La restauración de la cúpula de Nuestra Señora de Sales de Sueca aflora “deficiencias más graves” y no se descarta la demolición

Imagen de las obras en el templo de Sueca.

Los técnicos que reparan la grieta que obligó a cerrar al culto el pasado noviembre la parroquia Nuestra Señora de Sales, en Sueca, han demolido ya la parte más deteriorada de la cúpula en la que se localizaba la fisura, lo que ha sacado a la luz “nuevas deficiencias más graves”, según el equipo de arquitectos encargado de la obra.

Por ello, continúan los estudios sobre la estructura de la cúpula para determinar, a partir de la próxima semana, si es posible acometer su rehabilitación o hay que construir otra completamente nueva.

Así, los trabajos de demolición han evidenciado “deficiencias más graves” de lo previsto hasta la fecha y se ha encargado un nuevo informe para detallar el estado actual de la estructura de la cúpula y los materiales con los que fue edificada.

Según el proyecto del equipo de arquitectos Luis Cortés y Pepe Pardo, que acometen las obras, “la grieta ha podido deberse al deterioro y oxidación de la estructura metálica que la soporta, porque está dañada y algunos perfiles se han visto agravados en los últimos meses por las intensas lluvias”.

Así, uno de los desperfectos detectados en la estructura es que el entramado metálico de meridianos y paralelos que sujetan la cubierta tienen unas pletinas demasiado pequeñas para el peso que tienen que soportar y la oxidación ha provocado también que esta estructura aumente de volumen y la presión ejercida hacia el exterior ha ido agravando la grieta.

Pero a esto se añade un problema o fallo que han descubierto en el diseño inicial de la cúpula cuando fue construida, que ha hecho que a lo largo de los años, desde finales del siglo XIX, haya tenido que sufrir diversas reparaciones. Igualmente, los trabajos hasta ahora realizados están demostrando que “la cúpula no es de planta circular perfecta y se trata más bien de una circunferencia achatada”, afirma Cortés.

No obstante, el equipo de arquitectos asegura que la primera opción que contempla es “salvar la estructura y la cúpula” porque con la tecnología actual “podríamos garantizar su buen estado de conservación” aunque no descartan la otra opción.

Desde que se detectó un agravamiento del estado de la grieta y comenzaron los trabajos, la parroquia Nuestra Señora de Sales, en Sueca, en donde se venera a la patrona, permanece cerrada al culto.

Los miembros del equipo dirigido por Luis Cortés y Pepe Pardo, que han acometido varios proyectos de rehabilitación de cúpulas en templos valencianos, ya realizaron un informe de la cúpula de Nuestra Señora de Sales de Sueca en 2008, cuando la grieta alcanzaba 2,5 metros de longitud. “Entonces no registraba ningún riesgo”, pero ahora, “pasados los años, y tras los últimos temporales de lluvia y viento, el problema se ha agravado y hay que ver las causas y tomar medidas”.

En la parroquia Nuestra Señora de Sales de Sueca se venera la imagen de la patrona de la localidad del siglo XIV y su iglesia es del siglo XVIII. Asimismo, la vista actual de la cúpula con las tejas en escama se debe a la remodelación de la obra en 1919 de Joaquín Arnau.

La última intervención realizada en el templo, que se desarrolló durante varios años, se inició en 1995 para la renovación del tejado y la cúpula y los trabajos también abarcaron el presbiterio y la decoración interior del templo con su limpieza y reposición de elementos de oro.

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2021 - 10:04 h

Descubre nuestras apps

stats