Andalucía pone en marcha la ayuda de 300 euros a autónomos: requisitos y plazos para pedirla

Rocío Blanco, consejera de Empleo

La Junta de Andalucía prevé poner en marcha este viernes la ayuda de 300 euros para autónomos que no puedan acogerse a la prestación extraordinaria por cese de actividad del Gobierno central. El Consejo de Gobierno ha aprobado el miércoles el Decreto-Ley que recogerá las ayudas, con las que se pretende cubrir la cuota de la Seguridad Social de unos 166.000 autónomos, mutualistas y trabajadores por cuenta propia, según las estimaciones de la Junta de Andalucía, afectados por el descenso de actividad provocado por la crisis del coronavirus. Abogados, artesanos o taxistas están entre los beneficiarios. Está previsto que la norma se publique en el BOJA de este jueves.

La Junta andaluza pagará 300 euros de la cuota a 150.000 autónomos que no reciben las ayudas del Estado por el COVID-19

La Junta andaluza pagará 300 euros de la cuota a 150.000 autónomos que no reciben las ayudas del Estado por el COVID-19

La administración autonómica anunció estas subvenciones directas la semana pasada, pero poco se ha sabido de ellas en los últimos días. En lo esencial, las subvenciones mantienen el enfoque con el que se presentaron hace siete días: aliviar la carga económica a quienes no van a recibir la prestación extraordinaria por cese de actividad, el llamado "paro de los autónomos" que abona el Estado.

Según fuentes de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), en torno a un tercio de los autónomos ya entrarían en la ayuda estatal, por estar obligados a cerrar o haber rebajado su facturación más de un 75%. Para el resto, que pueden haber sufrido una merma importante de ingresos sin llegar al 75%, algunas comunidades autónomas están diseñando ayudas específicas. Es el caso de Cantabria o Madrid, que han concedido ayudas directas a autónomos y pymes, en el caso de Cantabria con cuantías en función del número de trabajadores en plantilla.

Finalmente, de la ayuda en Andalucía también podrán beneficiarse también mutualistas (abogados, arquitectos, ingenieros…) y cooperativistas de trabajo asociado, tal y como pidieron las asociaciones de autónomos, que este lunes realizaron aportaciones al contenido del texto, según ATA y UPTA. Esto ha obligado a aumentar la partida económica a de 40 a 50 millones de euros. Con esto se cubriría la cuota del mes de abril redondeada al alza (300 euros) de algo más de 166.000 autónomos.

Se trata de una subvención no competitiva, que dejará de abonarse cuando se agote el presupuesto, por lo que podrían quedarse fuera potenciales beneficiarios. UPTA señaló a este medio que, en su propuesta del lunes, podían acogerse unos 180.000 trabajadores.

Requisitos para solicitar la ayuda

- Ser trabajador por cuenta propia o autónomo con domicilio fiscal en Andalucía y estar afiliado al Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, o en la mutualidad correspondiente, en la fecha de la entrada en vigor del estado de alarma (es decir, el 14 de marzo). Rocío Blanco, consejera de Empleo, ha aclarado que también quienes se hayan dado de alta en 2020 podrán beneficiarse de la ayuda de 300 euros, lo que implicaría que también lo harán quienes están pagando cuantías reducidas por inicio de actividad.

- No ser beneficiario de la prestación extraordinaria por cese de actividad, que el Gobierno central puso en marcha para cualquier trabajador por cuenta propia inscrito en el régimen correspondiente que se vea afectado por el cierre de negocios debido a la declaración del estado de alarma o cuya facturación caiga un 75% respecto a la media mensual del semestre anterior. La Junta de Andalucía exigirá, a posteriori ("cuando pase todo", según la consejera) un certificado de que esto se cumple.

- No superar el triple del salario mínimo interprofesional en la base liquidable general de la declaración de la renta (unos 39.900 euros).

- No estar prestar un servicio de los considerados "servicios esenciales", si bien de esto se exceptúan a su vez una serie de servicios esenciales que también estarían sufriendo "una merma aguda de su facturación", según la consejera. La norma recoge hasta 99 profesiones (CNAE) que pueden aspirar a la ayuda, entre ellos algunos "esenciales", como los sanitarios (odontólogos, fisioterapeutas, logopedas, ópticos).

Entre los sectores incluidos en la norma están artesanos; autónomos de centros o clínicas veterinarias; prensa y papelería; tintorerías; fotografía; textil y confección; componentes electrónicos; servicios de transporte de personas; abogados; procuradores; arquitectos y arquitectos técnicos; intérpretes; psicólogos; profesionales del sector de la flor cortada; actividades relacionadas con las telecomunicaciones; o fabricantes de quesos o servicios sociales sin alojamiento para personas mayores y con discapacidad.

Procedimiento para solicitar la ayuda

Todo el procedimiento de solicitud será telemático y podrá realizarse desde el viernes hasta quince días después de finalizado el Estado de Alarma.

Será necesario rellenar un formulario con la identificación y una declaración responsable en modelo normalizado, que incluirá una declaración jurada de que el solicitante no está sujeto a incompatibilidad de la ley de subvenciones, ni supera el umbral de renta y que no se está beneficiando de la prestación por cese de actividad.

El ingreso se hará por transferencia bancaria y será una cantidad a tanto alzado: 300 euros, por ser la cuantía que más se aproxima a la cuota por la base mínima del RETA, si bien la ayuda no es finalista.

Verificación a posteriori

La Junta de Andalucía calcula que se beneficiarán de esta ayuda hasta 166.000 personas. De ellos, 38.000 serían mutualistas. La consejera ha ofrecido algunos datos para resaltar la importancia de los autónomos en la economía andaluza: "Uno de cada cinco autónomos [en España] es de Andalucía; uno de cada cuatro nuevos afiliados en la Seguridad Social proviene del Régimen Especial de Autónomos de Andalucía; tres de cada cuatro nuevos autónomos provienen de Andalucía; el 80% del incremento de autónomos viene de Andalucía".

También ha enfatizado el intento de "simplificar al máximo" el procedimiento, aunque esto podría incrementar el riesgo de fraude. Para evitarlo, se establecerá un proceso de verificación a posteriori. Según la consejera, "cuando todo esto pase" el beneficiario deberá presentar un certificado de que no cobró también la prestación estatal por cese de actividad.

Fuentes oficiales añaden también que se está intentando establecer un proceso de cruce de datos con Hacienda de forma automática. Blanco ha asegurado que este sistema simplificado tiene el visto bueno de los servicios jurídicos y de la Intervención, que realizará también a posteriori comprobaciones aleatorias requiriendo a los beneficiarios documentación acreditativa.

El peso de los autónomos en Andalucía

En Andalucía había 532.592 autónomos a finales de marzo, según los datos de UPTA, que cifra en 16496 los autónomos andaluces que se dieron de baja en el RETA durante el mes de marzo. Su portavoz, Inés Mazuela, explica que muchos de ellos se han visto excluidos de la prestación extraordinaria para el mes de marzo, porque al trabajar la primera quincena con relativa normalidad no podrán justificar una merma de ingresos superior al 75% en ese mes.

En esta línea, la consejera también ha asegurado que muchos de los beneficiarios de esta ayuda estatal ni siquiera saben hoy si lo son, o si lo serán en los meses venideros. Esto augura posibles incompatibilidades de ayudas que solo podrán detectarse a posteriori. "Nos hemos dirigido a la Tesorería para si pueden, con consentimiento, trasladarnos si son beneficiarios de esa prestación", ha dicho la consejera.

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2020 - 20:38 h

Descubre nuestras apps

stats