eldiario.es

Menú

“No nos podemos fiar de CNA-Fagor”

El comité de empresa de Cata asegura que la trayectoria del grupo en los últimos meses resulta “incoherente”.

- PUBLICIDAD -
Protesta ante una planta de CNA-Fagor

Protesta ante una planta de CNA-Fagor

“Cuando la empresa te dice ‘ya te llamaremos’ te temes lo peor”. Exabier Perts, miembro del comité de empresa de CNA-Fagor en representación de LAB, asegura que los trabajadores están viviendo con mucha tensión los problemas que atraviesa el grupo solo tres años después de que estallara la cooperativa fabricante de electrodomésticos del Grupo Mondragón. Primero fue el preconcurso de acreedores, después el anuncio de un ERE de extinción de 30 empleos en el sector de  lavadoras cuando ya se había negociado un ERE temporal más global y que afecta a más plantilla. A continuación el despido del director general. Y el colofón de una semana negra ha sido el parón de la producción de la inmensa mayoría de la empresa.

“El viernes ya nos anunció la empresa que el parón se podía producir y, efectivamente, así ha sido. En cierto modo, los problemas se veían venir desde hace meses porque los proveedores ya no suministraban debido a que la empresa no les pagaba. Pero lo que sí ha sorprendido es la velocidad a la que han ido las cosas en los últimos días”.

Esto ha provocado el nerviosismo en la plantilla (alrededor de 350 trabajadores) porque la empresa les ha dicho que no vuelvan al trabajo sin darles fecha de regreso después de las vacaciones. “Oímos a la empresa hablar de un plan de viabilidad y nosotros le decimos que estamos dispuestos a hacer lo que haga falta para que esto tire adelante. Pero mientras hablan de plan de viabilidad presentan el despido de 30 trabajadores. Todo nos lleva a pensar a que ha algo más profundo que no nos cuentan”.

La dirección de la empresa justifica el parón por la falta de piezas y componentes. Pero esa carencia se debe al impago de esas piezas por parte de CNA, una deuda que cada día que pasa se hace más grande. Así, hace diez días presentó en los juzgados de San Sebastián un preconcurso de acreedores ante la imposibilidad de satisfacer una deuda que puede rondar los 100 millones de euros.

“Lo cierto”, recalca Exabier Perts, “es que ya no nos podemos fiar de CNA por la trayectoria incoherente y errática que lleva desde hace tiempo. En diciembre nos dijeron que con unos ajustes la empresa iba a ir hacia arriba y ahora es todo lo contrario”.

Respecto a la indignación mostrada por el Gobierno vasco hacia el comportamiento de CNA-Fagor, Perst apunta que ya habían advertido al Departamento de Desarrollo y Competitividad hace meses de lo que venía encima para que adoptara alguna medida.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha