La portada de mañana
Acceder
Varias comunidades tendrán que bajar las tasas universitarias
El fiasco de la Sareb suma 35.000 millones a un rescate que no costaría “un euro”
Opinión - 'La importancia del consenso en la reforma laboral', por Ignacio Escolar

El Instituto de la Memoria recopilará también testimonios de afectados en Euskadi por la COVID-19 por ser un “trauma reciente”

Ezenarro, en una de las ediciones de Plaza de la Memoria de Gogora

El Instituto de la Memoria (Gogora) ampliará este 2021 su ámbito de trabajo y sumará al análisis de la Guerra Civil, la represión franquista, el terrorismo de ETA y otras víctimas de violencia una investigación sobre el "trauma reciente" que ha supuesto la pandemia de COVID-19. El organismo dirigido por Aintzane Ezenarro recabará "testimonios" de afectados y familiares de personas fallecidas, según se desprende de la memoria que acompaña a los presupuestos de 2021 de Gogora y que serán presentados este lunes en el Parlamento Vasco como el resto de números del Gobierno.

Euskadi proyecta un Memorial con víctimas del GAL y de la Guerra Civil "complementario" al que Interior construye en Vitoria sobre ETA

Euskadi proyecta un Memorial con víctimas del GAL y de la Guerra Civil "complementario" al que Interior construye en Vitoria sobre ETA

Gogora contará en 2021 con alrededor de 2,1 millones de presupuesto, una cantidad muy similar a la de 2020. De ellos, algo menos de 0,6 irán destinados a gastos de personal. Como proyecto estrella, el Instituto de la Memoria se plantea avanzar en el desarrollo de un espacio museístico permanente en el patio interior de su sede de Bilbao, como adelantó este periódico. Se trata de dar un espacio fijo a los materiales que han recorrido una veintena de localidades con la muestra itinerante Plaza de la Memoria, que fue la carta de presentación de Gogora desde su creación hace un lustro. En principio, la intención era que tuviera cuatro espacios para hablar de ETA, del GAL y la violencia policial, de la Guerra Civil y de la dictadura.

Precisamente este año desaparece del presupuesto cualquier referencia a este proyecto itinerante, que consistía en una carpa y que ha sido gestionado prácticamente en régimen de exclusividad por las cuatro empresas del cargo del PNV Aitor Elorza, Montai, Estali La Karpa, Kultur Kirol Zerbitzuak y Denok. Muchas de las adjudicaciones fueron directas y en algunos concursos que se pusieron en marcha hubo anomalías como que algunas de estas empresas competían entre sí como si fueran diferentes. Además, todos los municipios que colaboraron con fondos contrataron también a estas mismas empresas. Eibar o Arrasate-Mondragón lo hicieron porque lo indicó Gogora. En 2020, la carpa tenía una dotación de 120.000 euros, aunque no ha habido ninguna edición más desde otoño de 2019 y es previsible que no se haya ejecutado esta partida.

En 2021, se impulsará también un memorial del 3 de marzo de 1976, cuando la Policía Armada tiroteó a cinco trabajadores en el barrio de Zaramaga de Vitoria, así como un nuevo columbario en Orduña. Gogora asegura que dará continuidad a otros trabajos como el banco de ADN o la retirada de símbolos franquistas de las calles. A nivel político, el gran asunto pendiente es la aprobación de la Ley de Memoria Histórica de Euskadi, que quedó pendiente de la pasada legislatura.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats