“Estando en sus países también pueden solidarizarse con los kurdos”

Imagen de uno de los españoles que combaten en las filas de las milicias kurdas de Siria.

Entre la crisis de Grecia, el desplome de la bolsa de China, la Conferencia Nacional del PP, la confluencia sí o la confluencia no, hay una noticia que ha saltado esta semana y que ha quedado eclipsada ante tantos acontecimientos de índole interno y europeo. El pasado lunes se conocía la detención de ‘Paco’ y el ‘camarada Martos’, dos españoles que ante las noticias procedentes de Siria, habían decidido recurrir a la historia y convertirse en ‘Brigadistas Internacionales’, como aquellos de todo el mundo que viajaron a España en la Guerra Civil. En este caso su objetivo era acudir a Oriente Medio para luchar contra Estado Islámico, donde también hay decenas de personas de todo el Mundo combatiendo.

Ambos han sido arrestados como presuntos autores del delito de integración en banda armada, al considerarse que habían apoyado a grupos kurdos calificados por Turquía, Europa y EEUU como terroristas. El Mundo en junio les dedicaba un reportaje, en el que los dos españoles recordaban que habían decidido enrolarse en el ejército del pueblo kurdo para combatir el fascismo del Estado Islámico.

“Yo personalmente no veo que haya necesidad para que los occidentales vayan a luchar contra el Estado Islámico en Siria e Irak. Sin embargo, entiendo la solidaridad de estas personas con el pueblo kurdo pero estando en sus países también pueden solidarizarse, de muchas maneras, con los kurdos”. Quien habla es Zina Ala, colaborador desde hace unas semanas de 'El CRisol' y editor de la web Actualidad Kurda, que es el único periódico que analiza lo que está ocurriendo en Siria e Irak desde la perspectiva del pueblo kurdo y en español.

“Desde otra perspectiva, la lucha de los extranjeros pro kurdos es muy importante para dar a conocer la legítima lucha del pueblo kurdo para conseguir su libertad”, afirma Ala, que señala que en España “apenas se habla de los kurdos” y en las noticias al hablar sobre Oriente Próximo o países como Siria o Irak “emplean el término ‘el país árabe’ como sinónimo. ”Qué pasa con los diez millones de kurdos que viven en estos dos países, ¿son también árabes?“, indica Ala, que señala que la población de esta cultura está presente en Turquía (donde viven entre 15 y 20 millones de kurdos) e Irán (donde viven más de 10 millones), pero solo se habla de turcos y persas en la televisión.[

Ala señala que hay más españoles que están luchan en Siria, a los madrileños detenidos esta semana se suma el joven gallego 'Servan', apodo que significa luchador, en kurdo. Él sigue “apoyando a los kurdos en Kobane”. Las tres historias de estos españoles han permitido que “en los medios de comunicación” se aborde por primera vez “la lucha del pueblo kurdo por la libertad y la democracia”.

El pueblo kurdo fue noticia en España hace años sobre todo asociado con el PKK, un grupo considerado terrorista por Turquía, y después por la Unión Europea y Estados Unidos, que también está actualmente luchando frente al Estado islámico, y que puede ser una de las razones de la detención. 

La “frágil y errónea” política exterior de España en la guerra civil de Siria

“La política exterior española con respecto a la Guerra Civil en Siria fue muy frágil y errónea. En muchas ocasiones España tardaba en condenar las masacres del régimen sirio, lo hacía después de Francia, Gran Bretaña y EEUU. España, como otros países occidentales, apoyó a la oposición islamista que la calificaba como ”moderada“, pensando sólo en derrocar al régimen del Baaz, le daba igual cambiar este régimen por otro dictatorial, que hubiera sido en este caso un gobierno de los Hermanos Musulmanes”, afirma Zinar Ala.

En este sentido recuerda que Salih Muslim, el copresidente del PYD, el principal partido kurdo en Siria, ha estado en varias ocasiones en España y ha mantenido reuniones con las autoridades españolas. El PYD es el brazo político de las fuerzas militares kurdas en Siria, con quien los dos jóvenes madrileños habían luchado. “¿Cómo calificamos a los funcionarios españoles que habían mantenido reuniones con los líderes políticos de una organización ”terrorista“?, al presidente Hollande que abrió el Elíseo de par en par a la comandante Nisrin Abdullah, de las Fuerzas de Protección Femenina (YPJ, en sus siglas en kurdo), o al presidente del Parlamento italiano que recibió a la misma comandante kurda y el co-presidente del PYD el pasado mes de junio, ¿son terroristas los países que colaboran militarmente con los guerrilleros kurdos para detener el avance del Estado Islámico?”

“Los madrileños Paco y Martos, igual que la coalición internacional, colaboraron con la guerrilla kurda y también lo hicieron muchos occidentales sin que ningún gobierno les acuse de terrorismo, como la ex modelo canadiense Tiger Sun”, advierte Zinar Ala. Este modelo acaba de regresar a su país natal después de haber luchado tres meses con las fuerzas kurdas en Siria, “ahora está comentando, con orgullo, su lucha por la libertad del pueblo kurdo en su cuenta de Facebook”.

“Si de verdad el Gobierno quiere impedir que los jóvenes españoles se impliquen en conflictos exteriores pues hay otras maneras de hacerlo, como por ejemplo invertir mucho en la educación, la integración de toda la ciudadanía ysobre todo crear puestos de trabajo para la juventud, calificarles de terroristas no es el remedio adecuado”, reflexiona Ala.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats