eldiario.es

Menú

“En IU Castilla-La Mancha ha faltado estrategia y un mensaje claro”

Juan Ramón Crespo aspira a dirigir la formación regional tras la Asamblea que se celebra a finales de octubre

El candidato, que ‘compite’ con el conquense Jacobo Medianero, sostiene que “IU perdió la frescura y la conexión con la realidad. El 15M nos pasó por encima”

- PUBLICIDAD -
Juan Ramón Crespo

Juan Ramón Crespo (Valdepeñas, 1967) es un abogado que lleva más de 20 años viviendo en Toledo y unos 30 vinculado a Izquierda Unida, formación de la que fue coordinador provincial. En los últimos años ha sido vicecoordinador regional de un partido encabezado por el albaceteño Daniel Martínez, a quien aspira a sustituir. Forma parte de la dirección regional del PCE y es asesor de asuntos jurídicos en la Diputación. Su candidatura no es la única porque compite con la del conquense Jacobo Medianero con el que marca algunas diferencias. “Él se propuso como candidato, a mí me han elegido mis compañeros” dentro de la candidatura ‘Una IU para una nueva región”. Ambos presentarán su proyecto en la Asamblea regional de la formación el próximo 23 de octubre.

Encabezará la candidatura al Consejo Político regional, que ahora pasará a denominarse Asamblea Política y Social de Castilla-La Mancha. De hecho, esa nueva denominación da algunas claves del nuevo modelo que busca la candidatura a la que representa Crespo. Huyen de ser un “partido tradicional” y apuestan por crear un bloque político y social donde tenga cabida la “convergencia”. ¿Eso quiere decir que abren la puerta a la incorporación de otras formaciones?, le preguntamos. Él asegura que sí pero matiza que al bloque deben incorporarse “otros partidos políticos, sindicatos, movimientos sociales y organizaciones” y su finalidad “no debe ser únicamente presentarse a las elecciones. Queremos provocar una movilización en la calle”.

“IU no quiere hegemomía, sino ser uno más de ese bloque que influya y dé contestación al bipartidismo”. Es más, la idea “no es generar una marca sino crear conciencia en la sociedad” porque ahora “se habla más de los partidos de que los problemas ciudadanos”. Para eso apuesta por introducir cambios profundos en la formación a la que, reconoce, le ha faltado dotarse de una estructura “más democrática” en los últimos años que “se adapte a la nueva realidad”.

Una IU más horizontal

Cree que de un partido “de corte clásico” hay que pasar a otro modelo en el que aprovechar las nuevas tecnologías y los cambios sociales y “trasladarlos a nuestros estatutos”. Un cambio que pasa por un partido más horizontal que vertical, donde quede ‘suavizado’ el papel del coordinador regional para dotar de mayor protagonismo a “afiliados, mareas, sindicatos o profesionales”. En el nuevo formato “no habría secretarías por áreas en Izquierda Unida sino que sería el partido el que saliese a buscar la participación de distintos colectivos”.

Y es que reconoce que en los últimos años ha faltado “estrategia” a la hora de trasladar un mensaje claro a la opinión pública. “Hemos perdido la frescura y saber conectar con la realidad de lo que estaba pasando. Tal es así que el 15M nos pasó por encima. No estuvimos con las inquietudes de la gente”. Y en Castilla-La Mancha “pasó tres cuartos de lo mismo” porque “lo que aquí había era un problema de comunicación con el ciudadano”.

El propio Crespo se atribuye parte de la culpa de una situación -no en vano ha sido vicecoordinador del partido- que no achaca en exclusiva a Cayo Lara o a Daniel Martínez, máximos dirigentes a nivel nacional y regional, respectivamente. “Ha sido un problema colectivo”. “Cuando comenzamos a tener votos nos despreocupamos de estar en la sociedad” y ese, dice, ha sido uno de los principales fallos. No es que haya que renunciar a estar en las instituciones, matiza, “es que no hay que desconectar de la sociedad”.

Ahora se muestra convencido de que, más allá de las siglas, “los votos vendrán si hacemos buenas propuestas a la ciudadanía”. Ve en IU y en el bloque político y social que se quiere conformar una alternativa porque “a las políticas neoliberales del PP no las pueden sustituir las políticas neoliberales del PSOE”.

IU se reivindica como una fuerza municipalista y lo cierto es que solo ha conseguido representación en las Cortes regionales en una ocasión, y con un único diputado, José Molina. Crespo lo achaca a una Ley Electoral que “lo ha impedido” y se pone la venda antes de la pregunta: “sí, ya sé que otros lo han logrado, pero insisto en que tiene que ver con la Ley Electoral porque somos la tercera fuerza política en los municipios de la región”.

Su ‘rival’ en el acceso a dirigir los destinos de IU en la región,  Jacobo Medianero, proponía hace algunas semanas la fusión de los documentos políticos que ambas candidaturas llevarán a la Asamblea regional en octubre. Sobre esta proposición Crespo es claro. "Lo que no podemos hacer es hurtar a nuestra gente la posibilidad de debatir. ¿Cómo va a ser mi primera actuación consensuar documentos? ¿Con quién? ¿Por arriba? ¿Con los de siempre? Lo que queremos es hablar de política. La síntesis, que creo que llegará, se podrá producir, pero después de debatir".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha