La portada de mañana
Acceder
La derrota en el Eurogrupo anticipa problemas para lograr un fondo anticrisis ambicioso
El Gobierno redobla la presión sobre Juan Carlos I para salvar la imagen de Felipe VI
OPINIÓN - Nadia Calviño y la cuota masculina, por Ana Requena

2020: horizonte máximo para erradicar los asentamientos de inmigrantes en Huelva

Un inmigrante transporta agua para beber y cocinar en un asentamiento en Lepe.

Doble objetivo: eliminar los asentamientos de inmigrantes, realojando al que lo desee en una vivienda a su alcance y derribar los mitos en torno a la situación en la que viven estas personas, como la creencia extendida de que están a gusto en su casa de cartón y plásticos y que, aunque ganan mucho dinero, todo lo mandan a sus países.

Se llama "Agenda 2020", y es una iniciativa de la Fundación FECONS presentada este jueves, tres días después de que un incendio arrasase el pasado martes una buena parte de un asentamiento en Lepe y dejase sin su vivienda a unas 130 personas, realojadas de urgencia en un polideportivo local.

FECONS, con la colaboración económica de la Dirección General de la Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, traza un mapa muy concreto de la situación de unas personas que, en algunos casos, llevan cuatro años viviendo en esas chabolas. Es un primer dato demoledor, que indica, además, que la crisis llevó a las chabolas a gente que vivía de manera normalizada en el pueblo.

Pero, sobre todo, hay datos que llaman la atención sobre las pretensiones de estas personas a la hora de mejorar su calidad de vida. Entre ellos, el 94 por ciento quieren salir de las chabolas y ocupar una vivienda. Y, en números reales, no es una cifra baja. Solo en los asentamientos de Lepe viven 1.100 personas de forma estable, y muchas, además, son españolas. El resto procede de Argelia, Bulgaria, Gambia, Ghana, Guinea Konacry, Guinea, Mali, Marruecos, Mauritania, Portugal y Senegal.

Tres años de trabajo

Han sido tres años y medio de trabajo para sacar adelante el documento, realizado en el marco de la campaña 'Juntos somos', persiguiendo la puesta en marcha en la provincia de Huelva de un Acuerdo Político por la Inclusión y el Desarrollo Local. Lepe es el primer objetivo por la gran cantidad de personas que viven en sus asentamientos, gente que no sólo tiene que sufrir la miseria propia de su situación, sino también estar señalado por unos prejuicios que, como se muestra en el informe, están basados en mitos sin ninguna base.

Por ejemplo, ¿Es cierto que los inmigrantes prefieren no gastar nada en el pueblo y mandar todo lo que ganan a sus países de origen? Si es así, sería una cantidad ínfima. El 55 % ganan un promedio de 4,10 euros al día y alcanzan unos ingresos de 125 al mes durante el año, y el 25 % sobrevive con 1,36 euros al día y 41,66, mientras que un 10 % alcanza los 12,32 euros al día y los 375 al mes.

Frente a esto, ellos aseguran que en Lepe han encontrado las condiciones idóneas para vivir si tuviesen otras condiciones. De hecho, el 52 % de ellos planea vivir en Lepe, un 24 % desea retornar a su país en condiciones de dignidad y productividad, y un 23 % manifiesta tener un piso alquilado en otra ciudad y vivir en asentamientos sólo cuando está en Lepe.

Con todo, si pudieran, una buena parte se iría a una casa de ladrillos y cemento. Un 40 % está dispuesto a pagar por el alquiler de una habitación o alojamiento entre 70 y 150 euros al mes; un 43 % no contaría con la totalidad de los medios necesarios para sufragar dicho gasto, alcanzando un máximo de aportación de 60 euros, pero un 17 % no podría ni siquiera ofrecer un pago simbólico, porque no tienen documentos y no han trabajado ni un mes al año.

Acuerdo entre varias partes

Frente a esto, FECONS ha implicado a distintas administraciones para terminar con este problema, y como primera medida contempla la elaboración de un plan de acción conjunta con el Ayuntamiento, en el que se especifiquen cuestiones como los responsables, funciones, tareas, canales de retroalimentación o calendario, en un trabajo en el que no faltará nadie, contando con arquitectos o delineantes, Policía, Guardia Civil, trabajadores sociales o mediadores. Se abre, además, un diálogo social con propietarios de los terrenos ocupados por asentamientos. Son clave en este asunto, porque sin su queja o denuncia no se les puede desalojar.

Se pone en marcha así una idea que tuvo un primer germen en enero de 2014. Entonces, la teniente de alcalde de Bienestar Social del Ayuntamiento de Lepe, Mariana Otero, ya anunciaba que las organizaciones que trabajan con inmigrantes en la provincia de Huelva habían alcanzado un acuerdo para que se erradiquen los asentamientos de inmigrantes de la provincia, con el horizonte puesto para ello como máximo en el año 2020.

Representantes de las organizaciones Fecons, Anusci, Cepaim, Huelva Acoge y Cáritas, así como del Ayuntamiento lepero y de la Consejería de Igualdad se sentaban ese día a la mesa. Ahora, todo está en papel y es el momento de aplicarlo.

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2017 - 19:33 h

Descubre nuestras apps

stats