eldiario.es

Menú

"Nos piden un acto de fe con el amianto pero llevamos así 13 años"

La Asociación de Vecinos 'El Tajo', en Santa María de Benquerencia, elaborará un "plano" con todos los focos en la zona que cifran en, al menos, 12

La reunión con el consejero de Medio Ambiente no ha calmado los ánimos. "Estamos decepcionados", dicen, para pedir la implicación de la Consejería de Sanidad

- PUBLICIDAD -
Sonia Méndez y Víctor Villén, de la Asociación de Vecinos 'El Tajo'

Sonia Méndez y Víctor Villén, de la Asociación de Vecinos 'El Tajo'

La Asociación de Vecinos 'El Tajo', con sede en el barrio toledano de Santa María de Benquerencia, elaborará un "plano" con los puntos "numerados" de esta zona de la ciudad en los que existan vertidos o restos de amianto, tanto al aire libre como enterrados. Para lograrlo, piden ayuda a los vecinos. Les instan a denunciarlo ante la propia asociación "si ven algo sospechoso".

El documento  será entregado a la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en la reunión para la que han sido convocados en el plazo de un mes, después de que el pasado viernes tanto la asociación vecinal como la Plataforma 'Mi barrio sin amianto' mantuviesen un encuentro con el consejero del ramo, Francisco Martínez Arroyo.  

"Nos piden un acto de fe, pero llevamos así 13 años"

"Sentimos indignación y decepción por la falta de compromiso de las autoridades", señala Sonia Méndez, vicecoordinadora de la Asociación de Vecinos 'El Tajo'. La reunión no ha calmado los ánimos en este barrio en el que se lleva denunciando el problema desde el año 2004 con avances "mínimos". Y es que, el viernes se confirmaba que no se cumplirán los plazos para el sellado, "porque no se ha hablado de retirada", de los restos de fibrocemento en esta zona de la ciudad. La previsión era hacerlo este mismo mes de abril. Ahora, el plazo se dilatará, al menos, hasta después del verano y se habla de un coste entre los 12 y los 14 millones de euros que, además, tienen la 'pega' de unos Presupuestos regionales para 2017 bloqueados.

"Nos piden un acto de fe. Nos piden confianza pero llevamos así 13 años y no podemos esperar más", señala Méndez para reclamar "hechos contundentes". Junta de Comunidades, personas a título particular y la Confederación Hidrográfica del Tajo son los propietarios de las parcelas afectadas.

Los vecinos lamentan los problemas de entendimiento entre los organismos públicos, por un lado, y el pasotismo de los propietarios privados por otro. En este último caso, recuerdan que llevan eludiendo responsabilidades desde el año 2008. "No buscamos culpables", insisten, sino soluciones a un problema que, dicen, "afecta a los 83.336 habitantes censados" en Toledo porque la fibra de amianto se propaga a través del aire.

Al menos 12 focos de amianto en Benquerencia

Se han identificado 90.000 toneladas de amianto, distribuido en nueve focos dispersos, según el informe encargado a la empresa Emgrisa por la Comisión del Amianto que integran Ayuntamiento de Toledo, Junta de Comunidades y Confederación Hidrográfica del Tajo. Los vecinos creen que hay al menos cuatro focos más. Es lo que dibujaran en el plano de elaboración propia.

Vícto Villén, responsable del Grupo de Medio Ambiente en la asociación vecinal, ha repasado algunos de los focos con restos de amianto que más preocupan a los vecinos. "Sigue habiendo amianto", sostiene, en la parcela donde se asentaba la empresa Ibertubo, principal fuente de los restos de amianto, que fue desmantelada hace años. También en la parcela del Barrio Avanzado de Toledo, propiedad de la Junta.

Villén asegura que  a los nueve focos 'oficiales' con restos de amianto hay que sumar al menos cuatro más. "Nos consta que se hicieron caminos con restos de fibrocemento y se usaron para nivelar algunas zonas". En particular preocupa Dehesa Cañete, la zona elegida para el vertedero controlado de estos restos. "Según el convenio con la Junta, Sufi tiene que presentar  anualmente un certificado. Y no lo tenemos", lamenta.

Zona afectada entre las calles Laguna de Arcas y Ventalomar, muy cerca de una zona residencial

Zona afectada entre las calles Laguna de Arcas y Ventalomar, muy cerca de una zona residencial Foto: Asociación de Vecinos 'El Tajo'

Además, preocupa la zona ubicada entre las calles Laguna de Arcas y Ventalomar, muy cerca de un área residencial -propiedad de la Consejería de Fomento- donde "también hay amianto. Nos han dicho que han retirado 200 kilos, pero lo que han quitado son cuatro tubos". En este caso, reclaman que, al menos, se impida el paso a personas y animales. 

Piden la implicación de la Consejería de Sanidad

Los vecinos buscan  también la implicación de la Consejería de Sanidad a la que acusan de "incumplimiento" con el problema. "No hay un protocolo de protección de la salud" y confían en que dentro de un mes se haya avanzado en este aspecto, aunque desde la Junta siempre se ha negado que exista un problema de salud pública.

"Nos dirán que somos alarmistas", advierte Villén, quien apunta además que existe "un silencio en el Ayuntamiento de Toledo impuesto no sabemos muy bien por quién". Precisamente, la alcaldesa se ha referido a este asunto a preguntas de los periodistas. Se ha remitido a la reunión que mantuvo el consejero de Medio Ambiente el pasado viernes con los vecinos. "Se comprometió con ellos para que cuanto antes se tome la medida de sellado para evitar el riesgo a la salud", aseguraba para manifestar su "plena confianza" en que "la solución está muy cerca" aunque reconocía que tenía que haber llegado ya "hace años". "No ha sido posible, pero que por fin creemos y así les aseguro que va a ser, que estará muy pronto en el barrio del polígono, barrio en el cual también resido yo". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha