eldiario.es

Menú

'El Bigotes' declara que Francisco Camps dio el visto bueno a la financiación ilegal del PP

Álvaro Pérez afirma en el juicio que “tenía una tarjeta para entrar en la sede de la calle Génova como cualquier empleado del PP” y que el expresidente valenciano fue su "interlocutor"

El responsable de Orange Market, la filial de la Gürtel en Valencia, confiesa que Ricardo Costa lo consultaba "todo" con Camps, incluido el pago por parte de los empresarios de los actos de campaña

Señala al expresidente de las Corts Juan Cotino como enlace con los empresarios: "Para cobrar había que hablar con Cotino"

37 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Acusados de Gürtel estudian estrategia por si hay pacto con Crespo y Bigotes

Álvaro Pérez 'El Bigotes' junto a Pablo Crespo en la Audiencia Nacional EFE

Continúan las 'revelaciones' en el juicio del caso Gürtel. Si en la mañana de este viernes ha sido el excontable Pablo Crespo quien ha ratificado punto por punto las confesiones del cabecilla de la trama, Francisco Correa, y los nueve empresarios acusados sobre la financiación ilegal del PP y los pagos en 'b', así como el protagonismo del exsecretario general de los populares valencianos, Ricardo Costa, en todo este entramado, por la tarde le ha tocado el turno a Álvaro Pérez 'El Bigotes', cuya declaración ha salpicado directamente al expresident de la Generalitat Valenciana Francisco Camps.

El responsable de Orange Market, filial de Gürtel en Valencia, ha empezado su interrogatorio explicando que iba a contar lo que vio o vivió. Ha dicho que trabajaba para el grupo Correa montando mítines para el PP y que iba a la sede nacional de los populares de la calle Génova de Madrid a cobrar cuando les debían algo. “Tenía tarjeta, como cualquier empleado del PP, para entrar en la sede de la calle Génova”, ha indicado y ha recordado que estaba bajo mucha presión porque montaba mítines para el presidente del Gobierno.

Tras una discusión con la jefa de prensa de Mariano Rajoy, Pérez ha dicho que pidió a Correa dejar la empresa. Días después, ha matizado, se encontró con Francisco Camps, que le había sido presentado por Alejandro Agag (el yerno de José María Aznar), quien le dijo que se fuera a València a trabajar.

Álvaro Pérez ha corroborado que montó la campaña electoral de 2003 gracias a la cual Camps llegó a presidente de la Generalitat. Tras esa victoria, ha señalado, “Camps me pidió que viniera a vivir a la Comunitat Valenciana. Lo consulté con mi mujer y para allá que nos fuimos". Ha añadido que Camps dio el visto bueno para que la Gürtel cobrara a los empresarios que han confesado haber financiado ilegalmente al PP valenciano.

Costa lo consultaba "todo" con Camps

Pérez ha declarado que el modus operandi de la finaciación ilegal del PP estaba supervisado y aprobado por el presidente Camps. Pérez ha explicado que Ricardo Costa lo consultaba “todo” con Camps, incluido el pago por parte de empresarios de los actos de campaña del PP.

En la reunión entre Costa, El Bigotes y Pablo Crespo, el exsecretario general del PPCV les sugirió que debían cobrar la deuda de la organización de los actos a los empresarios. “Costa llamó por teléfono a Camps y éste le dijo que los actos se tenían que pagar así. Ricardo Costa lo consultaba todo con Camps”, ha insistido. “No se movía nada hasta que lo decia Camps”. “Hasta que Presidencia no daba la orden no se pagaba”, ha puntualizado.

También implica a Cotino

Pérez también ha involucrado en la trama al que fuera director general de la Policía con Aznar, conseller con Francisco Camps y presidente de las Corts Valencianes, Juan Cotino, a quien ha señalado como enlace con los empresarios, la persona que les pedía el dinero. Así, ha defendido que Ricardo Costa y Vicente Rambla eran unos mandados. “Para cobrar había que hablar con Juan Cotino, que mediaba con algunos empresarios”, ha manifestado.

Y ha proseguido: "Hasta que no llamaban y daban órdenes, no me podían pagar. Los únicos que repartían eran Juan Cotino, Francisco Camps o su jefa de Gabinete"

El Bigotes ha arremetido contra los empresarios que han pactado con la fiscal y saldrán indemnes tras pagar una multa de dos millones. “Los empresarios que han estado aquí no son todos los que son, pero sí todos los que están”, ha dicho. Y se ha preguntado: “¿Aquí nadie ha preguntado a los empresarios qué recibían cuando soltaban la mandanga por los actos del PP?”.

Las reacciones no se han hecho esperar. Sin ir más lejos, la del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien se ha referido a estas revelaciones a través de su cuenta de Twitter.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha