Dos empresas se mudarán una década después a las instalaciones de Epsilon, el sueño roto de la Fórmula 1 vasca

Interior de la turbina del túnel del viento de Epsilon Euskadi.

El parque tecnológico de Miñano ha logrado, una década después, dar uso al menos a la mitad de la antigua sede de Epsilon-Euskadi, la pretendida escudería vasca de Fórmula 1 capitaneada por el catalán Joan Villadelprat y que se tragó del orden de 50 millones de euros en fondos públicos. Según se ha conocido este jueves, las compañías AVS y Alisea Esco se instalarán en un edificio del parque tecnológico de Miñano, polígono a las afueras de Vitoria, que es conocido como Marie Curie. Lo harán, además, "de manera inminente, el próximo mes de octubre".

En el interior del sueño roto de la F1 vasca: 50 millones de dinero público invertidos en un túnel de viento y un pabellón abandonados

En el interior del sueño roto de la F1 vasca: 50 millones de dinero público invertidos en un túnel de viento y un pabellón abandonados

Según ha explicado la red de parques tecnológicos de Euskadi en un comunicado, Alisea Esco es del sector de la energía y, con ella, "el parque tecnológico de Álava se consolida como polo de referencia en el ámbito de la energía, donde ya cuenta con la presencia de destacadas entidades". Se estima un crecimiento "del 7% en los próximos cuatro años", según estas fuentes. En cuanto a AVS, "abre la puerta al posicionamiento del parque tecnológico de Álava en un sector estratégico, como es el aeroespacial, que va a tener un crecimiento notable y sostenido en el futuro". Es una empresa de Elgoibar (Gipuzkoa) y ha colaborado en la reciente misión de la NASA en Marte. Antes ya se había instalado antes en otra zona de Miñano en plena pandemia y lidera para el aeropuerto de Vitoria-Foronda una lanzadera de cohetes única en la Unión Europea.

Los parques tecnológicos, que son sociedades públicas dependientes del Gobierno vasco, indican que la propuesta "inicial" pasa por que se instalen en la mitad del edificio Marie Curie, una mole de 15.748 metros cuadrados dentro de una parcela de 32.823. Pero "se prevé un crecimiento de estas implantaciones" para "ocupar la totalidad" en los "próximos años". En la nota no se explica si los nuevos inquilinos aprovecharán la que era la joya de la corona de Epsilon-Euskadi, un túnel del viento para probar monoplazas y que lleva todos estos años sin uso.

En Epsilon-Euskadi, que formó un tridente automovilístico con impulso político del PNV junto con el también fallido coche eléctrico Hiriko y con el nonato circuito de carreras en Arakamendi, se perdieron millones y millones de euros públicos. El gran agujero lo generó la ejecución del aval que las instituciones públicas concedieron a Villadelprat para que adquiriera en su día el Marie Curie. Cuando quebró, Miñano tuvo que comprar un edificio que ya era suyo antes. Un informe de abril publicado por este periódico elevaba la factura para las arcas públicas por el crédito del local y los intereses a 9,9 millones de euros, mientras que los ingresos obtenidos desde entonces apenas han cubierto el 8,34% del total. Se ha alquilado ocasionalmente, por ejemplo, para rodajes. Este año se planteó como 'plan B' compartimentar la gran nave de la antigua automovilística para buscar empresas de menor tamaño interesadas, aunque finalmente se descartó esa opción al considerar que las negociaciones abiertas no lo hacían necesario. Esas conversaciones son las que han cristalizado ahora.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2021 - 18:12 h

Descubre nuestras apps

stats