El director de Euskotren se ausenta de su puesto para dar clases en la UPV

El director de Euskotren Iñigo Palomino, junto a la consejera Ana Oregi.

El director general de Euskotren, Íñigo Palomino, se ausenta de su puesto todas las semanas desde enero para impartir clases en la Universidad del País Vasco (UPV) en San Sebastián. Palomino, que dirige la compañía pública operadora de los trenes y tranvías públicos en Euskadi, acude los jueves por la tarde y los viernes durante toda la mañana a la escuela de empresariales como consta en el programa del profesorado del departamento de organización de empresas.

La realización de labores externas de un alto cargo del gobierno requiere de un permiso expreso de su departamento, el de Medio Ambiente y Política Territorial que dirige Ana Oregi, que a su vez lo traslada al Departamento de Administración Pública. Éste debe emitir un informe sobre la compatibilidad de otro trabajo. Habitualmente, estos permisos excepcionales se conceden para casos concretos que no tienen esa periodicidad semanal. La remuneración que percibe se descuenta además de su sueldo público.

La impartición de las clases no tiene una clara explicación ya que Palomino no ha ejercido antes de docente. Su anterior cargo fue auditor jefe del Tribunal Vasco de Cuentas entre 2009 y 2013 y con anterioridad fue director general de Euskotren ente 2007 y 2009 y director de Transportes del Gobierno vasco entre 2005 y 2007. Además, para dar clases debe desplazarse 100 kilómetros desde Bilbao, donde está su puesto en Euskotren.

Una gran empresa pública

Palomino dirige una de las empresas públicas mayores en Euskadi, con 1.000 trabajadores y un déficit de 38 millones de euros, por lo que no es normal que el primer ejecutivo se ausente del trabajo para dar clases. Las funciones ejecutivas del día a día recaen, sin embargo, en el director adjunto Gorka Ugalde.

El alto cargo empezó con sus tareas en la UPV en San Sebastián a finales de enero y concluyen en julio, aunque a partir de junio no hay clases y sólo tiene que dedicarse a tutorías. Los jueves tiene que acudir para cumplir con esas tutorías entre las seis y las ocho de la tarde, mientras que los viernes imparte clases desde las nueve de la mañana hasta las dos del mediodía, salvo una hora que que dedica a tutoría.

Por lo tanto, esta labor le impide cumplir con la labor de su cargo de directror de Euskotren la tarde del jueves y la mañana del viernes. Este periódico se ha puesto en contacto con Euskotren para recabar la opinión de su director, pero no ha obtenido ninguna respuesta.

Etiquetas
Publicado el
1 de junio de 2014 - 19:49 h

Descubre nuestras apps

stats