Drones que salvan vidas en las playas, una pionera tecnología 'made in Spain'

Uno de los drones de salvamento en la playa del Puerto de Sagunto.

Miguel Giménez

València —

9

Más del 90% de las muertes por ahogamiento en las playas se producen por falta de vigilancia. Ahora, los servicios de salvamento y socorrismo cuentan con un inesperado e inimaginable aliado hace apenas unos años: los drones. La empresa valenciana afincada en Sagunt General Drones ha desarrollado un dron capaz de colaborar con éxito en rescates en la playa, tal y como avala su experiencia, que ha sido ya recogida por medios internacionales como el Washington Post o la CNN.

Ensayan en Valencia el primer vuelo masivo y simultáneo de drones en Europa

Ensayan en Valencia el primer vuelo masivo y simultáneo de drones en Europa

Desde que en 2017 pusieron a trabajar su primer aparato en la costa, concretamente en el Puerto de Sagunto, han sido numerosas las intervenciones y rescates realizados. El primero de ellos fue en 2018 y esta temporada, los drones ya han actuado de forma directa en ocho “rescates críticos”, además de participar en múltiples intervenciones. Esta misma semana, un aparato ha participado en el rescate de una joven en Santa Pola y hace apenas unas semanas, otro dron tuvo una intervención activa en el salvamento de un niño de catorce años en una de las playas saguntinas.

Actualmente, 22 drones de salvamento y socorrismo operan en otras tantas playas valencianas en virtud de un contrato con la Conselleria de Justicia y Administraciones Públicas, que el pasado año implementó este servicio de forma piloto en 10 localidades y, vistos los resultados obtenidos, este verano ha decidido duplicar los puntos de costa en los que están operativas estas pequeñas aeronaves no tripuladas. “Es de agradecer que personas como la consellera Gabriela Bravo, a quien no conocíamos de nada cuando se interesó por nosotros, se la jugara y apostara por la puesta en marcha de una iniciativa tan novedosa”, apunta Adrián Plazas, CEO y fundador de la empresa, quien recuerda que las veinte playas en las que trabajan en virtud del acuerdo con la Generalitat se suman a las dos de Sagunt que fueron pioneras en la implantación de los drones de vigilancia y salvamento.

Estos aparatos tienen unas características muy concretas, ya que son capaces de adaptarse a las condiciones específicas del terreno en el que trabajan -humedad, salinidad, viento...-. Están diseñados específicamente para realizar tareas de vigilancia y salvamento en la costa: cuentan con un piloto especializado y los aparatos tienen un peso de diez kilos y están equipados con dos salvavidas, cámara y pueden llevar también un altavoz. El precio de venta es de 40.000 euros por unidad. “Su principal virtud es la detección de situaciones de peligro y la rapidez en la respuesta, que permite ofrecer al bañista un medio para aguantar hasta la llegada de los socorristas”, comenta Plazas, que explica que el dron es el primero en llegar hasta la persona que está en dificultades y le lanza el salvavidas: “Nunca antes habíamos tenido un aparato volando en la playa en tareas de socorrismo, estamos ante una herramienta disruptiva que nace en España y que marca un hito en el salvamento marítimo”.

Las aeronaves, dirigidas por pilotos experimentados -“Tenemos una academia y nosotros mismos formamos a nuestros pilotos con cursos de dos semanas y 10 horas diarias de pilotaje”-, realizan una media de tres vuelos diarios en cada playa. “Mínimo uno a primera hora, antes de que los socorristas hayan llegado a las torres, otro a última hora, cuando los profesionales ya han abandonado sus puestos de vigilancia, además de todas las veces que se requiera porque se haya detectado alguna situación que puede ser peligrosa”, tal y como comenta Plazas.

Experiencia en salvamento

Adrián Plazas, ingeniero industrial, fundó General Drones junto a su compañero Enrique Fernández, en 2015. Ambos habían tenido experiencia como socorristas en el pasado y, tal y como reconoce Plazas, les marcó un ahogamiento que vivieron en persona y que no pudieron evitar pese a acudir al rescate en la moto de agua: “Nunca se nos había muerto nadie en la playa”. Es en 2015 cuando deciden emprender esta aventura, diseñar un aparato desde cero de forma específica que fuera capaz de responder rápidamente y de forma adecuada a las condiciones climatológicas en las que debe actuar, ya que “cada escenario tiene unas características muy concretas en las que el aparato debe volar”: “Nos pusimos a hacer bocetos y a finales de ese año ya teníamos listo para el vuelo el primer prototipo”.

En fase de expansión

El éxito en su trabajo les ha llevado a verse abrumados con multitud de solicitudes de todo el mundo: “Hemos recibido un auténtico bombardeo”, con solicitudes procedentes de India, Indonesia, Reino Unido, México, Francia, Estados Unidos... Plazas, quien reconoce que también han recibido el apoyo explícito del Gobierno de España, explica que el próximo mes de septiembre viajarán al extranjero para intentar expandir su actividad a alguno de estos países que se han interesado por sus drones 'salvavidas': “Es algo que tenemos claro que va a suceder a corto plazo, e incluso hay inversores internacionales que quieren colaborar en la expansión del proyecto”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats