Vecinos de Chamberí denuncian en los tribunales al Ayuntamiento de Madrid por el ruido de las terrazas

Una terraza sobre la calzada en la zona de Olavide

Las molestias por las terrazas sube un escalón en Madrid: de las protestas con cacerolas en calles y plazas se ha pasado este viernes a un recurso contencioso-administrativo presentado por la asociación El Organillo de Chamberí y varios vecinos a título particular “contra la inactividad o ineficacia del Ayuntamiento de Madrid” en la defensa de los vecinos ante el exceso de ruido que viven en las calles, especialmente por el incremento de la actividad hostelera en el espacio público.

La letra pequeña de la Ordenanza de Terrazas en Madrid: permitidas a mercados, en peatonalizaciones y sus sonómetros, sin validez legal

La letra pequeña de la Ordenanza de Terrazas en Madrid

La base del contencioso es el silencio municipal ante el último requerimiento efectuado por la asociación, el pasado 21 de octubre, para que el consistorio recondujera "la situación de extrema contaminación acústica a parámetros tolerables". La asociación achaca al Ayuntamiento el cambio vivido en Chamberí durante los últimos años y especialmente a partir de la instalación de las terrazas Covid durante la pandemia "debido a la contaminación acústica causada por las actividades de ocio diurno y nocturno y problemas de orden público" por la gran concentración de locales de ocio. De barrio residencial afirman que se ha pasado a “una suerte de parque de atracciones monotemático de locales de copas, terrazas, ruido y vandalismo”, indica el recurso judicial al que ha tenido acceso Somos Chamberí.

En el texto de la demanda, los vecinos señalan un crecimiento exponencial en el número de terrazas: de las 364 existentes en el año 2016 se pasó primero a las 478 en junio de 2020 a las 748 el pasado mes de septiembre, una duplicación en cinco años. Estos establecimientos hosteleros ocupan en total una superficie de 22.510 m2, el equivalente a seis campos de fútbol.

La demanda también recoge un exceso de los niveles de ruido, constatado desde al menos el año 2017, cuando empezaron las mediciones en distintos puntos del distrito. "La actividad de las terrazas y pubs/discotecas provoca, en zona residencial, niveles de ruido iguales o superiores a los que pueden ser admisibles generar en una zona industrial en periodo nocturno”, un nivel de molestias sonoras que se ha incrementado durante los últimos meses.

Los vecinos consideran los actuales niveles de molestias "un atentado a los derechos fundamentales de los vecinos intolerable en un Estado de Derecho que debe ser corregido de forma inmediata”, apunta el abogado de la asociación vecinal. Por ello, se pide de forma inmediata la retirada de todas las terrazas autorizadas extraordinariamente en la calzada y en la acera en el marco de la pandemia de la Covid-19 -las llamadas terrazas Covid-, además de limitar la actividad de los veladores hasta las 23.00 horas, la reducción del número y tamaño de las terrazas existentes, la declaración de Chamberí como Zona de Protección Acústica Especial y un control e inspección exhaustivos de “todas las actividades de ocio nocturno generadoras de ruido”. 

Actualmente, el Ayuntamiento de Madrid negocia su nueva Ordenanza de Terrazas, que incluye algunas restricciones y otras ventajas para los hosteleros. Si se aprueba en pleno del mes de diciembre, parte de los veladores sobre calzadas desaparecerán de la ciudad. Aunque todos los que se encuentren fuera de zonas con protección acústica o tensionadas podrán seguir dos años más.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats