eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Sindicalista y "víctima" del caso ERE: "No se lo deseo ni a mi peor enemigo"

Gonzalo Fuentes, histórico sindicalista malagueño y responsable de Relaciones Institucionales de la Federación de Servicios de CCOO en Andalucía, recibe el archivo provisional de la causa contra él y un compañero con "sabor agridulce" tras más de tres años desde su imputación

- PUBLICIDAD -
Gonzalo Fuentes, responsable de relaciones institucionales de la Federación de Servicios de CCOO.

María Núñez, la jueza que instruye ahora el caso de los ERE, se refería a él y a otro compañero de CC.OO Andalucía como "víctimas" de la macrocausa entre las decenas y decenas de investigados. Gonzalo Fuentes, presidente del comité de empresa del hotel AC Hotel Málaga Palacio y responsable de relaciones institucionales de la Federación de Servicios de CCOO, ha recibido el "contudente" auto de sobreseimiento provisional con un "sabor agridulce". La justicia, "con tanta demora, es menos justicia". Los dos sindicalistas pidieron el archivo porque entendían que se habían limitado a informar y asesorar en asamblea a los trabajadores del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga) sobre las cuestiones laborales de un proceso de regulación de empleo que, ahora, la justicia dice que fue legal.

Son "más de tres años de pena de banquillo" y "muchas explicaciones" a los medios, a la familia y a los amigos, que "lo han pasado muy mal", explica a eldiario.es Andalucía. De 59 años y "con más de 40 de militancia", Fuentes dice que lo que ha vivido, al menos hasta este archivo temporal, "no se lo deseo ni a mi peor enemigo". "El titular lo dice todo -'víctimas' y 'no delincuentes'-; aquí ya no eres presunto culpable, sino directamente culpable".

Dice que ha querido "dar la cara" desde el primer día ya que ha "confiado desde siempre en la justicia". Lo que hizo en el ERE del hotel, por entonces como secretario general de la Federación de Comercio en CCOO-Málaga, "lo había hecho cientos de veces: defender el empleo y pelear con la empresa". "Esta indefensión no puede ocurrir en un Estado de Derecho. Yo quería un juicio rápido. Antes de imputar a una persona, hay que llamarla, hay que escucharla. Creo que esta vez no he salido en el telediario pero cuando me imputaron sí que salí", ironiza.

"La inocencia te da mucha fuerza", apunta. "No hay ningún tipo de ilegalidad, hemos hecho lo que teníamos que hacer e iremos cuando la jueza nos cite", subrayaba el  10 de enero de 2014 cuando conoció su imputación a través de los medios. Como anécdota, recuerda que aquel dçkía no siguió las indicaciones de los responsables de prensa del sindicato y atendió a los medios que le llamaron. "Sabía perfectamente que no había 'intrusos' en el ERE y que todo era legal", indica ahora.

"Detrás hay personas"

Fuentes fue citado unos días después pero optó entonces por no declarar porque no ha sido hasta esa fecha cuando había conocido los hechos que se le imputaban. La Fiscalía Anticorrupción solicitó para el dirigente sindical una fianza civil de 584.000 euros por las dos pólizas cobradas por los supuestos 'intrusos' (Carlos Andrés Sendino y José Antonio Cuevas), igualmente con la causa archivada contra ellos ya que "ni la contratación puede ser considerada ilegal ni tampoco su inclusión en el ERE", según acaba de sostener la jueza.

Entre haberse "quitado un peso de encima" y a la espera de un archivo definitivo (la propia jueza y la Audiencia están archivando los casos de las ayudas donde no se aprecian 'intrusos', como el de Azucareras Reunidas de Jaén). "Es que detrás de todo esto hay personas. Ha habido noches sin dormir y cierta impotencia muchas veces", añade.

El sindicalista, que hace un tiempo impulsó una campaña por los derechos de las camareras de piso, al preguntarle sobre si le diría algo a los responsables de "haber ido a juicio sin un juicio" y de haber sido metido "en el mismo saco", opta por pensar que haya sido "una equivocación".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha