La Fiscalía pide hasta nueve años de prisión para 14 antifascistas que repelieron a un grupo neonazi en Pego

Concentración antifascista en Pego, tras el desembarco del grupo neonazi.

Lucas Marco


27

Hasta 14 jóvenes antifascistas han sido procesados por los incidentes en Pego (Alicante) tras el desembarco de un grupo neonazi en la localidad el 18 de octubre del 2020. El desembarco en la localidad de la comarca de La Marina Alta de una treintena de ultras vinculados al CF Gandia durante un partido de fútbol en el estadio municipal, que desfilaron por Pego entonando cánticos nazis y profiriendo supuestas amenazas, propició que centenares de jóvenes antifascistas acudieran a repelerlos en una concentración espontánea. Los ultras tuvieron que ser evacuados por agentes antidisturbios de la Guardia Civil. 

La Fiscalía solicita ocho años y 11 meses de prisión para 12 de los 14 jóvenes antifascistas por los presuntos delitos de desórdenes públicos, atentado y lesiones. Para los otros dos jóvenes acusados, el Ministerio Público pide cuatro años y nueve meses de prisión por los presuntos delitos de desórdenes y amenazas.

Una petición de pena superior a la que solicitan las acusaciones particulares, ejercidas por cuatro de los guardias civiles que actuaron durante el operativo y sufrieron heridas leves.

El grupúsculo neonazi se paseó en actitud desafiante por Pego y colocó pegatinas fascistas por sus calles

El grupúsculo neonazi se paseó en actitud desafiante por Pego, un municipio de 10.128 habitantes, y colocó pegatinas fascistas por sus calles. Tras el partido, celebrado en el campo de fútbol municipal Cervantes, la Guardia Civil tuvo que proteger y evacuar a los neonazis, ante la rápida reacción de los vecinos.

Según el atestado del grupo de Información del instituto armado en Alicante, “debido a la presencia de colectivos simpatizantes de ultraderecha (seguidores del CF Gandia) y extrema izquierda (se autodenominaban Antifascistas de Pego”), se personó una patrulla a las 18.48 que detectó unos 22 hooligans atrapados en el estadio. Fuera, un centenar de jóvenes “proclamaban gritos y amenazas”, según el auto de incoación de procedimiento abreviado dictado por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Dénia al que ha tenido acceso elDiario.es.

Gritos alrededor del estadio

Los agentes de la Guardia Civil optaron por retrasar la salida del grupo ultra del estadio y sobre las 21.00 acudieron efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana mientras los concentrados gritaban en los alrededores del estadio. En los enfrentamientos durante el operativo para evacuar a los neonazis, un cabo primero y cinco agentes de la Guardia Civil sufrieron heridas leves. Además, también hubo daños en cinco cascos de protección antidisturbios, “los cuales evitaron que se produjeran lesiones más gravosas”. 

Durante los enfrentamientos hubo lanzamientos de piedras, botellas y cruce de contenedores a modo de barricadas. Sin embargo, los agentes consiguieron evacuar a los neonazis, sin practicar detención alguna. Sólo días más tardes arrestaron a los acusados antifascistas identificados durante los disturbios. Fuentes jurídicas de las defensas de los acusados han mostrado su sorpresa por las peticiones de pena solicitadas por el Ministerio Fiscal, más severas que las que han pedido las acusaciones particulares.

La presencia de los neonazis en Pego desencadenó una ola de solidaridad con los jóvenes detenidos e incluso el vicealcalde de la localidad condenó la actuación de los ultras. Ante las peticiones de pena para los 14 jóvenes antifascistas, diversos colectivos han convocado una concentración de apoyo este próximo viernes en la plaza del Ayuntamiento de Pego.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats