eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Los pactos post-electorales borran el poder absoluto del PP en la Costa del Sol malagueña

El PSOE se hace con las alcaldías de Marbella, Benalmádena, Torremolinos y Vélez-Málaga gracias a los acuerdos cuatripartitos.

Ciudadanos gobernará en Mijas y los socialistas se alternarán con la marca apoyada por Podemos en Rincón de la Victoria.

Los populares, incapaces de lograr apoyos, sólo retienen Ronda y los municipios con mayorías absolutas, entre ellos Fuengirola, Antequera y Alhaurín de la Torre.

- PUBLICIDAD -
PSOE, CSSP, OSP e IU en Marbella ratifican un acuerdo de gobierno "social, de transparencia y ciudadano"

Representantes del PSOE, CSSP, OSP e IU escenifican su acuerdo en Marbella

La Costa del Sol ya no es esa franja del litoral mediterráneo icono del turismo de sol y playa y gobernada, casi de punta a punta, por el Partido Popular. En Marbella, Benalmádena, Torremolinos y Vélez-Málaga gobernará el PSOE; en Rincón de la Victoria el PSOE y dentro de dos años, Ahora Rincón. En Mijas, Ciudadanos. Todos estos feudos los controlaban antes los populares, cuyo poder ha sufrido un buen tajo con los pactos post-electorales entre socialistas, Ciudadanos, candidaturas apoyadas por Podemos e independientes. Allí donde perdió la mayoría absoluta, el PP no ha alcanzado pacto alguno para retener el bastón de mando y ahora será la oposición.

Quizá el mejor ejemplo sea Torremolinos: 20 años de mayorías absolutas de Pedro Fernández Montes y cuando la perdió, supo que había llegado su final político. Las acusaciones contra los modos de gobierno de Fernández Montes se acentuaron durante la última legislatura y la televisión municipal, un ejemplo, fue sancionada por su partidismo descarado. Durante la campaña el PP distribuyó folletos cargando contra los candidatos del PSOE (que anunció acciones legales) y Ciudadanos.

Por eso, Fernández Montes compareció compungido la misma noche electoral, anticipando un pacto a cuatro entre PSOE, Ciudadanos, Costa del Sol Sí Puede e IU. Y aunque luego pidió perdón a la candidata de Ciudadanos, Ángeles Vergara, los cuatro ediles del partido naranja apoyaron a José Ortiz, candidato socialista. Se amagó con la posible retirada de Fernández Montes y con la posibilidad de un acuerdo in extremis, pero el comité nacional encargado de ratificar los acuerdos dio su placet al pacto con el PSOE el viernes, y con ello certificó el final político de Pedro Fernández Montes. "Nuestra opción siempre ha sido el cambio y los cuatro concejales estamos muy unidos en esto", explica a eldiario.es/Andalucía Ángeles Vergara, negando que hayan existido diferencias internas.

El Pleno, celebrado la tarde del sábado, evidenció el enfrentamiento. A un lado, los partidarios de Fernández Montes; a otro, sus detractores, que eran notable mayoría. El ex-regidor entró al salón, abarrotado, entre gritos de "fuera, fuera". Hubo aplausos a unos y otros, abucheos para Fernández Montes, gritos y escenas de crispación y también de euforia. Cuando llegó su turno de palabra pronunció un discurso incendiario. "Se nos plantea aquí si lo legal es justo y democrático. En cualquier país avanzado se elige directamente al alcalde", comenzó. Habló de "chalaneo" y "mercadeo", y lamentó que "al PP no se le pase ni una en temas de corrupción... Lo que me parece bien". Parte del público le dio la espalda. Después, atizó a Ciudadanos por pactar con el PSOE en la investidura de Susana Díaz. Cuando anunció su retirada de la política, muchos le cantaron "adiós, adiós", celebrando con mofa. Y entonces, con el rostro crispado y tenso, advirtió por segunda vez: "¡Si se continúa interrumpiendo el Pleno, ordenaré a la Policía que se desaloje la sala!". Fue un final esperpéntico a 20 años de gobierno de Fernández Montes.

En Marbella, la segunda localidad más poblada de la provincia, el alcalde será José Bernal, del PSOE, que desbanca así a Ángeles Muñoz. Tiene el apoyo de su propio grupo, de IU, de Costa del Sol Sí Puede y de los independentistas de San Pedro, que negociaron con PP y PSOE antes de decantarse por los socialistas. Costa del Sol Sí Puede, la marca apoyada por Podemos, no se integrará en el gobierno pero su voto ha sido decisivo.

En Benalmádena, el gobierno en minoría lo formarán el PSOE (seis concejales), IU (dos) y Alternativa por Benalmádena (uno), pero para que Víctor Navas se haga con la alcaldía ha sido necesario también el voto positivo de Ciudadanos y Costa del Sol Sí Puede. También gobernará en minoría Antonio Moreno Ferrer en Vélez-Málaga. Moreno, del PSOE, ha sido investido con los votos de su propio grupo, PA, IU (que no estará en el gobierno) y Grupo Independiente Pro Municipio de Torre del Mar.

PSOE, Ahora Rincón, IU y PA acercan posiciones para formar gobierno en Rincón de la Victoria

José María Gómez (PA), Encarnación Anaya (PSOE), Antonio Moreno (Ahora Rincón) y Pedro Fernández (IU) integran el nuevo cuatripartito en Rincón de la Victoria

En Rincón de la Victoria, Francisco Salado ha sido desalojado del poder gracias a otro acuerdo cuatripartito de investidura: PSOE, IU, Ahora Rincón y PA han votado a favor de la candidata socialista, Encarnación Anaya, que será alcaldesa durante dos años y que ya fue regidora entre 2009 y 2011. Recogerá el bastón Antonio Moreno, de Ahora Rincón, con quien Anaya suscribió un acuerdo ante notario. El pacto ha sido posible gracias a que la Junta Electoral detectó un "error material" en dos actas de escrutinio después de sendas impugnaciones. La corrección cambió la aritmética de pactos: Ahora Rincón ganó el concejal que perdió el PP, haciendo intrascendente la postura de Ciudadanos, hasta entonces determinante.

Ciudadanos gobernará en Mijas

Juan Carlos Maldonado, de Ciudadanos, es el nuevo alcalde de Mijas. Ha obtenido el apoyo del Partido Popular, cuyo líder, Ángel Nozal, queda ahora como primer teniente de alcalde. Ciudadanos obtuvo cinco concejales y el PP once. Las directrices generales del partido dirigido por Albert Rivera establecen que sus ediles sólo pueden integrar un gobierno si es para liderarlo.

Hubo intriga hasta el final en Alhaurín el Grande, donde  Juan Martín Serón amagó con retirarse si el concejal del PP daba su apoyo a la segunda de su lista, Antonia Ledesma. Finalmente, no fue así y Martín Serón, condenado en firme por cohecho por el Tribunal Supremo, gobernará el municipio por quinta legislatura consecutiva, la primera bajo las siglas de Por Alhaurín, el partido que constituyó tras desligarse del PP. Gobernará en minoría porque las otras cuatro fuerzas políticas no lograron llegar a un acuerdo.

Fuengirola requiere a la Junta la autorización para las obras de saneamiento integral en el paseo marítimo

Ana Mula seguirá como alcaldesa de Fuengirola

El PP mantiene las alcaldías de Antequera (Manuel Barón), Alhaurín de la Torre (Joaquín Villanova), Fuengirola (Ana Mula) y Ronda (María de la Paz Fernández, en minoría), y la estrena en Torrox (Óscar Medina). En este último caso, con el único apoyo de su grupo y como candidato de la lista más votada. En Alcaucín gobernará Mario Blancke, el candidato belga de Ciudadanos, con el apoyo del concejal socialista. Blancke es también el portavoz de SOHA,  una asociación que agrupa a dueños de viviendas irregulares construidas en la Axarquía. Durante años, se ha significado pidiendo la legalización de esas viviendas.

Para última hora quedó la constitución del nuevo Pleno en Nerja. José Alberto Armijo (PP) abandonará la alcaldía después de cuatro legislaturas de mayorías absolutas. El Pleno se celebró a las 22.00 porque Armijo adujo que debía resolver asuntos personales en Madrid; según informó Sur, acudió a la graduación de su hijo. Rosa Arrabal (PSOE) tiene el apoyo de IU, Ciudadanos y EVA-Podemos para desbancar al PP, que se quedó a un concejal de la mayoría absoluta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha