eldiario.es

9

Denuncian una agresión LGTBIfóbica en las fiestas de un pueblo en Guadalajara

La agresión se habría producido en la caseta de la peña Tendiendo Puentes en las fiestas de Valdeluz (Yebes), un Punto Morado contra la violencia machista, con banderas LGTBI y trans

"Nos dijo que era una vergüenza y que la única bandera que representaba a los homosexuales y a los españoles era la de España", asegura la víctima, a quien el denunciado intentó dar un puñetazo, como se desprende de un vídeo

El Ayuntamiento de Yebes ha emitido un comunicado en el que “condena de forma enérgica y sin paliativos la agresión física y verbal de carácter LGTBIfóbico"

Recinto ferial de Valdeluz, en Yebes (Guadalajara)

Recinto ferial de Valdeluz, en Yebes (Guadalajara) Ayuntamiento de Yebes

Las fiestas de la urbanización de Valdeluz, en la localidad guadalajareña de Yebes,  del 15 al 21 de julio, contaron este año, por primera vez, con un Punto Morado de información y atención contra la violencia machista. En esta caseta ondeaban también banderas LGTBI y trans, se atendieron varias consultas y se acabó produciendo una agresión homófoba contra uno de los miembros de la peña Tendiendo Puentes, Juli Amadeu, según una denuncia interpuesta el mismo domingo.

“En la noche del sábado, pasó un chaval en principio preguntando con un poco de mala leche y después diciendo que esa bandera (la arcoiris) era una vergüenza y que la única bandera que representa a los homosexuales y a los españoles era la de España”, explica Amadeu a esta redacción y recoge el escrito de la denuncia, que habla también de “proclamas franquistas”: “Que gracias a Franco teníamos Seguridad Social, que teníamos que estar agradecidos y cosas de ese estilo”, desarrolla. El hombre también puso en duda la violencia machista.

“Intentamos responder y explicarle las cosas de buenas maneras. En un momento dado le dije que si quería podía pasar al día siguiente para conversar sin alcohol de por medio, porque iba ebrio”, asegura Amadeu. “Se empezó a alterar más y se encaró con las compañeras. Al verlo violento empecé a grabarlo, porque consideré que iba a ser la única manera de poder demostrar lo que había pasado cuando fuera a denunciarlo, e intentó propinarme un puñetazo que me quedó a centímetros de la nariz porque una de sus acompañantes le tiró del brazo”, continúa. En ese momento, desde el Punto Morado llamaron a la Guardia Civil y “lo que hizo fue esconderse en otra peña”, indica la víctima.

"Os voy a cortar el cuello"

Tras encontrarle y tomar declaración a ambas partes, los agentes abandonaron el recinto. “Una vez la Patrulla terminó la actuación, aproximadamente, media hora después, el denunciado volvió a pasar junto a la peña caminando en dirección a la salida del recinto, acompañado de otras personas que se lo llevaban, en ese trayecto él mismo seguía profiriendo amenazas a otros miembros de la peña, que se encontraban en el momento del incidente inicial, como 'os voy a cortar el cuello'”, se recoge en la denuncia.

El Ayuntamiento de Yebes ha emitido un comunicado en el que “condena de forma enérgica y sin paliativos la agresión física y verbal de carácter LGTBIfóbico que este domingo 21 de julio se produjo en el recinto ferial de Valdeluz en el marco de la Semana Grande de fiestas”. “Hemos recibido muestras de apoyo de todas las formaciones, a excepción de Vox”, reconoce Amadeu, que indica que, el día antes de la agresión, el número dos del partido de extrema derecha en el pueblo se acercó a la peña “a darnos la mano y preguntarnos cómo nos estaba yendo”.

Precisamente, el número uno de esta formación en el municipio, Antolín Muñoz, se encontraba cerca de la caseta cuando sucedió la agresión. En un grupo de Facebook, Muñoz ha afirmado que “lo que es cierto que vi es que cinco integrantes de la plataforma antigénero rodearon a un chico de 20 años, acorralado contra la vaya del recinto... increpándole con delitos de odio registrados en el Código Penal, los cuales escuché perfectamente y acudiré si es necesario en calidad de testigo a dar información a la Guardia Civil”. “En cuanto vi cómo trataban a ese chico le cogí y le aparté de allí sin mediar ni una sola palabra con nadie”, explica en la misma publicación.

La presidenta de la asociación LGBTI BoloBolo de Castilla-La Mancha lamenta que "como se puede ver, los discursos de odio no se han extinguido, están tomando fuerza y se reflejan en situaciones como estas. De ahí se desprende que necesitamos una ley LGTBI en la que las administraciones se posicionen del lado de los Derechos Humanos". 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha