eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los críticos con la gestora del PSOE dan por enterrada la tercera vía pero temen las presiones contra Pedro Sánchez

Sus esperanzas pasan por convencer a Pedro Sánchez si Susana Díaz da definitivamente el paso, y por el peso relativo que dan a los barones en el proceso

Aseguran que les preocupan las estrategias del aparato contra él y las reglas del juego

Las plataformas que exigen que no se dilate la convocatoria de primarias y congreso se elevan ya a 45 por todo el país y sus integrantes apuestan mayoritariamente por el exsecretario general

Francisco Toscano presidiendo la cumbre de sanchista el martes, Nieves Hernández coordinando plataformas y José Antonio Rodríguez con la campaña de firmas impulsan desde Andalucía su candidatura

- PUBLICIDAD -
Los miitantes reciben a los diputados que han sido invitados para la ocasión.

Pedro Sánchez necesita que Susana Díaz opte a la secretaría general del PSOE para que tenga sentido su candidatura, mientras para ella podría ser clave que él no lo haga porque el resultado de la batalla en primarias puede ser imprevisible. Es la tensión con la que juegan los llamados a protagonizar el "choque de trenes" que algunas voces en el PSOE han reclamado que se evite con la denominada tercera vía, que uno y otro grupo ven cada vez más improbable. Por si acaso, ni el exsecretario general ni la líder del PSOE andaluz confirman si se van a presentar o no. Al menos, hasta que haya calendario.

La cumbre de sanchistas este martes en Madrid ha pretendido mostrar que tienen estructura en todos los territorios y que está más cerca el entierro de una posible tercera vía -entre los nombres más recurrentes el de Patxi López- para dejar a un Pedro Sánchez al que le insisten para que presente porque no le queda otra. Y desde el PSOE-A reconocen que no barajan una tercera vía tampoco porque para ello "haría falta que hubiera un consenso entre las distintas partes" y dan por hecho que Susana Díaz optará a liderar el partido sin negociar un hombre de paja.

Entre otras cosas, porque entienden que no puede dar un paso atrás por las expectativas generadas entre el grueso de los barones, que ven en ella la mejor opción para mantener su peso en la organización y los esquemas clásicos del partido frente a "experimentos", y por el nivel de compromiso de la presidenta de la Junta de Andalucía con otras fuerzas vivas a los que "ya dejó plantados" cuando hace año y medio se vio en esa tesitura y se quedó en el amago. "El escenario ideal para ella sería o que no tuviera ningún rival o que fueran varios, pero eso parece complicado", apunta un miembro del PSOE de Sevilla, la cuna política de Susana Díaz. Otro miembro del PSOE andaluz convencido de la necesidad de una candidata como la presidenta andaluza apunta que "Susana Díaz ahora no se puede poner de perfil".

Dos esperanzas y dos temores en "la rebelión de los sargentos"

Con este panorama los críticos se mueven entre esperanzas y temores. Entre las esperanzas, que Susana Díaz dé definitivamente el paso adelante y eso termine de convencer a Pedro Sánchez alentado por las muestras de apoyo que le están dando. "No hay posibilidad de proponer a otra persona. O es él, o no es nadie", insisten los sanchistas. Otra de sus esperanzas es que tras ese cónclave, vendrán los regionales y los barones tendrán que medir muy bien cómo responden a su militancia en un hipotético duelo entre Pedro Sánchez y Susana Díaz, porque luego les tocará a ellos.

El caso es que, en la que uno de los críticos reunidos en Madrid define como "la rebelión de los sargentos", restan importancia por tanto a que los coroneles, o sea los pocos barones que apoyaban a Pedro Sánchez, le hayan podido retirar su apoyo, como la vasca Idoia Mendía y el riojano César Luena apostando por Patxi López, o la balear Francina Armengol moviéndose en la ambigüedad, pese a que reconozcan el coste emocional que ha tenido para el exsecretario general. 

Lo más probable es que muchos opten por la neutralidad, como ha comentado que haría el catalán Mikel Iceta, a quien lo que más le preocupa es que el PSC no pueda finalmente votar, y por eso se ha avenido a negociar directamente con Susana Díaz, a la que ha visto como interlocutora mucho más que a la gestora presidida por Javier Fernández. Tanto en el caso de Iceta, suponiendo que el PSC tenga voto en las primarias, como de otros barones que puedan hablar de neutralidad, eso tiene un valor más cualitativo que cuantitativo. Porque hay que ponderar la posibilidad de "neutralidad activa", como lo ha definido algún socialista.

Y precisamente el caso del PSC hila con uno de los grandes temores y es que el aparato imponga las reglas del juego, tanto dejando sin voto a los 18.000 militantes con los que dice contar Mikel Iceta porque es un censo que no conocen en Ferraz, como manejando el calendario con un congreso en junio o incluso julio. El otro son las presiones que Pedro Sánchez pueda recibir para no presentarse y que conocedores de las entrañas del partido aseguran que pueden llegar a un nivel de lo más tentador (por ejemplo, un suculento puesto que prometa un nuevo comienzo alejado del primer plano de la política) a lo más insoportable (yendo directamente a cuestiones personales).

Tres nombres en la estrategia desde Andalucía

Más allá de los diputados del no a Mariano Rajoy, un puñado de parlamentarios autonómicos y algún secretario general como los nombres más conocidos que insisten en animar a Pedro Sánchez, hay tres andaluces que están dando la cara por él desde otros tantos frentes. Hablamos mediáticamente, porque hay otros que lo hacen con una labor alejada de los focos.

Son el alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Francisco Toscano (PSOE), que fue uno de los que presidió la citada reunión en Madrid; la exportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla, Nieves Hernández, como coordinadora de las plataformas pro primarias y congreso cuanto antes; y el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez como ya habitual promotor de la recogida de firmas para lo mismo.

Mantener el debate abierto en Andalucía es vital para ellos porque para imponerse en unas primarias a Susana Díaz no sólo le bastaría con ganar en esta federación, que es la más numerosa del partido, sino hacerlo por un margen muy elevado. Francisco Toscano, que después de tres décadas gobernando con mayoría absoluta el segundo municipio más importante de Sevilla tras la propia capital hispalense va tan por libre como para marcarse un perfil psicológico de Susana Díaz en una entrevista en El Correo de Andalucía, lo tiene claro. "Hace falta una  alternativa en el partido que logre la democratización y apertura del PSOE para la resintonía con nuestra identidad socialista", resume convencido de que hoy día eso "sólo es posible con Pedro Sánchez" por la "integridad" que representa.

El alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, clave entre los críticos a la hora de librar la batalla en las redes sociales, ha incidido en los intentos del aparato por dar una imagen de división entre ellos "que no responde a la realidad". Y pone un ejemplo: "Si César Luena se descuelga, La Rioja es una gota en el océano para el proceso. Puede ser personalmente que le afecte a Pedro Sánchez, pero ya está". En su opinión, "la red puede tumbar al mejor aparato político de la historia".

Frente a las críticas, expone que la recogida de firmas no se ha detenido y que ésta es una de las misiones de las plataformas, si bien reconoce que no tienen un censo para saber cuándo es el momento de entregarlas, es decir, cuándo supondrían el 51% de la militancia y por tanto tendrían el valor que les confieren los estatutos para ser tenidas en cuenta. Pero no por ello van a renunciar y asegura que ya dirán qué hacen con esas firmas para no frustrar las expectativas de la gente que se ha sumado. 

Por su parte, Nieves Hernández, que es la encargada de coordinar estas plataformas, fue una de las que intervino el martes y dejó claro que el sentir mayoritario de las mismas es apostar por el exsecretario general por cuanto que entienden que representa el cambio que quieren en el partido para darle más voz a la militancia. Cifra en 45 las plataformas constituidas hasta la fecha en toda España, desde la primera que se creó oficialmente en Córdoba hasta la última en Gandía (Valencia) hace unos días.

Éstas son las plataformas constituidas hasta el momento: Albacete, Almería, Aspe (Alicante), Asturias, Ávila, Axarquía (Málaga), Badajoz, Cádiz, Camp de Turia (Valencia), Cantabria, Castellón de la Plana, Ceuta, Ciudad Real, Cuenca, Cataluña, Elche (Alicante), Extremadura, Euskadi, Galicia, Gandía (Valencia), Granada, Huelva, Jaén, León, Madrid, Málaga, Marina Alta (Alicante), Melilla, Murcia, Navarra, Ourense, Oviedo, Palencia, Pincayá (Valencia), La Rioja, Salamanca, Segovia, Sevilla, Tenerife, Toledo, Valencia Ciudad, Valencia Provincia, Vizcaya, Valladolid, Xirivella (Valencia). 

Cada una está respaldada por más o menos militantes, desde unas decenas en el caso de los municipios más pequeños, hasta medio millar en los mayores, y en el futuro no descartan trabajar en sintonía con la iniciativa Recupera PSOE centrada en captar nuevos afiliados y frenar la espantada de los últimos años. Pero todavía parece ser un colchón de seguridad demasiado fino para Pedro Sánchez, que tiene que enfrentarse, entre otras muchas críticas, a la realidad de que optaría a un puesto que ya ha ostentado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha