eldiario.es

9
Menú

Los recortes de servicio en el tranvía de València por el horario de verano llegan este lunes en medio de la huelga

Los trabajadores han desconovocado los paros previstos hasta el martes al estar cerca de lograr un acuerdo con la empresa para que incorpore a tres conductores en verano.

FGV reduce el servicio de tranvía un 20% desde el lunes 18 de junio hasta el 31 de agosto y hará lo propio con el del metro a partir del 1 de julio por el descenso de demanda.

- PUBLICIDAD -
Una unidad de metro parada en una estación

Una unidad de metro parada en una estación

La  huelga que desde hace más de un año viene afectando al servicio del tranvía de València, principalmente por la falta de personal, podría juntarse a partir del próximo lunes 18 de junio con los recortes en el servicio que cada año aplica Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) en la temporada estival si finalmente no se alcanza un acuerdo definitivo.

En las últimas semanas, las negociaciones entre los trabajadores y la dirección de la  empresa pública se han intensificado, lo que ha hecho que se hayan desconvocado los paros de los últimos días.

En este sentido, el personal se ha reunido este jueves para analizar los avances y han optado por desconovocar lhas huelgas previstas hasta el martes 19 de junio al estar cerca de lograr un acuerdo con la empresa para que incorpore a tres conductores en verano.

Al respecto, fuentes de UGT han explicado que existen varios flecos pendientes de acordar, puesto que la desconvocatoria definitiva no solo depende de que se materialicen las incorporaciones, sino también de cómo se organicen los turnos de trabajo una vez empiecen a trabajar.

En medio de la negociación, FGV reduce el servicio de tranvía un 20% desde el lunes 18 de junio hasta el 31 de agosto, un servicio que quedaría mucho más mermado si finalmente no hay acuerdo y la huelga se prolonga.

Los mismos recortes se producirán en el del metro desde el 1 de julio hasta el 1 de septiembre.

Tanto en el metro como en el tranvía se aplica así entre semana el mismo servicio que un sábado por el descenso de demanda que se produce como consecuencia del inicio de las vacaciones escolares. Los domingos y festivos se mantiene el horario habitual del resto del año.

Y es que, según los datos que maneja la empresa, durante los meses de julio y agosto se produce una reducción media del número de viajeros del 20% y el 40% respectivamente, lo que le obliga a adaptar la oferta a la demanda real para reducir costes.

Con todo, el periodo de recorte de horarios se redujo en el año 2015 ya que anteriormente, arrancaba a mediados de junio tanto en el metro como en el tranvía y se prolongaba hasta mediados de sepiembre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha