eldiario.es

Menú

Más esperas para el bus y para el metro de València por el horario de verano

FGV reduce un 22% el servicio desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto y la EMT casi duplica las esperas en algunas franjas horarias, según las líneas.

Además, la línea 41 deja de operar desde el 30 de junio hasta 11 de septiembre y la 63 deja de operar del 7 de julio hasta el lunes 11 de septiembre.

- PUBLICIDAD -
El Ayuntamiento de Valencia está "mirando" si acude a los tribunales por presuntas irregularidades detectadas en la EMT

Un autobús de la EMT

Los miles de usuarios de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) deberán armarse de paciencia en los meses de julio agosto.

Y es que, con la entrada en vigor del horario de verano las entidades ajustan el servicio a la caída de viajeros que se produce sobre todo por el inicio de las vacaciones escolares.

Así, en el caso de FGV a partir de la mencionada fecha hasta el 31 de agosto se aplicará de lunes a viernes el llamado servicio intermedio que durante el año funciona los sábados. Esto supone una reducción de servicio los días laborables del 22%. Los domingos y festivos se mantiene el horario habitual del resto del año.

Durante los meses de julio y agosto la entidad suele registrar una reducción media del número de viajeros de en torno al 20% y al 40% respectivamente, lo que obliga a la empresa a adaptar la oferta a la demanda real.

En cuanto a la Empresa Municipal de Transportes (EMT), aunque no han facilitado los porcentajes de reducción de servicio con respecto al que se ofrece de forma ordinaria el resto del año, sí que han reconocido que en julio y agosto se produce una disminución en la actividad de la ciudad con un impacto especialmente acusado en las líneas que prestan servicio a las zonas universitarias y centros educativos-

Así, durante el pasado año 2016 el descenso de viajeros en la red de EMT en el mes de julio frente al mes de mayo fue del 12% y del 38% en agosto.

Así, según los horarios que figuran en la web de la EMT, hay líneas que casi duplican las esperas en función de la franja horaria.

Por ejemplo, la línea 89 (salida desde Eduard Boscà), una de las que más viajeros tiene, pasa de una frecuencia en días laborables de entre 5 y 8 minutos en junio (de 13.00 a 22.00 horas) a frecuencias de 6 a 9 minutos en julio y de 9 a 10 minutos en agosto en la misma franja horaria.

La 28 sube de 6 a 9 minutos entre semana en junio a frecuencias de 9 a 14 minutos en agosto, mientras los sábados pasa de 9 a 14 minutos (junio) a esperas de 13 a 18 minutos (julio y agosto).

Pese a todo, tal y como han recordado desde la entidad, el servicio sí que se ha mejorado ligeramente con respecto al verano pasado. En concreto, la oferta de servicio de este mes de julio es un 2,9% superior al del año pasado, mientras la de agosto se ha incrementado un 1,8% sobre la del mismo mes de 2016.

Destacan respecto al año anterior las mejoras de servicio introducidas en las líneas 95 y 29 que han ampliado su servicio hasta la fachada marítima y la reordenación de la línea 73 el pasado mes de julio, motivo por el cual estas líneas han mejorado su oferta en torno en un 12%, 15% y 16% respectivamente.

También se mantiene el refuerzo del servicio nocturno de las líneas N1, N6, N89 y N90.

Por otra parte, la línea 41 deja de operar desde el 30 de junio hasta 11 de septiembre y la 63 deja de operar del 7 de julio hasta el lunes 11 de septiembre, al prestar servicio en ambos casos a las universidades.

Las líneas de playa 20 y 23 estarán operativas hasta el domingo 3 de Septiembre. Al igual que las modificaciones de recorrido de las líneas 2 y 29 que las acerca hasta el paseo marítimo en periodo estival.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha