Las obras para transformar los viveros de langosta de Isla en piscinas naturales terminarán en noviembre

Antiguos viveros de Isla, en Arnuero.

El próximo mes de noviembre concluirán las obras de transformación de los antiguos viveros de langosta de Isla en piscinas naturales, unos trabajos que cuentan con un presupuesto de 318.516 euros y que ejecuta el Ministerio para la Transición Ecológica, a través de la Demarcación de Costas en Cantabria.

Así lo ha avanzado la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, durante la visita que ha realizado a las obras junto al alcalde de Arnuero, José Manuel Igual, y el jefe de la Demarcación de Costas, José Antonio Osorio, y en la que han comprobado el avance de los trabajos que, según las previsiones, concluirán el próximo mes.

La delegada del Gobierno ha considerado un "acierto" estos trabajos que permitirán conservar una estructura con más de un siglo de antigüedad, la de los primeros viveros seminaturales de langosta para la conservación del marisco, al tiempo que se acondicionan y se les da un uso acorde a actividades actuales como será su transformación en piscinas naturales.

"Se trata de una actuación importante del Ministerio para la Transición Ecológica con la que se conserva el patrimonio costero, se conserva el medio ambiente y se dota a la localidad de Isla de un nuevo atractivo turístico con estas piscinas naturales", ha destacado.

Las obras se iniciaron en noviembre de 2019 y el plazo estimado de ejecución fue de seis meses, pero se vio afectado por las paralizaciones decretadas con motivo del estado de alarma por la COVID-19 y después para evitar molestias a los usuarios durante el verano.

De las dos piscinas objeto de intervención, una está situada en la zona urbana del núcleo contiguo a la explanada donde se ubica la ermita de San Sebastián, y la otra, en una zona más natural dentro del islote que cierra la playa del Sable.

Ambas fueron viveros seminaturales para la conservación y el consumo del marisco y posteriormente quedaron en desuso, aunque manteniendo sus balsas construidas aprovechando las paredes que conforman las rocas naturales en pequeños entrantes del mar y completando su perímetro con tramos de muros de mampostería de piedra.

Transformación de los dos antiguos viveros

Sobre la actuación de conservación de las mismas para darles el nuevo uso de piscinas naturales, la delegada del Gobierno ha detallado que en el antiguo vivero del entorno de la ermita de San Sebastián se contempla la reposición de un tramo de muro del recinto que permita el cierre del vaso.

Asimismo, se arregla una escalera para el acceso en las debidas condiciones de seguridad, y se integra la piscina en el paseo marítimo contiguo al tiempo que se dota de una pasarela de madera en el vaso de la piscina para permitir su observación más cercana.

En el caso del antiguo vivero en la playa del Sable, ha indicado que no requiere de actuaciones importantes en los vasos pero es necesaria la mejora de los accesos.

Por su parte, el jefe de la Demarcación de Costas ha señalado que, en ambos recintos, se realizará una regularización del fondo para conseguir tanto un mayor confort en el uso de la instalación como para garantizar su correcta limpieza, junto con la instalación de las válvulas necesarias para proceder al llenado y vaciado de las piscinas.

Actuaciones complementarias

En el marco de este proyecto de transformación de los antiguos viveros de langostas en piscinas naturales, también se desarrollan otras actuaciones complementarias. Así, Quiñones ha detallado que en la zona del Campo de San Sebastián se amplían las zonas verdes y de estancia, y se crea una zona expositiva sobre la historia de estos viveros en la que también se homenajea, mediante un monumento, a las gentes del mar.

Además, "para no olvidar el antiguo uso de las instalaciones, se le hace un giño con la creación de un pequeño vivero integrado en el acceso a la piscina", ha destacado.

También se crea una zona de mirador, dotándola de un anfiteatro dentro de una zona ajardinada, que permite la contemplación de la costa y de la propia piscina.

En el Sable se repara la caseta existente, convirtiéndola en un espacio expositivo exterior, y se dota a una zona colindante a las piscinas de un entarimado de madera creando una nueva zona de estancia.

Reunión con el alcalde de Arnuero

Con motivo de su visita a supervisar esta actuación, la delegada del Gobierno en Cantabria también ha mantenido una reunión con el alcalde Arnuero, José Manuel Igual, para interesarse por las necesidades del municipio, así como por sus peticiones al Gobierno de España.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2020 - 13:22 h

Descubre nuestras apps

stats