La caída de la izquierda alternativa en once gráficos

"Los resultados son malos", reconoció Pablo Iglesias este lunes, en su primera comparecencia ante los medios tras el batacazo electoral del domingo. En las comunidades que celebraban elecciones autonómicas, Unidas Podemos pasó de tener 106 a tan solo 37 diputados. Pero, aparte de la caída generalizada de la formación morada y el ascenso del PSOE, el resto de partidos de la izquierda que no son el PSOE, que logró la mayoría de votos, también han sufrido, con alguna excepción, una debacle generalizada.

Por ejemplo, las mareas gallegas pierden A Coruña, Santiago y Ferrol. Carmena no revalida la alcaldía y el Barcelona en Comú de Ada Colau deja de ser primera fuerza. En Cádiz, Adelante crece y en Sevilla, la unión de este partido con IU le hace perder un concejal. Precisamente, IU consigue mayoría absoluta en Zamora, mientras en Valencia, Compromís sube. Zaragoza en Común pierde el consistorio de la capital aragonesa.



Los ayuntamientos de Madrid y Barcelona fueron los grandes triunfos de la izquierda alternativa en 2015: las dos principales urbes del país convertidas en ciudades del cambio. Con un concejal menos, Manuela Carmena, ahora con Más Madrid, consigue ser primera fuerza política. Solo con la suma de los socialistas (que también pierden uno) no será capaz de revalidar la alcaldía. Ada Colau, con Barcelona en Comú, está en una situación parecida. Pierde un concejal y empata a 10 con ERC, aunque con menos votos. Salvo alguna alianza inesperada, las dos deberán ceder el bastón de mando.

En la Comunidad de Madrid, las fuerzas de izquierdas se mantienen. El PSOE continúa con 37. Podemos cae a siete, pero los 20 que pierde se van al partido de Íñigo Errejón, Más Madrid. PP, Ciudadanos y Vox suman mayoría absoluta.

Resultado en el Ayuntamiento de Madrid

Resultado en el Ayuntamiento de Barcelona

Caen las mareas gallegas

En Galicia, las elecciones del domingo también han dejado un mal resultado para las mareas, que pierden A Coruña, Santiago y Ferrol. Mientras, el PSOE crece y podría gobernar en las tres, además de en Lugo, Ourense y Ferrol. Lo hará con toda seguridad en Vigo, donde Abel Caballero ha conseguido la mayoría absoluta.

En Aragón, Podemos pasa de 14 a cinco diputados, la Chunta Aragonesista sube de dos a tres e IU mantiene el que tenía. El PSOE, que ha subido de 18 a 24, tiene difícil mantener la diputación, ya que la suma que alzó a Lambán a la presidencia en 2015 (PSOE, Podemos, IU y Chunta), se queda a un voto de la mayoría absoluta en esta ocasión. En Zaragoza, Zaragoza en Común perdería la alcaldía. Regía el consistorio con nueve concejales y el apoyo de PSOE y la Chunta, pero los resultados del 26M han dado la vuelta a las fuerzas de la izquierda. Pasan de nueve a tres, el PSOE de seis a 10, la Chunta, que tenía dos, no consigue representación y Podemos entra con dos concejales. La suma de la izquierda se queda a uno de los 16 que otorgan el bastón de mando. La ciudad podría pasar del cambio a la derecha.

Resultado en el Ayuntamiento de Zaragoza

IU, mayoría absoluta en Zamora

En Castilla y León, Podemos pasa de contar con 10 diputados autonómicos a mantener solo uno, lo que impide una mayoría (41) de izquierdas, pese a que el PSOE sube de 25 a 35 escaños. Por ciudades, destaca el caso de Zamora, la única capital de provincia gobernada por IU, que en estos comicios consigue mayoría absoluta para la alcaldía (pasa de ocho a 14 representantes), sin necesidad de pactar con el PSOE. En el otro extremo, Ávila, donde IU pierde los tres concejales que consiguió en 2015. En Segovia, Podemos entra con un diputado, lo mismo que crece IU, que consigue dos. Es, junto a Zamora, la única capital de provincia de Castilla y León donde el PSOE pierde representación: de 12 a 10 concejales.

Resultado en el Ayuntamiento de Zamora

Ribó y Kichi, los que resisten

Joan Ribó y José María González, Kichi, son los únicos alcaldes del cambio que resisten. En el Ayuntamiento de Valencia, Compromís consigue una concejalía más que en 2015 y, con el apoyo del PSOE, que sube dos, Ribó podrá mantener la alcaldía. En los anteriores comicios, Valencia en Común, la marca de Podemos, sumó sus tres representantes para garantizar un gobierno municipal de izquierdas. El domingo su casillero quedó a cero.

En Cádiz, Adelante sube cinco concejales. Kichi roza la mayoría absoluta, que supera holgadamente con los cinco representantes que mantiene el PSOE. En Sevilla, el bloque de izquierdas también suma más que el de derechas, aunque la aritmética es diferente: el PSOE gana dos concejales (suma 13) y la coalición de Adelante e IU, que en 2015 concurrían por separado, pierde uno respecto a la suma de los anteriores comicios.

Resultado en el Ayuntamiento de Valencia

Resultado en el Ayuntamiento de Cádiz

En las autonómicas de Castilla-La Mancha, el PSOE podrá gobernar en solitario, pues supera en dos escaños los 17 que determinan la mayoría absoluta. Emiliano García-Page revalida así su puesto, esta vez, sin necesidad de contar con los votos de Podemos, que pierde los dos diputados que tenía, pese a estar dentro del Ejecutivo. José García Molina dimitió el mismo 26M como secretario de Podemos en la región por el mal resultado.

Podemos e IU bajan en Asturias

Podemos Asturias también ha sufrido un batacazo en las autonómicas. Ha pasado de tener nueve a tan solo cuatro escaños, aunque en esta región IU también ha perdido fuelle al pasar de cinco a dos escaños. En cualquier caso, ambas fuerzas son necesarias para que el PSOE, con 20 diputados, sume una mayoría de izquierda. Una mayoría que en la legislatura que queda atrás no hizo falta. Los socialistas gobernaron con 14 escaños, pactando a derecha e izquierda. En Oviedo no se revalida el tripartito PSOE-Somos Oviedo-IU. Aunque el PSOE sube de cinco a ocho concejales, Somos Oviedo pierde la mitad (consigue solo tres) e IU, que en los anteriores comicios obtuvo tres, no consigue representación.

Resultado en el Ayuntamiento de Oviedo

En Cantabria, Podemos pierde los tres representantes que tenía en el parlamento autonómico, donde, a parte del PSOE, que consigue seis (uno más que en 2015), no hay ninguna fuerza de izquierdas. En Santander, la coalición Unidos por Santander logra un concejal. En 2015, IU logró uno y Ganemos, que en esta ocasión no ha obtenido representación, tenía dos. Son los que gana el PSOE, que pasa de cinco a siete.

En las autonómicas extremeñas, Podemos pasa de seis a cuatro diputados. Ya no será clave para lograr una mayoría absoluta, ya que los 34 escaños socialistas la superan por uno. En las capitales de provincia, la cosa cambia. En Badajoz, Podemos obtienen un concejal; en 2015, Recuperar Badajoz consiguió tres. Badajoz Adelante, un partido local de nueva creación, entra con uno. La suma de PP, Ciudadanos y Vox consigue mayoría absoluta. En Cáceres, Podemos entra con tres concejales, insuficientes para ayudar al PSOE, que es primera fuerza, a lograr una mayoría de izquierdas.

En Baleares, el PSOE es el único partido del bloque de izquierdas que ha crecido en diputados, de 14 a 19, además del conseguido por la coalición Gent per Formentera, de la que forma parte. El resto, bajan: Unidas Podemos ha conseguido seis, cuatro menos que en 2015; Més per Mallorca ha pasado de seis a cuatro; y Més per Menorca de tres a dos. Con todo, la socialista Francina Armengol podría sumar para revalidar la presidencia con el apoyo de la izquierda. En Palma, Més pasa de tres a cinco concejales y Podemos pasa de los cinco que tenía Som Palma, a tres.

Resultados en el Ayuntamiento de Palma

En la Región de Murcia, Podemos pasa de seis representantes a dos. En la ciudad, en 2015, Es Ahora Murcia y Cambiemos Murcia habían obtenido tres concejales cada uno. Esta vez, el único partido de izquierdas que consigue representación, además del PSOE, es Podemos, aunque solo suma dos.

En Navarra, el PSOE es el único partido de izquierdas que crece. Bildu se mantiene, con nueve y ocho diputados autonómicos respectivamente, Podemos pasa de siete a dos, e Izquierda Ezquerra de dos a uno. En Pamplona, Bildu y el PSOE suben dos concejales cada uno, hasta los siete y los cinco, respectivamente. En Euskadi, Bildu se mantiene en las capitales de provincia y las diferentes marcas de Unidas Podemos suben levemente o se mantienen.

En Canarias, Podemos pasa de siete a tres, mientras la Asociación Socialista La Gomera revalida sus tres diputados autonómicos. El PSOE, que pasa de 15 a 22 y es primera fuerza, no podrá conformar una mayoría absoluta de izquierdas.

En La Rioja, Podemos pierde la mitad de sus escaños. Solo mantiene dos, que dan para sumar los 17 necesarios para una mayoría de izquierdas, porque el PSOE sube de 10 a 15. En Logroño, en 2015, Cambia Logroño había obtenido cuatro concejales; ahora, Podemos revalida la mitad. Si la alcaldía es de derechas o de izquierdas lo decidirá el Partido Riojano, que tiene el concejal del desempate.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2019 - 20:58 h

Descubre nuestras apps