La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

La Justicia avala el certificado COVID en la Comunitat Valenciana: será obligatorio en hostelería, ocio y residencias desde el 3 de diciembre

El pasaporte COVID en un dispositivo móvil.

El certificado COVID será obligatorio para acceder a locales con aforos de más de 50 personas relacionados con la hostelería, el ocio nocturno y los salones de juegos, además de para realizar visitas en hospitales y residencias. También se solicitará en casales falleros cuando se realicen actividades similares a las hoteleras que impiden el uso de la mascarilla y, como ya se venía haciendo, en festivales de música y conciertos.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha informado de la validez jurídica de todas las medidas previstas por el Gobierno valenciano en relación a la implantación de este documento. Previamente, la Fiscalía anunció que no se oponía a las mismas. Los magistrados concluyen que la medida es "idónea, necesaria y proporcionada porque persigue reducir la transmisión del virus y evitar restricciones de derechos de mayor entidad".

Tal y como explicó el pasado jueves 25 de noviembre el presidente del Consell, Ximo Puig, el objetivo de mejorar las garantías a la hora de acceder a establecimientos cerrados y de estimular a vacunarse a las 400.000 personas que aún no lo han hecho en la Comunitat Valenciana, esto es casi un 10% de la población susceptible de ser vacunada: "La libertad tiene límites, no existe el derecho de contagiar a los demás", dijo Puig.

De esta forma, la previsión es que se publique el decreto en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV) previsiblemente el 2 de diciembre, por lo que la medida entrará en vigor al día siguiente (3 de diciembre) durante un plazo de 30 días.

Pese a que la incidencia acumulada en la autonomía valenciana ha pasado en el último mes de 49,14 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días a los 176 del pasado viernes 26 de noviembre (último dato disponible), los ingresos hospitalarios en las unidades de cuidados intensivos ha subido de una forma mucho más contenida. Mientras que hace un mes los hospitales valencianos tenían 186 personas ingresadas, 49 de ellas en la UCI, hasta el pasado viernes (último dato disponible) había 389 personas ingresadas, 68 de ellas en la UCI.

En el último mes, 31 valencianos han ingresado en las unidades de cuidados intensivos a causa de la COVID, de los que tan solo diez disponían de la pauta completa, mientras que los 21 restantes eran pacientes no vacunados.

Así, apenas una decena de personas entre cuatro millones de vacunados han acabado en las UCI valencianas frente a los 21 casos entre los 467.151 no inmunizados (el 0,24 por 100.000 casos frente al 4,5 por 100.000). De este modo, el riesgo de ingresar en cuidados intensivos por coronavirus es unas 19 veces superior entre las personas no vacunadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats