Las protestas negacionistas acaban en escaparates rotos, contenedores en llamas y coches dañados en Vitoria, Bilbao, Donostia, Mondragón o Eibar

Miembros de la Policía Municipal retiran los contenedores volcados en la calzada por los participantes en las protestas que se han producido esta noche en las calles de Bilbao, por las medidas impuestas ante el aumento de contagios de Coronavirus.

Las protestas en contra del toque de queda y las demás medidas sanitarias para evitar contagios por coronavirus ya no son casos aislados en Euskadi. Y eso que la evidencia de los datos de contagios -con récord prácticamente a diario- ofrecen un daño de realidad sobre la situación de los hospitales. A lo largo de la tade y de la noche de este sábado se sucedieron en Vitoria -por partida doble-, Bilbao y Donostia y también en Arrasate-Mondragón, Eibar, Hernani o Zumaia y otras localidades guipuzcoanas a modo de caravana.

Según datos oficiales del Departamento de Seguridad, que movilizó a la Brigada Móvil de la Ertzaintza en varios de esos puntos, en Bilbao, cuatro personas han sido detenidas por altercados en la zona de Indautxu. Uno de ellos estaba lanzando bengalas a la Policía. Mientras, en Vitoria, un grupo de entre 60 y 80 "encapuchados" han lanzado piedras y roto escaparates y portales de viviendas. También utilizaron artefactos pirotécnicos. En pueblos como Mondragón y Eibar, individuos han quemado contenedores -ocho en todo Gipuzkoa, incluida la capital- y causado daños en coches que estaban aparcados.

Los disturbios en Bilbao, que se han saldado con cuatro personas detenidas, se han registrado en las inmediaciones de lapPlaza Indautxu alrededor de las 23:00 de la noche, pasado el toque de queda, después de haberse celebrado una concentración negacionista, no comunicada, que había sido convocada por las redes sociales. Ése es el modus operandi habitual. La noche del pasado jueves también tuvieron lugar una serie de protestas en las que seis personas fueron detenidas. El lehendakari, Iñigo Urkullu, calificó de "terrorismo" estos hechos en una valoración realizada en el Parlamento Vasco en la que también condenó a la vez los atentados yihadistas ocurridos en Niza (Francia) en la misma fecha.

En Vitoria, un grupo de entre 60 y 80 encapuchados ha lanzado piedras y roto escaparates y portales de viviendas pasado también el toque de queda. Por la tarde, en la capital alavesa, se ha celebrado una concentración de unos 300 negacionistas, que ha tenido que ser disuelta por la Ertzaintza y tras la que se produjeron incidentes. Los manifestantes han arrojado pintura contra la fachada de la Delegación de Educación y han provocado daños también en la Delegación de Hacienda. Se acercaron también al entorno del Parlamento Vasco. Hubo una segunda convocatoria ya al filo del toque de queda.

La noche en Arrasate-Mondragón, en Gipuzkoa, también ha registrado disturbios. Pasadas las 23:00, un grupo de personas ha prendido fuego a cinco contenedores ubicados en el centro del pueblo y ha realizado destrozos a coches que se encontraban aparcados. Uno de los vehículos ha terminado ardiendo y han tenido que acudir los bomberos para extinguir el fuego y tres personas han sido detenidas vinculadas con estos incidentes. En Eibar han prendido fuego a un contenedor y en San Sebastián a otros dos, tras las protestas en contra del toque de queda. A lo largo del sábado hubo caravanas de vehículos que recorrieron numerosas localidades con consignas contra las medidas sanitarias.

Etiquetas
Publicado el
1 de noviembre de 2020 - 10:24 h

Descubre nuestras apps

stats