Almeida suprime 5.629 aparcamientos en la zona SER de Madrid en solo un año

Pintura azul y bolardos marcando la peatonalización de la calle Tenerife, en Tetuán

La pandemia ha traído más espacio para los peatones en las calles y menos para los coches en la capital de España. Los automóviles cuentan ahora con 5.629 sitios menos donde aparcar en zona SER que hace un año, según las estadísticas publicadas por el Ayuntamiento de Madrid a las que ha tenido acceso este medio, que indican el mayor descenso del espacio disponible para los vehículos desde que existe esta serie. La merma supone un 3,7% de rebaja sobre los 153.317 espacios disponibles del Servicio de Estacionamiento Regulado en 2020.

La disminución de plazas de aparcamiento es muy desigual en cada zona SER, que coincide con los barrios de los distritos en la almendra central de Madrid. Donde más se ha reducido es en Hispanoamérica (Chamartín) con 567 estacionamientos menos, seguido de Casa de Campo (Moncloa) con 426, Universidad -272- y Palacio -259- (Centro). Otros barrios como Lista (Salamanca) o Vallehermoso (Chamberí) apenas ven mermado el espacio disponible para aparcar y en dos lugares -Ríos Rosas y Atocha- incluso aumenta.

En general el equipo de Almeida ha reducido más plazas de aparcamiento azules, las destinadas a los visitantes, que verdes, donde estacionan los residentes. De las primeras se han eliminado 3.321, mientras que de las segundas se han quitado 2.120.

Los datos indican que la mayoría de sitio para los coches desaparecido en el barrio de Hispanoamérica es en zona azul, mientras que en barrios como Ríos Rosas se han sustituido muchas plazas azules por otras verdes, hasta el punto de ganar lugares para el estacionamiento de residentes.

Las razones de las supresiones de aparcamientos son muy variadas. Decenas de estacionamientos han desaparecido fruto de las peatonalizaciones anunciadas hace casi un año por el alcalde, en las que se retiraron todos los vehículos aparcados para crear grandes zonas sin tráfico en los 21 distritos de Madrid, como una de las medidas estrella de los Acuerdos de la Villa. Según los datos consultados por Somos Madrid, debido a esta medida se eliminaron 35 plazas en la calle Emilio Campión (Chamartín), 31 en el entorno de la calle Miguel Arredondo (Arganzuela), 25 en la calle Tenerife (Tetuán), otras 34 alrededor de la plaza de Olavide (Chamberí)...

Las obras también se han llevado parte de las plazas de aparcamiento disponibles, muchas de las cuales no volverán. Ha ocurrido, por ejemplo, en el entorno del estadio Santiago Bernabéu, donde las más de cien plazas de aparcamiento en zona azul se transformarán en acera cuando acabe su reforma. La mayoría de estacionamientos desaparecen con pequeñas obras de ampliaciones de aceras, nuevas orejetas en las esquinas para mejorar la visibilidad y similares. También hay actuaciones que fueron planificadas durante la etapa de Manuela Carmena como alcaldesa y que se acabaron finalizando en la presente legislatura, como toda la ampliación de aceras en el entorno de la calle Amaniel (Universidad) o en diferentes espacios de Gaztambide y Arapiles (Chamberí), que han supuesto un buen número de metros ganados para los peatones en las aceras.

Desde el área de Movilidad también se destaca que algunos de los espacios para aparcar se han perdido por proyectos de mejora de la accesibilidad o el aumento en el número de reservas para Personas de Movilidad Reducida, con más de 600 plazas nuevas.

No se incluyen las terrazas Covid en calzada

La estadística deja fuera del cálculo de estacionamientos disponibles los ocupados temporalmente por las llamadas terrazas Covid en calzada, aquellas concedidas por el Ayuntamiento de Madrid para paliar la crisis de la hostelería durante la pandemia y que han sustituido a los coches en muchas calles de la capital. En la calle Ponzano, por ejemplo, la estadística municipal refleja la existencia de 292 sitios para vehículos aparcados, pero la realidad es que los veladores sobre la calzada han ocupado buen número de ellos.

El área de Movilidad calculaba en mayo que fruto de estos permisos especiales se habían perdido 1.502 plazas de aparcamiento, especialmente en los distritos de Chamberí y Salamanca, que habría que sumar a las 5.629 antes citadas. Este es un cálculo aproximado a la baja, porque desde esa fecha -hace seis meses- el consistorio ha seguido concediendo permisos en calzada. Este periódico ha preguntado al área por la cifra actualizada en noviembre sin obtener todavía respuesta sobre el dato.

Almeida elimina más plazas que Carmena

El Ayuntamiento de Madrid cuenta con estadísticas sobre todas sus plazas de aparcamiento desde el 1 de enero del año 2015. Gracias a estos datos se puede comprobar la evolución de las plazas disponibles en las zonas SER durante los últimos seis años, que había variado muy poco hasta el año 2020.

Durante el mandato de Manuela Carmena, el espacio para aparcamiento de coches pasó de las 153.501 plazas existentes cuando llegó al Ayuntamiento a las 152.591 que había a 1 de enero de 2019, una rebaja de apenas un millar de plazas. En solo dos años de mandato, el alcalde Martínez Almeida ha quintuplicado esta reducción.

Uno de los ejes de la oposición del PP durante la anterior legislatura fue la de la pérdida del espacio para el coche en las calles de Madrid. En Chamberí, por ejemplo, recorrió los alrededores de la plaza Olavide denunciando la supresión de aparcamientos al ampliar algunas aceras, pese a que entonces la Junta de Chamberí compensó la actuación en calles aledañas creando estacionamientos en batería en lugar de los de en línea existentes. Ya en la alcaldía, Almeida peatonalizó nuevas calles en el entorno de este lugar que suprimieron 34 plazas más.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats