Euskadi vive el primer repunte claro de la presión hospitalaria en la nueva oleada de contagios, aunque todavía lejos de niveles críticos

Ambulancias en Basurto

La presión hospitalaria en Euskadi ha sufrido en las últimas 24 horas la subida más clara en las últimas dos semanas, aunque aún se mantiene en niveles muchísimo más bajos que los del pico de la anterior oleada y también con una afectación menor a otras fases de la pandemia con similar volumen de contagios. En este escenario, ya se rebasan los 250 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Hay 93 personas ingresadas con COVID-19, 18 más que en la jornada anterior, tras un día con 27 ingresos, el peor dato desde el 25 de junio. En la UCI hay también tres pacientes más y son ya 28 los casos críticos, aunque el máximo desde el pasado verano ha sido de 195. Que la oleada de positivos se concentrase en los jóvenes fue la justificación de que no se endurecieran las medidas. Además, las autoridades incidieron en que tampoco se estaba colapsando la atención primaria aunque haya un volumen importante de los jóvenes contagiados con síntomas, algunos de ellos de importancia.

La jornada se ha saldado con 703 nuevos infectados. Solamente 22 de ellos tenían más de 65 años. Para ellos la tasa es de 28 mientras supera los 500 de los 19 a los 39 años y llega a 2.238 entre adolescentes de 17 y 18 años. Por territorios, el reparto es de 314 vizcaínos contagiados, 265 guipuzcoanos y 92 alaveses, además 32 personas o de fuera o sin residencia conocida. Gipuzkoa ya está en alerta naranja. El punto más crítico continúa siendo Hernani y su entorno, fruto de los positivos derivados de San Juan, hace ya dos semanas. Aunque también crece la tasa en Irún, donde fue San Marcial la pasada semana y suma ya 132 casos en 72 horas. La velocidad de la subida ha perdido algo de intensidad pero continúa su escalada y todo apunta a que no se detendrá a corto plazo, ya que el R0 -casos derivados de cada infectado- sigue por encima de 1 (1,42), lo que supone que cada caso multiplica el virus a más personas.

En este contexto, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha considerado que los próximos "cinco días" van a ser críticos para evitar que la nueva oleada siga creciendo. De cara al fin de semana, ha reclamado "un esfuerzo más" que se traduce en la recomendación del "uso de la mascarilla siempre", también en la calle, en evitar las aglomeraciones y en "no consumir nunca alcohol en la calle". "Cumplir estas medidas puede contribuir a ganar ese tiempo que necesitamos para proteger a la ciudadanía", ha dicho sobre la campaña de vacunación, que está dando problemas a los jóvenes de 16 a 29 años que quieren pedir cita.

En cuanto a la campaña de vacunación, son 1.025.102 los vascos con la pauta completa y 1.369.175 los que al menos tienen una dosis. Osakidetza dispone del orden de 250.000 unidades para afrontar el fin de semana. Se da por protegido al 54,2% de la población considerada vacunable (mayores de 16 años sin contraindicaciones), una proporción que supera el 70% entre los mayores de 40 años, el porcentaje que ofrece la denominada inmunidad de grupo. La mitad de los treintañeros también ha sido citado ya para la primera dosis.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
9 de julio de 2021 - 12:57 h

Descubre nuestras apps