eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los vecinos rechazan el desalojo del Rey Heredia previo a la cesión del colegio

Los vecinos y usuarios que trabajan en el colegio ocupado se niegan a desalojar el centro tal y como exige ahora el Ayuntamiento en la propuesta de convenio de cesión del inmueble.

La Acampada Dignidad mantiene que las personas que “comen, estudian y se forman en el colegio no pueden dejar de hacerlo ni un solo día”.

Los vecinos y colectivos del Consejo de Distrito Sur propondrán alternativas al Ayuntamiento para que la cesión se lleve a cabo sin necesidad de desalojar el colegio.

- PUBLICIDAD -
Representantes de vecinos y del Rey Heredia en la biblioteca del colegio ocupado.

Representantes de vecinos y del Rey Heredia en la biblioteca del colegio ocupado.

Después de meses de negociación abierta entre el Ayuntamiento y los vecinos representados en el Consejo de Distrito Sur de Córdoba para llevar a cabo la cesión a éstos del colegio ocupado Rey Heredia, las condiciones puestas ahora por el Consistorio han obtenido el rechazo de los vecinos. Y es que la propuesta de convenio de cesión elaborada por el Ayuntamiento exige que la Acampada Dignidad –que recuperó el edificio como centro social en el que desde hace más de un año ha instalado un comedor social y desarrolla actividades para personas sin recursos y colectivos del barrio- desaloje el centro antes de llevar a cabo la cesión.

Esa condición ha sido rechazada de plano tanto por la Acampada Dignidad como por los vecinos y colectivos representados en el Consejo de Distrito, que ven en esa exigencia del Ayuntamiento un pulso para aparecer de alguna manera como “ganador” frente a los activistas sociales. Los vecinos no consideran necesario que el Rey Heredia se quede vacío antes de obtener la cesión: “Nosotros no vamos a pedir el desalojo”, dice el presidente del Consejo de Distrito, Antonio de la Rosa, que explica que “entendemos que se pueden buscar fórmulas de entendimiento entre las partes para realizar la cesión sin que se produzca el desalojo".

Por eso, los vecinos se han propuesto analizar el convenio presentado por el Ayuntamiento en estos próximos días para proponer vías alternativas al Consistorio. Se trata, en su opinión, de llegar a un acuerdo y "no de que haya vencedores ni vencidos" en este asunto sino de "buscar la practicidad y cuanto antes llevar a cabo la cesión para que a este centro que estaba en desuso y vacío se le dé un uso social, porque los colectivos y los vecinos de la zona lo necesitamos". Y añade: "No tendría sentido desalojar todo para al día siguiente volver a entrar".

Desde la Acampada Dignidad, son muy claros en esa postura. Rechazan de plano el desalojo del centro "porque aquí hay personas que comen, estudian y se forman todos los días y no pueden dejar de hacerlo ni un sólo día", argumenta Rafael Juan, portavoz del colectivo.

Inspección de técnicos municipales

El motivo que da el Ayuntamiento para realizar el desalojo es que antes de ceder el edificio los técnicos municipales deben evaluar el estado del mismo. Pero no hay ninguna normativa que exija que para ello el edificio esté vacío y a eso se agarran la Acampada Dignidad y los usuarios del colegio: "Si el motivo que da el Ayuntamiento es que sus técnicos tienen que entrar a valorar el edificio, pueden hacerlo porque ya han entrado en otras ocasiones y eso no es óbice para que se tenga que desalojar el centro e interrumpir sus actividades".

Y a esos razonamientos se une la falta de credibilidad que tiene el Consistorio para la Acampada Dignidad: "De la palabra que tienen no nos fiamos absolutamente nada. Porque puede pasar mucho tiempo entre que vengan los técnicos, que hagan su informe, que lo resuelvan... Y además mucho nos tememos que cualquier pequeña grieta que vean en el edificio pueda ser el argumento para dilatar en el tiempo todo este proceso", advierte Rafael Juan.

Esa falta de credibilidad que dan al Ayuntamiento la basan en los hechos que el gobierno municipal ha venido ejercitando durante el año largo que dura la ocupación del Rey Heredia. A la denuncia en los juzgados por usurpación del edificio –causa en la que hay diez imputados a los que el Ayuntamiento pide una multa de 720 euros a cada uno- le siguieron los cortes reiterados de suministros o las manifestaciones públicas desacreditando al centro. Como muestra, un botón : “El mismo día -5 de octubre- en que el Ayuntamiento presenta a los vecinos el convenio para la cesión del Rey Heredia también presentó en los juzgados su petición de multas a los imputados”, hace ver Rafael Juan sobre “la buena voluntad del Ayuntamiento”.

“Lo que tiene que hacer –el Ayuntamiento- es arreglar ya de una vez por todas este asunto de la manera más lógica, sin que sea una derrota para nadie y haciendo caso a lo que la gente quiere y necesita”, argumentan.

Y junto al obstáculo del desalojo como condición para la cesión del edificio, los vecinos y usuarios del Rey Heredia ven también “problemas” para admitir otros dos puntos del convenio presentado por el Ayuntamiento. Uno, que la cesión se haga sólo por un año. Y otro que, además, en cualquier momento el acuerdo sea revocable por parte de la administración local sin especificar tampoco los motivos. Sobre todos esos puntos –según han anunciado- los vecinos propondrán alternativas al Ayuntamiento a finales de este mes de noviembre con el objetivo final de resolver la negociación que dura meses lo antes posible.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha