela de pilotos y un desguace de aviones.

La sociedad pública Aerocas ha impulsado una campaña de crecimiento comercial y posicionamiento del aeropuerto de Castellón en los mercados europeos. El objetivo es la puesta en marcha de, al menos, tres rutas que deberán movilizar de manera conjunta 210.000 pasajeros entre 2020 y 2023.

El director general de Aerocas, Joan Serafí Bernat, ha explicado que con esta campaña "se pretende potenciar el tráfico comercial del aeropuerto y consolidar los mercados emisores, a la vez que contribuimos al desarrollo del sector turístico y del territorio".

Según ha detallado, el plan conlleva la realización de actividades de promoción del aeropuerto de Castellón vinculadas a la creación de nuevas rutas o al incremento de frecuencias en conexiones ya existentes. El contrato tiene una duración de tres años y está dotado con un millón de euros en cada anualidad.

La campaña se estructura en tres lotes e incluye rutas de diferente tipología, que deberán enlazar a partir de 2020 el aeropuerto de Castellón con países situados dentro de la Zona Europea Común de Aviación (ZECA). Las conexiones tendrán que garantizar una progresión en el número de pasajeros en los tres años de aplicación del plan.

El primer lote, con un presupuesto máximo de 400.000 euros por ejercicio, contempla la puesta en marcha de, al menos, una ruta de carácter anual. Las ofertas deberán garantizar 30.000 pasajeros en el primer año, 35.000 en el segundo y 40.000 en el tercero.

El segundo lote, dotado con hasta 350.000 euros por anualidad, recoge una o varias rutas con periodicidad estacional o anual, que deberán aportar 20.000 pasajeros en el primer año, 23.000 en el segundo y 27.000 en el tercero.

El tercer lote, con un presupuesto máximo de 250.000 euros por año, está ligado al lanzamiento de una o varias rutas con una periodicidad estacional o anual, que tendrán que movilizar 10.000 pasajeros en el primer año, 12.000 en el segundo y 13.000 en el tercero.

Esta campaña se suma a las dos anteriores promovidas por Aerocas. La primera posibilitó una ruta anual a Bucarest y dos estivales a Budapest y Katowice. La segunda ha generado otras tres conexiones, que operarán próximamente y que tendrán un periodo de vigencia de tres años: una a Londres-Luton, que arranca el próximo el 9 de diciembre; otra a Viena, que comienza el 30 de marzo; y una a Marsella, que empieza el 14 de abril.

El Aeropuerto de Castellón quiere competir y lo hará desde una empresa pública. La gestión privada del mismo ha fracasado en su primer intento. Lejos quedan ya los exabruptos del expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra como el  "aeropuerto del abuelito".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha