La portada de mañana
Acceder
España encabeza el resurgimiento del coronavirus en Europa
El golpe del virus del Nilo en Sevilla
Entrevista a María Chivite, presidenta de Navarra: "No puedo compartir que la máxima representación institucional tenga carácter hereditario"

Vox tumba por segunda vez el Gobierno de PP y Ciudadanos en Murcia y fuerza a ambos a una nueva negociación

La Asamblea Regional durante la investidura fallida de López Miras

Vox culminó su amenaza y votó en segunda vuelta contra la investidura de Fernado López Miras, el candidato a la presidencia del PP que contaba con los apoyos de Ciudadanos y de su propio partido. Los de Abascal pedían sentarse con ambas formaciones para acordar un gobierno a tres bandas, pero los naranjas se negaron en rotundo. Hasta hoy, cuando las tres partes han mantenido una reunión de cinco horas que ha supuesto la ruptura de una de las líneas rojas de Ciudadanos, la de no reunirse con la extrema derecha. A pesar de ello, Vox ha dado por rotas las conversaciones tras unas declaraciones de los líderes nacionales de Ciudadanos, dando a entender que el encuentro se limitaba a "tomar café".

El candidato Fernando López Miras señaló durante su intervención, en un intento a la desesperada para convencer al partido de extrema derecha, que ofrecía a esta formación "un compromiso firme e inequívoco de las medidas propuestas por Vox". El líder del PP murciano reafirmó que las propuestas de la agrupación ultraconservadora "son constitucionales y bastante razonables".

El portavoz de Vox, Juan José Liarte, despejó todas las dudas en su turno de réplica y avanzó su voto contrario en la investidura: "Hoy lo digo hasta con vergüenza, pero hoy vamos a salir de aquí sin gobierno. Vamos a tener un gobierno pronto si la dirección en Madrid permiten actuar con libertad a los responsables en la Región de Murcia. Hasta el último día, último minuto, mi mano estará tendida".

Liarte responsabilizó a la dirección nacional de Cs y a su líder, Albert Rivera, de haber impedido un acuerdo de gobierno a tres bandas en la Región de Murcia. "En la mañana de hoy Ciudadanos ha dado una lección de madurez democrática y nos hemos reunidos PP, Cs y Vox. Podemos hablar de una coincidencia programática de un 95% y estamos más cerca que nunca de formar gobierno; el obstáculo lo encontramos en el eje París-Madrid y en la dirección nacional de Ciudadanos y a su líder, Albert Rivera", apuntó el portavoz de Vox.

La líder de Cs en la Región, Isabel Franco, reiteró, pese a la negativa de Vox, que volverán votar a favor de la investidura de López Miras. La líder naranja expresó que los populares deben buscar nuevos aliados que no contravengan el acuerdo con su partido, señalando que el compromiso con Vox no es un obstáculo para ellos. Franco criticó la negativa de la agrupación de extrema derecha a apoyar al candidato popular, y los señaló como los principales “aliados del ‘sanchismo’”. La diputada finalizó su intervención dirigiéndose a los de Abascal para advertirles de que aún estaban a tiempo de “poner en marcha políticas liberales”.

Por su parte, el líder socialista, Diego Conesa, dio un “no rotundo” a la investidura de López Miras al señalar que no había sido el ganador de las elecciones, al tiempo que criticó su falta de liderazgo durante los dos años que ha gobernado en la Comunidad. “Es conocido que la Región está teledirigida desde Miami”, dijo Conesa en referencia a la buena relación que une a López Miras con el expresidente de la Región Pedro Antonio Sánchez (PAS), imputado en varios casos de corrupción.

En su turno de réplica, el secretario general de Podemos en la Región, Óscar Urralburu, dijo que se seguirá alargando durante dos semanas más “la imagen terrible de Murcia”. Con respecto a Ciudadanos, señaló que de ellos se puede esperar “poca cosa” al haber permitido la investidura de PAS. En la misma línea se dirigió a Franco para increparle que “ha preferido sentarse de espaldas a la gente y negociar con aquellos que han hecho de la Región el paraíso de la corrupción”. Asimismo, se refirió a la reunión a tres bandas de esta mañana criticando la negativa de Cs a negociar con Vox tras haberlo hecho “durante cinco horas”.

El Estatuto de Autonomía da a la Asamblea Regional hasta el 31 de agosto para investir a un nuevo candidato. Si no se consigue, el presidente del Parlamento autonómico, Alberto Castillo, disolverá la Cámara en septiembre y convocará nuevas elecciones. Por otra parte, el líder socialista, Diego Conesa, ya dio a conocer sus intenciones de presentarse a una nueva investidura.

Luis Gestoso, coordinador de Vox en la Asamblea Regional, ya había dado aviso a navegantes ayer de que su partido volvería a votar en contra en la investidura de Fernando López Miras, en una entrevista concedida a Onda Cero Murcia. Dicho y hecho. El dirigente de la agrupación de extrema derecha defendía su postura: "Nuestros votantes lo entienden. Es cuestión de dignidad. Preferimos desaparecer por haber sido fieles a nuestros principios que por haberlos traicionado".

A primera hora de la mañana, las tres partes han celebrado un primer encuentro sorpresa en Cartagena de los tres partidos con los dirigentes del PP Teodoro García Egea y José Miguel Luengo (jefe del comité negociador regional del partido), el diputado nacional de Ciudadanos Miguel Garaulet y, por parte de Vox, Luis Gestoso y Pascual Salvador, líder de la formación de ultraderecha en la Región. Tras cinco horas, los de Abascal se levantaban de la mesa y señalaban que los naranjas no querían firmar un acuerdo, y ellos no estaban dispuestos a "dar un cheque en blanco".

Por otra parte, Garaulet explicó a la salida de la reunión que no habrá un documento programático firmado con los de Abascal: "Hemos escuchado los puntos que Vox presentó al PP", ha señalado el diputado nacional de la formación naranja. Esta negociación 'in extremis' se produjo horas después de que Cs y Vox se profirieran insultos y reproches en redes sociales ante la incertidumbre de los gobiernos de Murcia y Madrid.

Un centenar de personas se concentraron en la puerta de la Asamblea Regional en Cartagena a las 19.00h ante la convocatoria realizada por el colectivo LGTBI Galactyco junto con otras asociaciones para protestar por el hecho de que "algunos grupos políticos, para llegar al gobierno regional, están negociando con los derechos de la ciudadanía LGTBI, de los migrantes y de las mujeres".

Los manifestantes gritaron: "¡Ni un paso atrás! ¡Esta ley no se toca!", en referencia la ley de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género aprobada en 2016 por unanimidad en la Asamblea Regional.

Mar Tornero, vicepresidenta de Galactyco, señaló que "Ciudadanos nos aseguró el pasado martes que no iban a firmar acuerdos con Vox y que quieren trabajar por el colectivo LGTBI, pero no nos lo creemos porque no lo han hecho cuando han estado gobernando con el PP en la anterior legislatura". "El caso es que esta mañana se han sentado a negociar los tres y, además, Cs ha apoyado la investidura de López Miras, quien ha hecho claramente un discurso destinado a Vox. Estamos alarmados", añadió la vicepresidenta del colectivo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats