Anil Murthy con las manos vacías: El València CF no ha presentado un proyecto de nuevo estadio y sigue con la licencia paralizada

El magnate Peter Lim, propietario del València CF a través de Meriton Holding, en una de sus contadas visitas a Mestalla.

Si el interés de la propiedad del València CF por acabar el nuevo Mestalla se midiera entre cero y diez por la documentación y proyectos presentados el resultado sería cero. Un total desinterés. Con la caducidad de la Actuación Territorial Estratética (ATE), el traje a medida que la Generalitat del PP le hizo al club para su particular pelotazo urbanístico, en mayo de 2021, a la propiedad de la entidad deportiva le han venido las prisas. Meriton Holding, encabezado por el presidente valencianista Anil Murthy, ha empezado a solicitar venias de la administración, en concreto prorrogas administrativas a la Generalitat y el Ayuntamiento de València. En las dos reuniones celebradas estos pasados martes y miércoles, el club ha pedido mucho y ha ofrecido nada, según las fuentes consultadas por elDiario.es.

Los hechos demuestran que por parte de la propiedad del club, de forment ni un gra. Así, este miércoles Murthy ha acudido al encuentro con el alcalde de València, Joan Ribó, y la vicealcaldesa, Sandra Gómez, sin un proyecto definido de cómo será su nuevo estadio. Ni un plano ni tampoco un boceto. En estos momentos, lo único que ha hecho el València CF de Peter Lim ha sido renovar la licencia de obra, aunque sin actualizarla a lo que debería ser el nuevo Mestalla. Porque, tanto Juan Soler como Manuel Llorente, presentaron su maqueta de nuevo campo, pero Meriton no ha mostrado ni un papel sobre cómo será el estadio desde su toma de control del club en octubre de 2014.

Lo mismo ha pasado con el planeamiento del antiguo Mestalla, que como reveleba la propia Sandra Gómez, el València CF lleva 15 meses sin contestar a requerimientos de la administración y sin tampoco aportar documentación. Además, el València CF adolece de un equipo técnico para reiniciar las obras que sea interlocutor con la administración, como sí que tienen el Levante UD o Licampa, la empresa de Juan Roig que ya construye el Casal España Arena de València.

De momento, en Presidencia de la Generalitat ya valoran seriamente la prórroga de la ATE pese al poco compromiso mostrado por el club. En el ayuntamiento están siendo más firmes, aunque no quieren cerrar las puertas si se compromete a empezar las obras en breve y a la construcción del polideportivo de Benicalap.

Con una crisis económica que no invita a revalorizar el suelo del viejo Mestalla, que debe pagar las obras del nuevo; un club con una deuda de alrededor de 500 millones de euros y un equipo que se ha quedado sin los ingresos por jugar en Europa, las expectativas sobre la finalización de la macroobra de la avenida de Les Corts Valencianes son más bien nulas.

Con dos renuniones en las que no ha ofrecido nada, el València CF ha conseguido poner la pelota en el tejado de la Generalitat. Y parece que le ha surtido efecto.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats