eldiario.es

9

La cuarta ola feminista: un movimiento global con esencia local

La socióloga Rosa Cobo asegura que "el elemento fundamental de Castilla-La Mancha es que en la Universidad, la sociedad y las instituciones hay mujeres feministas articulando el discurso y la práctica"

Según Cobo, el feminismo actual tiene clara su respuesta ante la extrema derecha: "esta vez no pasarán porque no vamos a estar calladas"

"Es una región aventajada cuya Ley por una Sociedad Libre de Violencias es ejemplo para otras comunidades", añade Concepción Carrasco, directora de la cátedra 'Isabel Muñoz Caravaca' de la Universidad de Alcalá

Mujeres manifestándose en la marcha del 25N en Cibeles

Mujeres manifestándose en la marcha del 25N en Cibeles OLMO CALVO

Durante los últimos cinco años reescribir la historia del feminismo se ha convertido en un cosa de todas y en un asunto del presente. Y es que, tal y como coincide en señalar la academia, nuestra sociedad vive actualmente la cuarta ola feminista. Este fue uno de los principales temas abordados en la jornada ‘Comprendiendo la violencia de género’, celebrada esta semana en Guadalajara.

“La cuarta ola nos ha pillado desprevenidas porque ha sido mucho más de lo que soñamos”, comenta en declaraciones a este diario Rosa Cobo, socióloga y profesora en la Universidad de A Coruña. “La manifestación de 2014 en Madrid fue una movilización insólita contra los asesinatos y las agresiones” que, según Cobo, son “el cuerpo vindicativo y el corazón” de esta cuarta ola.

Tal y como nos recuerda Cobo, esta nueva oleada es, al igual que sus predecesoras, un movimiento de masas pero con numerosas diferencias que ya la han hecho histórica. “Es la primera vez que la lucha feminista consigue ser global, heterogénea, intergeneracional y basada en el ciberactivismo”.

“Es la primera vez que el feminismo no entiende de regiones ni de países”

Según la socióloga, ningún territorio, ni de nuestro país ni del mundo, lidera la cuarta ola feminista. Sin embargo, Castilla-La Mancha tiene un papel peculiar en el movimiento ya que durante los últimos años esta lucha se ha colado en todos los sectores. “Es un gran elemento diferenciador ya que en la Universidad, la sociedad civil, la política y las instituciones castellanomanchegas, hay mujeres que son feministas y que están articulando un discurso y una práctica feminista que se ve con claridad”.

Pancartas contra la violencia machista portada por una de las manifestantes de este 25N en Madrid.

Pancartas contra la violencia machista portada por una de las manifestantes de este 25N en Madrid. OLMO CALVO

El triunfo del movimiento se debe a una ciudadanía cada vez más concienciada. A pesar de que la lucha por la igualdad de género comenzó hace casi cinco siglos, todavía persisten numerosas desigualdades machistas en nuestras poblaciones. Uno de los principales actores que han gritado contra ellas han sido las más jóvenes.

“Ellas han colocado la violencia sexual en la agenda feminista y en la agenda política. Ha sido un grito colectivo, un grito que dice hasta aquí hemos llegado”, asegura Rosa Cobo. “Las chicas jóvenes sienten en primera instancia y con más fuerza la violencia sexual sobre sus vidas y sobre sus cuerpos”.

La fuerza de las más jóvenes, y del activismo en su conjunto, consolida una cuarta ola que no tendría sentido sin el feminismo más académico. En este ámbito, Concepción Carrasco, directora de la cátedra ‘Isabel Muñoz Caravaca’ de la Universidad de Alcalá, asegura que las alianzas han sido claves en el resurgir del movimiento.

Concepción Carrasco, directora de la cátedra 'Isabel Muñoz Caravaca' de la Universidad de Alcalá (UAH)

Concepción Carrasco, directora de la cátedra 'Isabel Muñoz Caravaca' de la Universidad de Alcalá (UAH) Foto: Europa Press

Según Rosa Cobo, “lo principal entre las personas que buscamos la igualdad son las alianzas”. A lo que Carrasco añade que “el mundo académico y el mundo más activista se complementa perfectamente.”

“Desde 2014 se han visibilizado y se han identificado formas diferentes de violencia sexual; hemos puesto en marcha un corpus teórico sobre la cultura de la violación, el amor romántico y el control; o sobre la pornografía y la prostitución como una gran industria de explotación sexual”, concluye la socióloga.

Estas teorías han fundamentado uno de los grandes pasos dados por Castilla-La Mancha en materia de igualdad: la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género. “Ha marcado un hito en la región y en España porque ya es ejemplo, incluso a nivel internacional”, asegura Concepción Carrasco.

Y es que “la base de toda acción está en leyes que respalden. Creo que Castilla-La Mancha va aventajada respecto a otras comunidades autónomas”.

Una ventaja que podría tener sentido de futuro gracias a la asignatura en igualdad que contempla la ley castellanomanchega. “Es todo un acierto porque plantea la no discriminación entre el hombre y la mujer como un acercamiento al civismo, al compañerismo y al trato igualitario entre chicos y chicas”, destaca Carrasco.

Según la investigadora, las repercusiones de esta materia ya pueden observarse en el alumnado. “Tras visitar algunos centros con motivo de nuestras investigaciones, hemos visto cómo los institutos buscan la igualdad. El problema es que somos socializados en un modelo distinto y eso genera una mochila cargada de estereotipos de género”, añade.

Los lemas feministas pueden verse en las paredes de los centros y en la esencia de sus actividades y trabajos plásticos. “Sin embargo, hay una gran diferencia entre el profesorado con una actitud proactiva en cuanto a la igualdad, y los indiferentes”, alerta Carrasco quien recomienda “cambiar esta dinámica y estas actitudes porque la igualdad nos afecta a todos”.

Manifestación 25N en Toledo

Manifestación 25N en Toledo Bárbara D. Alarcón

Una ola, una reacción: el neofascismo

La socióloga Rosa Cobo vuelve a mirar al pasado para recordarnos que ante las tres olas feministas de nuestra Historia se ha generado una reacción patriarcal fuertemente represiva.

“La reacción siempre permanece, a veces latente y cuando somos más fuertes no saca la cabeza pero cuando nos debilitamos se hace mucho más visible y articula estrategias discursivas y políticas de todo tipo”, explica Cobo refiriéndose al discurso de la extrema derecha española.

Además de Vox, Rosa Cobo considera que la reacción patriarcal actual puede verse claramente en el Poder Judicial. “Está liderando la reacción con sentencias que atentan contra los derechos de las mujeres y que ponen los pelos de punta”, recordando la sentencia del caso Manresa.

Según Cobo, las mujeres y sus derechos se encuentran en el punto de mira del “neofascismo” puesto que el feminismo “atenta contra su ideal de familia patriarcal y eso no lo pueden soportar. Los modelos de familia nunca más volverán a ser como ellos quieren que sean y como algún día fueron”.

En opinión de la socióloga, la respuesta ante estas reacciones patriarcales “no está siendo suficiente ya que la democracia parece derrotada ante el neofascismo.” Sin embargo, “las feministas si lo tenemos claro: no pasarán porque esta vez no vamos a estar calladas”.

guerra civil madrid

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha