eldiario.es

9

Osakidetza cubre 3.000 plazas estructurales con contrataciones temporales sin OPE, según un informe de LAB

"En muchos casos, esos contratos terminan siendo ofrecidos a personas afines a sus responsables mediante prácticas fraudulentas"

"Si se necesita una persona en un servicio para hacer frente a una necesidad permanente, ese puesto debería ser incluido en la estructura y cubierto mediante procesos de movilidad, vacantes y finalmente por OPE"

Opositores de Osakidetza, en una de las pruebas celebradas en mayo

Opositores de Osakidetza, en una de las pruebas celebradas en 2018 IREKIA

Un informe elaborado por el sindicato LAB concluye que el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) tiene trabajando en fraude de ley a 2.981 profesionales que acumulan contratos temporales aunque en realidad responden a necesidades estructurales para garantizar el servicio. "Si se necesita una persona en un servicio para hacer frente a una necesidad permanente, ese puesto debería ser incluido en la estructura y cubierto mediante procesos de movilidad, vacantes y finalmente por OPE", sostiene la central.

En puertas de que la semana próxima arranquen las declaraciones judiciales de los denunciantes, testigos e imputados por las irregularidades en las oposiciones médicas del pasado año, LAB vincula también esta fórmula de contratación con el enchufismo al ser puestos cubiertos sin un proceso abierto y por decisión de las jefaturas de servicio. "En muchos casos, esos contratos terminan siendo ofrecidos a personas afines a sus responsables mediante prácticas fraudulentas", denuncia el sindicato, que habla abiertamente de "vasallaje" y de "miedo" ante esta incertidumbre laboral. Y añade: "Se pone en bandeja a los responsables un elemento coercitivo para premiar o castigar mediante valoraciones subjetivas. Hay quien ve en este caso una oportunidad para extender su poder más allá de donde le corresponde y lo aprovecha para colocar a gente afín, en detrimento de la calidad y de los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben regir la contratación pública".

Legalmente, cuando esa necesidad temporal se mantiene en el tiempo durante dos años, la normativa obliga a incorporar la plaza a la estructura fija para que quede cubierta con un proceso ordinario a los tres años. "Pues bien, hemos detectado que en multitud de ocasiones se interrumpen cuando se llega a ese tiempo límite y seguidamente se contrata a una nueva persona para realizar la misma labor. Eso es fraude", señala el documento de LAB.

Esta realidad es "una práctica indiscriminada que afecta a todas las categorías". En algunos casos extremos -servicios pequeños y especializados-, el 100% de las plazas están cubiertas de esta manera. En otros más grandes, como el colectivo de auxiliares de enfermería, son un 56% los profesionales en esa situación.

Osakidetza realizó en 2018 118.000 contratos. Se trata de una cantidad ingente. Por ofrecer un dato comparativo, en todo el año en Euskadi se firmaron 88.625 contratos indefinidos. De ese total, 61.000 fueron contrataciones por necesidades del servicio y, según LAB, un 5% encubren en realidad puestos de trabajo estructurales. El sindicato alerta, igualmente, que en diez años el 55% de la plantilla actual se jubilará, lo que obliga a realizar convocatorias de empleo regulares y masivas. La de 1.080 anunciada para 2020 "no satisface ni siquiera" el número de bajas previstas. "Calculamos que hay un déficit de unas 7.000 plazas [...] y a cualquier cantidad que plantee Osakidetza debería añadir 3.000", incide el informe.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha