Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Feijóo evita el enfrentamiento con Abascal tras la ruptura parcial de PP y Vox
Begoña Gómez vuelve a declarar entre dudas sobre su trabajo en la Complutense
OPINIÓN | 'Aquellos, los que les enterraron en vida', por Esther Palomera

La movilización contra el fracking bate récords en Cantabria

El fracking, representado por la muerte en una de las movilizaciones de la Asamblea. | RUBÉN VIVAR

Rubén Vivar

La Asamblea contra la fractura hidráulica de Cantabria ha registrado este martes en la Delegación del Gobierno un total de 10.498 firmas que reclaman al Ministerio de Industria que declare “extintos” los permisos Luena y Bezana-Bigüenzo, que afectan a los acuíferos de los que provienen “el 80% del agua” que se bebe en la comunidad autónoma.  

En concreto, el permiso Luena abarca los valles de Besaya, Pas Pisueña, Miera, Asón y el norte de Burgos, mientras que el de Bezana-Bigüenzo afecta a Campoo, Valderredible, Valdeprado del Río, norte de Burgos y Palencia.

Se trata de la campaña en la que más firmas se han recogido y en tan sólo “dos meses”, según ha destacado Nacho Modinos, portavoz de la Asamblea, para quien esto demuestra que “sigue siendo abrumadora” y “firme” la oposición social al 'fracking'.

En su opinión, el Ministerio de Industria “tiene la obligación” de extinguir estos permisos no solo por el fuerte rechazo de la sociedad cántabra contra esta técnica sino también porque las empresas adjudicatarias -Repsol y Gas Natural Fenosa- han “incumplido” los plazos previstos. A su juicio, el rechazo social y el incumplimiento de los plazos constituye un argumento “más que sólido y firme” para que desaparezcan los dos permisos.

No obstante, Modinos ha recordado que el objetivo de la organización es combatir la fractura hidráulica “desde todos los ámbitos y sectores”, para que no haya 'fracking' en ningún sitio. En este sentido, ha apuntado que aunque se anulen permisos en Cantabria, territorios vecinos, como Burgos, tienen “papeletas” para que se concedan allí. A este respecto, ha señalado que las empresas implicadas han manifestado públicamente que “durante 2016” comenzarán a extraer gas pizarra a través de esta técnica.

“Si tocan a uno (un territorio), nos tocan a todos”, ha subrayado Modinos, quien alerta que “pasado mañana pueden cambiar las tornas”, de ahí que su reclamación sea “ni 'fracking' aquí ni en ningún sitio”.

Desde la Asamblea han recalcado que esta recogida de firmas es “una muestra más de la presión popular destinada a parar el fracking”, como ya sucedió en el año 2014, cuando se consiguió la anulación por parte del Gobierno de Cantabria del permiso Arquetu que afectaba a los Valles de Saja y Nansa.

Las firmas han sido entregadas en la Delegación del Gobierno por un grupo de personas de la Asamblea ataviadas con trajes típicos de las comarcas afectadas. Además, un miembro del colectivo se ha disfrazado de la muerte para alertar de los peligros del 'fracking' sobre el medio ambiente y la salud.

Etiquetas
stats